Fechas clave

Historias y fotografías de hitos en nuestra historia.

1923

En septiembre de 1923 se creó la Comisión Internacional de Policía Criminal (CIPC), con sede en Viena (Austria). Johannes Schober, Presidente de la policía de Viena, fue Presidente de INTERPOL desde la creación de la Organización hasta 1932.

1927

Los participantes en la 4ª reunión de la Asamblea General, celebrada en Ámsterdam en 1927, aprobaron una resolución en virtud de la cual cada país miembro debía nombrar a un punto central de contacto en el marco de su estructura policial; estos puntos serían los precursores de las actuales Oficinas Centrales Nacionales (OCN). La Asamblea General sigue siendo el órgano rector supremo de la Organización; celebra una reunión anual y toma todas las decisiones fundamentales que afectan a la política general, los recursos necesarios para la cooperación internacional, los métodos de trabajo, las finanzas y los programas de actividades.

1927

1930

En 1930 ya se habían creado departamentos especializados que se ocupaban de antecedentes penales, falsificación de moneda y falsificación de pasaportes. Antes de que se informatizasen los registros de INTERPOL en los años 80, los datos se recopilaban y se analizaban manualmente. En aquel momento se utilizaba un sistema de registro general compuesto por fichas de cartulina clasificadas por nombres (archivadas por orden tanto alfabético como fonético), documentos legales (datos personales y números de matrícula de vehículos, por ejemplo) y delitos (clasificados por tipo y por lugar), al que hay que añadir registros especializados, como fichas dactilares y fotografías.

1930

1932

Este año se aprobaron nuevos textos legales en los que se creaba la figura de Secretario General. Oskar Dressler, Director de la Policía austriaca, fue el primer Secretario General de la Organización y ocupó este cargo hasta 1946. Después vinieron Louis Ducloux (Francia), de 1946 a 1951; Marcel Sicot (Francia), de 1951 a 1963; Jean Népote (Francia), de 1963 a 1978; André Bossard (Francia), de 1978 a 1985; Raymond Kendall (Reino Unido), de 1985 a 2000; Ronald K. Noble (Estados Unidos), de 2000 a 2014; y Jürgen Stock (Alemania), de 2014 hasta la fecha.

1935

En 1935 la Organización inauguró su red radiofónica internacional, lo que le permitió disponer de un sistema de telecomunicaciones independiente para uso exclusivo de las autoridades nacionales de policía criminal. En 1966, 34 países tenían estaciones en la red radiofónica de INTERPOL, a través de las cuales se transmitían más de 90 000 mensajes al año. Hoy día se transmiten millones de mensajes al año a través de un sistema de comunicación policial protegido basado en la web al que tienen acceso 195 países.

1938

En 1938, los nazis asumieron el control de la Comisión Internacional de Policía Criminal (CIPC) tras derrocar a su Presidente, Michael Skubl. La mayoría de los países dejaron de colaborar y en la práctica la CIPC dejó de existir en tanto que organización internacional. En 1942 la Organización quedó completamente bajo control alemán y su sede se trasladó al nº 16 de la calle Kleinen Wannsee de Berlín.

1946

Bélgica lideró la reconstrucción de la Organización una vez terminada la Segunda Guerra Mundial. Se estableció un procedimiento democrático para elegir al Presidente y al Comité Ejecutivo, y la sede se trasladó a París (Francia). En esta fotografía se ve a Florent Louwage, Presidente de la ICPC, pronunciando un discurso en la 15ª reunión de la Asamblea General, celebrada en Bruselas en junio de 1946. Ese mismo año se decidió que "INTERPOL" sería la dirección telegráfica de la Organización. Diez años después, este acrónimo se convertiría también en el nombre oficial de la Organización, cuyo nombre completo pasó a ser “Organización Internacional de Policía Criminal – INTERPOL."

1947

1947

La primera notificación roja se publicó en 1947 con el fin de encontrar a un ciudadano ruso buscado por el asesinato de un policía. La notificación roja –o aviso internacional sobre una persona buscada– proporciona los datos de identificación del sospechoso y un resumen de los hechos que se le imputan. El sistema de notificaciones internacionales codificadas por colores se fue ampliando a lo largo de los años y actualmente consta de notificaciones de los siguientes tipos: amarilla (personas desaparecidas), azul (información complementaria), negra (cadáveres por identificar), verde (advertencia e información policial), naranja (peligro inminente), morada (modus operandi) y notificación especial de INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, destinada a informar sobre personas y entidades objeto de sanciones aplicadas por la ONU.

