Huellas dactilares

Al poder confirmar o refutar la identidad de una persona, las huellas dactiloscópicas pueden desempeñar un papel crucial en las investigaciones criminales.

Un identificador único

Las huellas dactilares son únicas para cada persona y no cambian nunca, incluso con la edad, a menos que la capa profunda o ‘basal’ se destruya o se modifique intencionadamente por medio de cirugía plástica. Esta característica permite su uso como prueba de un delito.

Existen tres patrones de huellas dactilares, denominados arcos, curvas y espirales. La forma, el tamaño, el número y la disposición de pequeños detalles en estos patrones hace que cada huella sea única. No hay dos personas con las mismas huellas dactilares; ni siquiera de gemelos idénticos.

Cotejo

Cuando se encuentra una huella en el lugar donde se ha cometido un delito, se le denomina ‘marca dactilar’ o ‘huella latente’. Los controles cruzados pueden vincular una serie de delitos, o situar a un sospechoso en el lugar de los hechos.

Las huellas dactilares pueden recogerse con un dispositivo de escaneado electrónico o de forma manual utilizando tinta y papel. Se utiliza después un escáner para guardar los datos electrónicamente en el formato apropiado.

Aunque la mayoría de los países cuentan con su propia base de datos nacional de huellas dactilares, INTERPOL tiene una base de datos internacional denominada Sistema Automático de Identificación Dactilar (SAID).

Los usuarios autorizados en los países miembros pueden ver, enviar o comprobar registros en caso de sospechar que pueda haber un componente internacional en un delito. La base de datos contiene unos 185 000 registros.

Comprobaciones

A través de la pasarela SAID, los usuarios pueden recibir los resultados de las comprobaciones rápidamente

  • Para individuos desconocidos para la base de datos solamente lleva unos minutos (búsqueda automática)
  • Para individuos conocidos para la base de datos lleva alrededor de una hora (búsqueda semiautomática)
  • Para huellas latentes no identificadas del lugar de un delito, lleva aproximadamente una hora (proceso manual)

El proceso automático implica que la base de datos puede realizar más de 1000 comparaciones al día. El sistema también es capaz de buscar y archivar huellas palmares.

Los registros se guardan y se intercambian utilizando el formato establecido por el National Institute of Standards and Technology (NIST)

En 2018, nuestra base de datos de huellas dactilares posibilitó realizar 1270 identificaciones en todo el mundo.

El intercambio de información forense en investigaciones internacionales es un elemento central y fundamental de las capacidades policiales de INTERPOL.

Identificación de víctimas de catástrofes

Junto al ADN, las huellas dactilares pueden tener un papel igualmente importante en la identificación de víctimas tras catástrofes de origen natural o humano, como un seísmo o un atentado con bomba. Esto no es solamente importante para la policía a cargo de investigar el incidente, sino también para las familias afectadas.

Reuniendo a expertos

El Simposio Internacional sobre Huellas Dactilares está organizado por INTERPOL y se celebra cada dos años. Es una oportunidad para que expertos de todo el mundo intercambien buenas prácticas y las últimas innovaciones. Desde 2017 el simposio incluye a especialistas en reconocimiento facial.

Un grupo de trabajo de INTERPOL de expertos en SAID se reúne dos veces al año para compartir información sobre nuevas tecnologías, procedimientos de identificación y necesidades de formación. También garantiza que los sistemas de INTERPOL sean conformes con las normas pertinentes.

Formación

Ofrecemos formación a los servicios policiales de nuestros países miembros, a fin de garantizar que los funcionarios policiales de primera línea tengan las habilidades y conocimientos necesarios para evaluar, conservar y compartir pruebas de acuerdo con las buenas prácticas.