Prevenir el desplazamiento de terroristas

Las bases de datos son el eje central de nuestras operaciones de lucha contra el terrorismo, especialmente aquellas que pueden impedir los desplazamientos.

Nuestras bases de datos contienen información de unos 48 700 combatientes terroristas extranjeros. Esto hace de INTERPOL el repositorio más grande a nivel mundial de este tipo de información, que puede ser esencial para la identificación de retornados. Los datos se recopilan en una serie de focos conflictivos como fronteras, campos de batalla y prisiones.

El poder para detener el avance de los delincuentes

Los documentos de viaje robados son un elemento clave para la movilidad de los terroristas, particularmente para los combatientes terroristas extranjeros que vuelven de las zonas de conflicto.

Por ello, es absolutamente necesario que los funcionarios de fronteras comprueben la identidad de los viajeros y la información de los pasaportes en la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje perdidos y robados.

Otras bases de datos cruciales para lograr una sólida gestión de fronteras son la base de datos nominal de INTERPOL –con información personal y antecedentes de individuos sujetos a una solicitud de cooperación internacional− y la base de datos de documentos de viaje relacionados con notificaciones.

“Una vez que la información sobre terroristas se envía a nivel mundial, cada control de tráfico o pasaporte, o cada registro aleatorio, tiene el potencial de hacer avanzar una investigación sobre terrorismo o frustrar un atentado”. Jürgen Stock, Secretario General de INTERPOL

Nuestros expertos analizan los datos y comparten sus reflexiones con los miembros como, por ejemplo, sobre nuevas tendencias relacionadas con combatientes terroristas extranjeros.

Foreign terrorist fighters Identifying connections in FTF movements