1950

El emblema y la bandera se vienen utilizando desde 1950. El emblema consta de los siguientes elementos: un globo terráqueo, que representa el alcance mundial de todas nuestras actividades; unas ramas de olivo, que simboliza la paz; dos balanzas, que simbolizan la justicia; y una espada en vertical, que simbolizar la actuación policial. La bandera, utilizada para fines protocolarios y en eventos, presenta el emblema en el centro y cuatro rayos que simbolizan las telecomunicaciones y la velocidad de la acción policial.

1959

G. Yates, Director de la División de Estupefacientes de las Naciones Unidas, se dirige a los participantes en el primer ciclo internacional de estudio del tráfico ilícito de estupefacientes, en marzo de 1959. Esta reunión puso de manifiesto la temprana cooperación entre INTERPOL y otras organizaciones internacionales, así como la necesidad de investigadores especializados en una amplia gama de ámbitos delictivos.

1962

Desde la creación de INTERPOL, el número de sus miembros ha aumentado constantemente. De los 20 miembros fundadores en 1923, la Organización pasó a tener 50 países miembros en 1955 tras su refundación después la Segunda Guerra Mundial. En este mapa se muestran los países miembros con los que contaba la Organización en septiembre de 1962. La modificación de las fronteras geográficas de varias naciones, como la motivada por el desmembramiento de la Unión Soviética y Yugoslavia, condujo al nacimiento de nuevas naciones, que pasaron a adherirse a la Organización. En 1967 había 100 países miembros, en 1989 se llegó hasta los 150, y en 2021 se alcanzó el número actual, 195.

1969

A menudo los países de una misma región afrontan peligros y problemas similares. Reconociendo la importancia del intercambio de información y conocimientos especializados a escala regional, INTERPOL organizó su primera conferencia regional para países miembros en Liberia en 1963. Esta imagen muestra la 3ª Conferencia Regional Africana, celebrada en Adís Abeba (Etiopía) en 1969.

1972

El estatus de INTERPOL como organización internacional se fortaleció al ser reconocida por las Naciones Unidas en 1970 y al firmarse un acuerdo de sede con Francia en 1972. Con sede en Francia desde 1946, la Secretaría General de INTERPOL se ubicó primero en París, después en Saint Cloud (en la fotografía) de 1966 a 1989, y a continuación se trasladó a Lyon.

1982

El tratamiento de datos personales, como nombres o huellas dactilares, constituye una actividad esencial de INTERPOL. Se lleva a cabo dentro de un marco jurídico claramente definido, a fin de proteger tanto los derechos fundamentales de las personas como la cooperación entre los organismos policiales a escala internacional. En 1982, la Asamblea General de INTERPOL aprobó el Reglamento relativo a la Cooperación Policial Internacional y al Control Interno de los Ficheros de la OIPC-INTERPOL, que dio pie a la creación de la Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL (CCF), órgano de supervisión independiente. A día de hoy, la Organización sigue revisando y precisando las normas por las que se rige.

1986

El 16 de mayo de 1986, el edificio de la Secretaría General de INTERPOL en Saint Cloud fue atacado por un grupo de extremistas denominado Acción Directa. Un policía que estaba de guardia resultó herido y el edificio sufrió importantes destrozos. Un habitante de la zona relató en la radio francesa: “Primero ametrallaron el edificio, luego explotó la bomba. En la calle, todos los cristales de las ventanas saltaron en pedazos”. En 1998, cuatro cabecillas del grupo Acción Directa fueron juzgados por este y otros atentados con bomba y por varios tiroteos en Francia, y fueron condenados a diez años de privación de libertad cada uno.

1989

En 1989 la Secretaría General de INTERPOL se trasladó a un edificio construido a medida de sus necesidades en Lyon, que fue inaugurado por el Presidente francés, François Mitterrand, el 27 de noviembre de ese mismo año. Este edificio sigue siendo la sede de la Secretaría General de la Organización, reforzada actualmente por las Oficinas Regionales de África, las Américas y Asia. También en 1989 INTERPOL alcanzó un nuevo hito al pasar a contar 150 países miembros.

