Combatientes terroristas extranjeros detectados durante una operación fronteriza marítima de la INTERPOL

19 de septiembre de 2019

Lyon (Francia) – Una operación de fronteras marítimas coordinada por la INTERPOL ha detectado más de una docena de presuntos combatientes terroristas extranjeros que viajaban por el Mediterráneo.

La operación contó con el apoyo de un equipo de INTERPOL en el terreno.
La operación contó con el apoyo de un equipo de INTERPOL en el terreno.

Operación Neptuno II (24 de Julio – 8 de Septiembre) se centró en las amenazas que planteaban las sospechas de que los combatientes terroristas extranjeros podrían utilizar rutas marítimas entre el Norte de África y el Sur de Europa durante la ajetreada temporada turística del verano.

La operación Neptune II se realizó en verano, en plena temporada turística.
La operación Neptune II se realizó en verano, en plena temporada turística.

Con el apoyo de un equipo de la INTERPOL en el terreno, la operación dirigida por los servicios de inteligencia también se centró en las redes criminales involucradas en la trata de seres humanos, tráfico de personas, tráfico de armas y tráfico de drogas.

Funcionarios de 7 puertos marítimos de 6 países participantes – Argelia, España, Francia, Italia, Marruecos y Túnez – realizaron más de 1,2 millones de búsquedas en las bases de datos de la INTERPOL, entre ellas las bases de datos de documentos de viaje robados y perdidos, datos nominales y vehículos robados a través de su red mundial de comunicación policial protegida I-24/7.

Esta operación dio lugar a 31 pistas de investigación activas, de los cuales más de 12 están relacionadas con la circulación de sospechosos de terrorismo.

Los agentes destacados en los puertos efectuaron más de 1,2 millones de búsquedas en las bases de datos mundiales de INTERPOL.
Los agentes destacados en los puertos efectuaron más de 1,2 millones de búsquedas en las bases de datos mundiales de INTERPOL.
La operación dio lugar a 31 pistas de investigación activas, de las cuales más de 12 estaban relacionadas con la circulación de sospechosos de terrorismo.
La operación dio lugar a 31 pistas de investigación activas, de las cuales más de 12 estaban relacionadas con la circulación de sospechosos de terrorismo.
La operación se basó en la cooperación internacional, nacional y regional entre agencias.
La operación se basó en la cooperación internacional, nacional y regional entre agencias.
La operación, basada en inteligencia, también tuvo por objetivo las redes criminales involucradas en la trata de personas y en el tráfico de migrantes, armas y drogas.
La operación, basada en inteligencia, también tuvo por objetivo las redes criminales involucradas en la trata de personas y en el tráfico de migrantes, armas y drogas.
El objetivo de la operación Neptune II era hacer frente al peligro que suponen los presuntos combatientes terroristas extranjeros que pretenden utilizar rutas marítimas para desplazarse entre el norte de África y el sur de Europa.
El objetivo de la operación Neptune II era hacer frente al peligro que suponen los presuntos combatientes terroristas extranjeros que pretenden utilizar rutas marítimas para desplazarse entre el norte de África y el sur de Europa.
Operation Neptune II was carried out at seven seaports in six countries: Algeria, France, Italy, Morocco, Spain and Tunisia.
Operation Neptune II was carried out at seven seaports in six countries: Algeria, France, Italy, Morocco, Spain and Tunisia.
/

“Cuando se comparte información entre regiones a través de las redes de la INTERPOL a nivel mundial, cada comprobación, control fronterizo o búsqueda aleatorio es una ayuda potencial en una investigación terrorista”, dijo el Secretario General de la INTEPROL Jürgen Stock.

“Esto evidencia claramente el papel fundamental del « sistema de alerta » mundial de la INTERPOL, al detener la circulación de personas vinculadas a actividades criminales y terroristas”, añadió el Jefe de la INTERPOL.

Tal y como se reconoce en la Resolución 2178 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el intercambio de información a través de los sistemas mundiales de la INTERPOL es vital para mejorar la identificación y prevención de los viajes de presuntos combatientes terroristas extranjeros.

En este aspecto, las bases de datos de INTERPOL contienen actualmente detalles de más de 50.000 combatientes terroristas extranjeros y alrededor de 400.000 datos relacionados con el terrorismo.

La operación permitió destacar la colaboración internacional, nacional y regional entre agencias para mejorar la seguridad y además se contó con la participación de expertos de la Agencia Europea de Guarda Fronteras (FRONTEX) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA).