Terrorismo

El terrorismo incluye una serie de complejas amenazas. Nuestra labor se centra en la identificación de terroristas y la prevención de sus actividades.

El terrorismo incluye una serie de complejas amenazas como el terrorismo organizado en zonas de conflicto, combatientes terroristas extranjeros, ‘lobos solitarios’ radicalizados, y atentados con materiales químicos, biológicos, radiológicos, nucleares y explosivos.

Redes terroristas

Los grupos terroristas incitan a ciertas personas, a menudo jóvenes, a dejar sus comunidades y viajar a zonas de conflicto, principalmente en Irak y Siria, y cada vez más en Libia. Ha habido un cambio en la forma de seleccionar y radicalizar a nuevos individuos, con un mayor énfasis en los medios sociales y otros canales digitales.

Los datos biométricos son cada vez más importantes para identificar combatientes terroristas extranjeros y evitar que crucen fronteras. También fomentamos el intercambio de información procedente del campo de batalla entre las fuerzas militares y policiales.

A través de INTERPOL, los servicios de policía de todo el mundo pueden intercambiar información policial y avisos sobre redes terroristas transnacionales, y así comprender mejor sus métodos, móviles, financiación y, finalmente, identificar y detener a los sospechosos.

QBRNE

Los atentados terroristas con materiales QBRNE (químicos, biológicos, radiológicos, nucleares y explosivos) podrían tener consecuencias catastróficas en las comunidades e infraestructuras.

Ayudamos a los países miembros a prevenir, prepararse y responder a este tipo de atentados. Esto supone poner en marcha mecanismos de prevención y respuesta coordinados entre los organismos implicados, incluyendo policía, aduanas, control fronterizo, profesionales de la salud pública, ejército, servicios de inteligencia y gestión del medio ambiente.

Esto se lleva a cabo mediante el intercambio de información y el análisis de información criminal, el desarrollo de capacidades y la formación, y el apoyo operativo.

Actividades