1993

Las fuerzas policiales, las organizaciones internacionales y las entidades privadas utilizan cada vez más las técnicas de análisis de información policial. La identificación de patrones delictivos permite advertir de peligros y apoyar de manera más eficaz las actividades operativas. En 1993 se creó en la Secretaría General una unidad de análisis de información criminal. Programas informáticos especializados permiten a los analistas estudiar los vínculos entre sospechosos, delitos y lugares.

1999

A medida que fueron aumentando sus miembros, creció también la diversidad de INTERPOL. Por una resolución de 1967, la Asamblea General instó a los países miembros a que propusieran a miembros de su personal para trabajar en la Secretaría General; hoy, los funcionarios puestos a disposición representan en torno a un tercio de la plantilla. Al principio los idiomas de trabajo de INTERPOL eran el francés y el inglés, y el español empezó a emplearse a partir de 1955. El árabe se aprobó oficialmente como cuarta lengua oficial en 1999. En la actualidad todos los documentos oficiales se traducen a los cuatro idiomas, y en las conferencias y reuniones más importantes se ofrece un servicio de interpretación.

2000

Las huellas dactilares han sido desde siempre fundamentales en las investigaciones policiales; ya desde los albores de la cooperación policial internacional se intercambiaban fichas dactilares en papel y se hacían comparaciones manuales. En 2000 INTERPOL puso en funcionamiento un sistema automático de identificación dactilar (SAID) para reducir drásticamente el tiempo invertido en comprobar las huellas.

2001

Los atentados terroristas cometidos el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos marcaron un punto de inflexión para INTERPOL y cambiaron su modo de funcionamiento. La Organización pasó a estar operativa las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Desde entonces se ha convertido en una entidad más reactiva, relevante y operativa, capaz de prestar una ayuda más completa a las policías de sus países miembros en momentos de crisis.

2001

La Base de Datos de INTERPOL sobre Imágenes de Delitos contra Menores, que se puso en marcha en 2001, ha ido desarrollándose a lo largo de los años, hasta convertirse en la Base de Datos Internacional sobre Explotación Sexual de Niños (ICSE), un poderoso recurso para la labor de inteligencia y la investigación policial. Mediante el uso de programas de comparación de imágenes y vídeos, los investigadores especializados pueden establecer conexiones instantáneas entre víctimas, agresores y lugares. En la actualidad, nuestros países miembros informan de que identifican a una media de siete víctimas al día.

2002

A fin de atender la necesidad de que todos los países miembros dispusieran de una plataforma protegida en la que intercambiar y consultar información, en 2002 INTERPOL puso en funcionamiento un sistema mundial de comunicación policial protegida, que pasó a denominar I-24/7. Este sistema constituye la espina dorsal de todas las comunicaciones protegidas de la Organización, y proporciona a las Oficinas Centrales Nacionales acceso a la gran variedad de bases de datos y servicios de INTERPOL. Canadá (en la imagen) fue el primer país miembro en conectarse a él; lo hizo en 2003, y en 2007 todos los países habían solventado ya las dificultades técnicas y estaban conectados (algunos vía satélite).

2002

Consciente de que a menudo los delincuentes viajan con documentos de viaje falsos, en 2002 INTERPOL creó la base de datos sobre documentos de viaje robados y perdidos. Su finalidad es ayudar a los países miembros a reforzar la seguridad de sus fronteras, y a proteger a sus ciudadanos frente a los terroristas y otros delincuentes peligrosos que entran en su territorio bajo una identidad falsa.

2002

En las últimas décadas se ha ido empleando cada vez más el análisis de perfiles de ADN en las investigaciones policiales. El ADN, cuya estructura fue descubierta en 1953, fue empleado por primera vez en una investigación policial en 1987, y la primera base de datos nacional sobre perfiles de ADN fue creada en 1995. INTERPOL creó su base de datos sobre perfiles de ADN en 2002. La recogida de muestras de ADN es útil no solo para resolver delitos, sino también para identificar a víctimas de catástrofes o localizar a personas desaparecidas.

