Cuidado con las estafas por suplantación de identidad de INTERPOL

¿Ha recibido en su bandeja de entrada un correo cuyo remitente es INTERPOL? ¡Ojo! Es una estafa. Siempre.

Que no le engañen: INTERPOL jamás se pone en contacto directamente con un ciudadano, ni le pide dinero, ni sus datos bancarios o que haga una transferencia.

Sabemos que hay estafadores que utilizan nuestra identidad con fines fraudulentos para dar sensación de seriedad y legitimidad, con el fin de embaucar al destinatario para que les envíe dinero.

No se deje confundir por sellos o nombres con apariencia oficial en cartas o correos electrónicos: se trata de correspondencia falsa.

Ejemplos de tretas utilizadas por los estafadores

“Su nombre aparece en nuestra base de datos de sistemas pirateados. Póngase en contacto con nosotros para que podamos verificar si ha sido víctima de un ataque”.

El mensaje no contiene una petición explícita de dinero, sino que deja entrever una preocupación por el bienestar del destinatario. Es, probablemente, el primer paso: después, cuando el usuario responda, le pedirán dinero.

INTERPOL no se pone en contacto con las personas registradas en sus bases de datos. Además, no tenemos una base de datos con nombres de personas cuyos sistemas han sido pirateados.

“En cuanto nos transfiera los fondos, INTERPOL emitirá una carta de autorización para desbloquear su cuenta”.

INTERPOL no emite ningún tipo de carta de autorización para desbloquear fondos.

Ejemplo de carta con membrete de INTERPOL enviada para cometer una estafa.
Ejemplo de carta con membrete de INTERPOL enviada para cometer una estafa.
No se dejen engañar por sellos de apariencia oficial ni por los nombres que puedan aparecer en cartas o correos electrónicos: se trata de falsificaciones.
No se dejen engañar por sellos de apariencia oficial ni por los nombres que puedan aparecer en cartas o correos electrónicos: se trata de falsificaciones.
INTERPOL no envía agentes especiales a los países para hacer operaciones encubiertas: los policías solo se desplazan cuando un país miembro lo pide. Si ven ustedes a una persona que muestre una tarjeta de identidad falsa, como alguna de estas, denúncienla a la policía.
INTERPOL no envía agentes especiales a los países para hacer operaciones encubiertas: los policías solo se desplazan cuando un país miembro lo pide. Si ven ustedes a una persona que muestre una tarjeta de identidad falsa, como alguna de estas, denúncienla a la policía.
INTERPOL no les pedirá en ningún momento sus datos personales, ni dinero. Si en un correo les facilitan los datos de una cuenta bancaria y les piden que haga una transferencia a ella, no respondan y remítannos el mensaje a nosotros.
INTERPOL no les pedirá en ningún momento sus datos personales, ni dinero. Si en un correo les facilitan los datos de una cuenta bancaria y les piden que haga una transferencia a ella, no respondan y remítannos el mensaje a nosotros.
En ningún caso INTERPOL les propondrá recuperar un dinero perdido en una estafa anterior: por lo general estos mensajes son enviados por las mismas personas que les estafaron en primer lugar. No les respondan.
En ningún caso INTERPOL les propondrá recuperar un dinero perdido en una estafa anterior: por lo general estos mensajes son enviados por las mismas personas que les estafaron en primer lugar. No les respondan.
INTERPOL no efectúa transacciones de dinero. No respondan a estos mensajes, y no hagan clic en enlaces que aparezcan en correos electrónicos sospechosos.
INTERPOL no efectúa transacciones de dinero. No respondan a estos mensajes, y no hagan clic en enlaces que aparezcan en correos electrónicos sospechosos.
/

“INTERPOL ha verificado la autenticidad de esta operación y debe usted efectuar el pago de la tasa. En caso de que incurra en demora, procederemos a su detención”.

INTERPOL no interviene en operaciones financieras ni en la detención de personas (de las detenciones se encarga la policía nacional de los países miembros).

“Ha sido usted víctima de una estafa. Somos INTERPOL y podemos ayudarle a recuperar su dinero”.

Probablemente se trate de las mismas personas que le han estafado la primera vez ― ¿quién si no podría tener sus datos?― y van a tratar de engañarle una segunda.

“Su fotografía aparece en la página web de personas buscadas de INTERPOL. Confírmenos sus datos de contacto”.

La única lista auténtica de notificaciones rojas de INTERPOL es la que está publicada en este sitio web, en la página de personas buscadas.

Los demás sitios son falsos; han sido creados con la única finalidad de amedrentarle para obligarle a pagar si quiere que retiren la información sobre usted.  No se deje engañar.

Infórmenos

Si recibe un correo electrónico o un escrito sospechoso cuyo remitente aparente sea INTERPOL y que contenga datos bancarios o el nombre de una empresa de envío de dinero a los que hacer una transferencia, comuníquenoslo. Hágalo rellenando el formulario bajo estas líneas, a fin de que podamos remitir el asunto a la policía nacional y que esta abra una investigación.

¡Infórmenos!

Si recibe un correo electrónico o un escrito sospechoso cuyo remitente aparente sea INTERPOL, comuníquenoslo.