Diálogo sobre una estructura policial multilateral eficaz contra las amenazas mundiales

El Diálogo promueve la colaboración de los organismos internacionales y regionales encargados de la aplicación de la ley a fin de garantizar un enfoque coordinado a la hora de tratar las amenazas mundiales de seguridad.

¿Qué es el Diálogo?

El Diálogo es un proceso singular que reúne, en el marco universal de INTERPOL, a todas las organizaciones policiales regionales del mundo y a las principales partes interesadas intergubernamentales en materia de seguridad, al efecto de mantener un debate periódico de alto nivel sobre cómo coordinar nuestros esfuerzos para luchar contra las amenazas globales.

Este ejercicio de alto nivel comenzó en 2016 partiendo de la firme creencia por parte de INTERPOL de la importancia de adoptar un enfoque mundial completo y coordinado a la hora de afrontar amenazas de seguridad transcontinentales.

Trata de mejorar la cooperación mutua, el intercambio de información y las buenas prácticas, así como de minimizar la duplicación entre partes interesadas internacionales y regionales en materia de aplicación de la ley.

¿Quiénes participan?

En el Diálogo participan delegados de alto nivel de las siguientes organizaciones: AFRIPOL, AMERIPOL, ASEANAPOL, el Consejo de Ministros del Interior Árabes, la Organización de Cooperación Económica, EUROPOL, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), la Policía del Consejo de Cooperación del Golfo e INTERPOL. Dos organizaciones participan en calidad de observadoras: la Organización de Cooperación de Shangái y la UNODC.

¿Por qué es necesario el Diálogo?

Nuestra victoria colectiva en la lucha contra la amenaza mundial planteada por la delincuencia depende de que seamos capaces de alinear nuestras estrategias y de coordinar nuestra actividad operativa con todas las organizaciones regionales policiales y responsables de la gestión de fronteras, lo que constituye una garantía de complementariedad y evita la duplicación de esfuerzos o la pérdida de oportunidades.

Es fundamental eliminar las trabas al intercambio de información entre las organizaciones, así como garantizar que la policía y los funcionarios de aduanas de primera línea tienen acceso a esa información, al efecto de interceptar con éxito los movimientos de terroristas y delincuentes.

Diálogo de junio de 2019

Lucha contra los movimientos ilícitos transcontinentales de personas y mercancías. Los casos de los combatientes terroristas extranjeros y del tráfico de drogas.

La edición del Diálogo de 2019 (12 y 13 de junio) trata sobre la lucha contra los movimientos transfronterizos de combatientes terroristas extranjeros y los movimientos de ciertas mercancías, como las drogas.

Los delincuentes y terroristas no se plantean consideraciones de índole geopolítica a la hora de traspasar fronteras y transitar por regiones, ni de cooperar y colaborar entre sí de un extremo a otro.

Entre los principales retos a los que se enfrentan las fuerzas del orden al tratar problemas como la delincuencia organizada transnacional y los combatientes terroristas extranjeros se encuentran el de asegurarse de que el intercambio mundial de información sobre esas tendencias es suficiente, y el del acceso a la información en los puestos de control fronterizo.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y otras plataformas multilaterales, como la Coalición Mundial contra Dáesh y el G7, reconocen que el intercambio de información a través de la red mundial de INTERPOL es vital para afrontar estas amenazas mundiales.

El Diálogo proporciona una plataforma multilateral muy necesaria, que permite a INTERPOL y a las organizaciones policiales regionales intercambiar opiniones sobre sus respectivas estrategias y capacidades en relación con la seguridad fronteriza.

Estos intercambios garantizan que los sistemas que hemos instalado para intercambiar información e interceptar delincuentes funcionan bien juntos.

Diálogo de junio de 2019: Aspectos más destacados de la declaración final

Diálogo de mayo de 2017: Aspectos más destacados de la declaración final

  • Papel destacado de los organismos encargados de la aplicación de la ley coordinado y ejecutado a través de canales neutros, libres de influencia política.
  • Necesidad fundamental de intercambiar información entre organismos encargados de la aplicación de la ley en estricto cumplimiento del marco jurídico al que estén sujetos.
  • Abogar ante los órganos de gobierno de las organizaciones representadas por el reforzamiento de las plataformas conjuntas de coordinación entre órganos policiales, organizaciones o instituciones multilaterales.
  • Enfoque del proceso de diálogo en cuatro áreas de cooperación:
    • i. Diseñar una plataforma mundial para compartir los planes de acción y adaptar las acciones operativas a los respectivos mandatos, con arreglo a los ciclos políticos y los órganos de gobierno.
    • ii. Recomendar a las autoridades nacionales la creación de un nodo único para la cooperación policial internacional (preferente) o la adopción de procedimientos operativos normalizados que posibiliten una mejor integración operativa (medida intermedia).
    • iii. Optimizar el acceso a la información operativa por parte de los policías en puestos de primera línea, basándose en la red I-24/7 de INTERPOL.
    • iv. Estudiar el desarrollo de una estructura y normas policiales mundiales centradas en los problemas prioritarios comunes de naturaleza operativa y técnica.

Diálogo de marzo de 2016: Aspectos más destacados de la declaración final

  • Papel clave de la labor policial y el intercambio de información transfronterizos tanto a nivel intrarregional como interregional a la hora de abordar las amenazas para la seguridad actuales e inminentes.
  • Necesidad de una mayor cooperación mutua, el intercambio de buenas prácticas y minimizar la duplicación entre organismos policiales internacionales y regionales.
  • Análisis de los principios comunes con miras a establecer un marco homogéneo para la mejora de la confianza mutua y una eficiente cooperación entre las organizaciones participantes.
  • Esfuerzos comunes para identificar puntos fuertes y lagunas existentes en la estructura policial multilateral actual.
  • Papel de INTERPOL como repositorio central de evaluaciones estratégicas de las amenazas para su distribución según permita su clasificación.