2003

Tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, INTERPOL creó un Centro de Mando y Coordinación (CCC) para proporcionar un punto de contacto a los países miembros que necesitaran información policial urgente o se enfrentaran a una situación de crisis. El CCC está operativo las 24 horas del día y los 365 días del año, y es atendido por personal políglota. Para reforzar su presencia en todos los husos horarios, en 2011 el CCC abrió una segunda sala de operaciones en la Oficina Regional de INTERPOL en Buenos Aires, y en 2015 abrió una tercera sala en Singapur.

2004

Para cumplir su misión, es esencial que INTERPOL establezca relaciones de colaboración con otras organizaciones internacionales. La colaboración con las Naciones Unidas se ha ido reforzando continuamente a través de las décadas, y especialmente a partir de la apertura en 2004 de una oficina de INTERPOL en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Entre sus socios más destacados se encuentran también Europol, la Unión Europea y la Unión Áfricana, en cuyas sedes INTERPOL abrió sendas oficinas de enlace en 2007, 2009 y 2016, respectivamente.

2005

El 6 de diciembre de 2005 se publicó la primera notificación especial de INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El objeto principal de las notificaciones es avisar a las fuerzas del orden nacionales de la existencia de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra determinadas personas o entidades, consistentes esencialmente en la congelación de fondos, la prohibición de viajar y el embargo de armas. La notificación especial fue creada para combinar el régimen de sanciones de la ONU con el consolidado sistema de notificaciones de INTERPOL y conformar una eficaz herramienta para la aplicación de la ley.

2005

La denominada I-24/7 es la red que permite a los usuarios autorizados acceder en tiempo real a la gama de bases de datos policiales de INTERPOL. En 2005 se puso en práctica la nueva tecnología MIND/FIND para ampliar la red y hacerla llegar más allá de las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL: a los agentes que trabajan en primera línea, como los funcionarios de inmigración y de aduanas. Ahora los agentes situados en lugares estratégicos pueden acceder directamente a tres bases de datos esenciales de INTERPOL: las de datos nominales, documentos de viaje robados y perdidos, y vehículos robados.

2007

El 8 de octubre de 2007, tras fracasar todos los intentos de identificación por conductos policiales, INTERPOL hizo el primer llamamiento público de su historia para que los ciudadanos ayudaran a identificar a un hombre que aparecía en Internet abusando sexualmente de unos niños. Las fotografías habían sido deformadas digitalmente a fin de desfigurar con una espiral el rostro del hombre, pero los investigadores alemanes de la Bundeskriminalamt consiguieron invertir el proceso. Pocas horas después de la publicación de la fotografía del hombre en el sitio web de INTERPOL, se supo gracias a los ciudadanos de tres continentes del mundo que se trataba de un ciudadano canadiense que trabajaba en Corea. En vista del cerco policial, el sospechoso huyó a Tailandia, donde fue detenido once días más tarde.

2007

La importancia de la formación policial se reconoció en 2007, año en que esta actividad fue declarada función esencial de la Organización. Actualmente se imparten cursos para proporcionar a los policías buenas prácticas y dotarles de más competencias para el uso de las herramientas y los servicios de INTERPOL, y también para formarles en temas muy variados relacionados con la delincuencia especializada y la investigación policial. En un portal de Internet ofrecemos módulos de aprendizaje en línea, y en la actualidad hemos apostado fuertemente por la formación digital, siguiendo una tendencia que se ha acelerado por causa de la pandemia de COVID-19.

2008

Un millar de personas perdieron la vida al paso del tifón Frank por Filipinas en junio de 2008. INTERPOL envió a Cebú un equipo de gestión de crisis, integrado por especialistas en ADN y en identificación de víctimas de catástrofes, para ayudar a las autoridades del lugar a identificar a las víctimas. Se recogieron más de 3 000 muestras de ADN de víctimas y sus familiares. De los 609 cadáveres recuperados, 483 fueron identificados mediante el análisis de perfiles de ADN y otros métodos tradicionales, como el análisis de las huellas dactilares y el estudio de los registros odontológicos.

2009

La Secretaría General tiene siete oficinas regionales, fruto de su reconocimiento del interés que representa reunir a las fuerzas policiales de una región para que intercambien experiencias entre sí y para que hagan frente a los delitos que son comunes a todas ellas. La Oficina Regional de Yaundé (Camerún) que aparece en la imagen abrió sus puertas en 2009, y vino a complementar las oficinas ya existentes en Bangkok (Tailandia, abierta en 1992), Buenos Aires (Argentina, abierta en 1993), Abiyán (Côte d’Ivoire, abierta en 1994), Harare (Zimbabue, abierta en 1997), Nairobi (Kenia, abierta en 1999) y San Salvador (El Salvador, abierta en 2003).

2010

INTERPOL envía a los países miembros equipos de apoyo para grandes acontecimientos con el objetivo de ayudarles a preparar, coordinar y poner en práctica los dispositivos de seguridad con ocasión de encuentros multitudinarios. El primer equipo IMEST se envió en 2002 a los Estados Unidos para los Juegos Olímpicos de Invierno en Salt Lake City. En 2010, uno de ellos ayudó a las autoridades sudafricanas a garantizar la seguridad de la Copa Mundial de la FIFA, colocando agentes en los aeropuertos y los pasos fronterizos, en los hoteles y en los estadios donde se celebraban los partidos, para ayudar a efectuar comprobaciones inmediatas en las bases de datos mundiales de INTERPOL. Durante el campeonato, Sudáfrica recibió más de un millón de visitantes, y no se produjeron sucesos graves.

2010

Ayudar a la policía a capturar prófugos que huyen al extranjero para no ser juzgados en el país ha sido desde el primer momento el cometido esencial de INTERPOL. La Organización puso en marcha una operación denominada Infra para localizar y detener a prófugos internacionales peligrosos buscados desde hacía tiempo por la justicia y que hubieran cometido delitos tales como asesinatos, agresiones sexuales a menores, tráfico de drogas o blanqueo de capitales. Para su realización, los funcionarios de distintos países se reúnen en una sala dedicada a operaciones especiales desde la que trabajan juntos para aprovechar los contactos y conocimientos que cada uno de ellos tiene dentro de su propio sistema de justicia penal.

2012

La reunión de la Asamblea General celebrada en Roma en 2012 se abrió con una reunión ministerial en la que participaron los ministros de Justicia, de Seguridad y del Interior de un centenar de países. El debate giró en torno al tema “Retos policiales frente a la violencia de los delitos del mundo actual”, y los delegados aprobaron una declaración que preconizaba una respuesta conjunta a los nuevos retos a los que se enfrenta la policía en todo el planeta. Tres años antes, en una reunión ministerial conjunta de INTERPOL y las Naciones Unidas celebrada en Singapur en 2009, más de 60 ministros habían aprobado una declaración sobre el refuerzo de la función de la policía en las operaciones de mantenimiento de la paz a escala mundial, que reconocían es esencial para garantizar la seguridad mundial.

2012

Mireille Ballestrazzi, Subdirectora Central de la Policía Judicial francesa, fue la primera mujer designada para el cargo de Presidente de INTERPOL, lo que refleja el papel activo que desempeñan tanto los hombres como las mujeres en la comunidad internacional de la aplicación de la ley. La persona que ocupa el cargo de Presidente de INTERPOL está al frente del Comité Ejecutivo y es elegida por la Asamblea General por un periodo de cuatro años.

2013

En la operación Lionfish, las fuerzas del orden se incautaron de casi 30 toneladas de cocaína, heroína y marihuana, valoradas en 822 millones de dólares estadounidenses. Esta operación, dirigida por INTERPOL, tenía por objetivo el tráfico marítimo de drogas y armas de fuego ilícitas en América Central y el Caribe a cargo de grupos de delincuencia organizada. Fue llevada a cabo por el Grupo de INTERPOL Especializado en Gestión Integrada de Fronteras, que centraliza las actuaciones de la Organización en defensa de la seguridad de las fronteras, consistentes en el suministro de sistemas y bases de datos y en la realización de operaciones y actividades de formación.

2015

El Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación (CMII) es un centro puntero de investigación y desarrollo dedicado a la detección de delitos y la identificación de delincuentes, así como a la formación innovadora, el apoyo operativo y el establecimiento de alianzas. Situado en Singapur, constituye un complemento de la Secretaría General, que se encuentra en Lyon (Francia), y refuerza la presencia de la Organización en Asia. Fue inaugurado oficialmente en abril de 2015.

2016

En este año empezó a estar operativo el sistema de reconocimiento facial, que vino a complementar los conocimientos especializados y las herramientas sobre huellas dactilares y perfiles de ADN que ya había en INTERPOL. Combinado con una aplicación informática automatizada de identificación biométrica, este sistema es capaz de identificar a una persona o de comprobar su identidad mediante la comparación y el análisis de las pautas, formas y proporciones de sus rasgos y contornos faciales.

2019

El programa I-CORE fue puesto en marcha para consolidar la función de INTERPOL de centro mundial de información policial. Los datos policiales constituyen la esencia de las actividades de nuestros países miembros de lucha contra la delincuencia, e INTERPOL pone a disposición de las fuerzas del orden de todo el mundo una plataforma para que puedan intercambiar información con mayor facilidad y seguridad. Mediante una serie de proyectos innovadores, I-CORE utilizará nuevas tecnologías para mejorar la ayuda prestada a los servicios policiales de primera línea, y los funcionarios de policía podrán consultar los datos de un modo más rápido e inteligente desde cualquier parte del mundo.

2020

Durante la pandemia de COVID-19 INTERPOL prestó asistencia a los organismos policiales de todo el mundo de manera ininterrumpida. La intervención de los servicios encargados de la aplicación de la ley fue esencial para ayudar a contener la enfermedad, conseguir unas comunidades más seguras y luchar contra aquellos delincuentes que sacan provecho de la crisis sanitaria. INTERPOL reaccionó elaborando unas directrices para ayudar a los servicios nacionales de policía a detectar y combatir los delitos que se intensificaron por la pandemia, como la violencia doméstica, el abuso de menores, la ciberdelincuencia y las estafas relacionadas con las vacunas.

2021

En este año tuvo lugar el lanzamiento de la base de datos I-Familia, que pasó a ser la base de datos número 19 de INTERPOL. Fue la culminación de una investigación científica innovadora, y tenía por finalidad establecer la identidad de personas desaparecidas o de restos humanos desconocidos cuando no es posible realizar comparaciones directas, utilizando en su lugar muestras de ADN de familiares. Se trata de un proceso difícil que puede complicarse aún más cuando se hace a escala mundial, y es ahí donde INTERPOL puede desempeñar un papel clave por medio de su red internacional.

2021

INTERPOL puso en marcha su primera aplicación móvil, ID-Art, que permite consultar la base de datos de INTERPOL sobre obras de arte robadas. Esta aplicación ayuda a descubrir bienes culturales robados, reducir el tráfico ilícito y aumentar la probabilidad de recuperar los objetos sustraídos. Puede ser usada por policías, aduaneros, ciudadanos, coleccionistas privados, marchantes de arte, periodistas, estudiantes y amantes del arte. En su primer año, la aplicación fue descargada 25 000 veces desde 170 países.

2021

A lo largo de este siglo, INTERPOL ha tenido 25 Presidentes procedentes de 18 países. La función de Presidente, que se ejerce a tiempo parcial y no está remunerada, consiste en presidir la Asamblea General y tres reuniones del Comité Ejecutivo al año. El actual Presidente de INTERPOL es Ahmed Naser al-Raisi, de los Emiratos Árabes Unidos, quien fue elegido en noviembre de 2021.

2022

La delincuencia financiera transnacional ha crecido de manera exponencial en los últimos años, socavando los sistemas financieros globales, obstaculizando el crecimiento económico y provocando enormes pérdidas a las empresas y las personas en todo el mundo. Dada la necesidad urgente de ofrecer una respuesta internacional coordinada, creamos el Centro de INTERPOL contra la Delincuencia Financiera y la Corrupción. Este nuevo e importante programa contra la delincuencia ampliará y mejorará nuestras iniciativas de lucha contra la delincuencia financiera, los flujos de dinero ilícito y la recuperación de activos.

2022

El 16 de diciembre la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución por la que se instauraba el Día Internacional de la Cooperación Policial, en reconocimiento del trabajo vital que efectúan las fuerzas del orden de todo el planeta. Este día internacional se celebrará todos los años el 7 de septiembre, fecha en que en 1923 vio la luz la antecesora de INTERPOL, la Comisión Internacional de Policía Criminal.