1923 – cómo dio comienzo nuestra historia

En septiembre de 1923 se creó la Comisión International de Policía Criminal, con sede en Viena.

La idea ve la luz

Aunque INTERPOL se creó oficialmente en 1923, la idea vio la luz con ocasión del primer Congreso Internacional de Policía Criminal, celebrado en Mónaco en abril de 1914. Por invitación del príncipe Alberto I de Mónaco, abogados y funcionarios policiales de 24 países se reunieron para debatir sobre formas de cooperación para resolver delitos, técnicas de identificación y procedimientos de extradición.

La reunión fue todo un éxito, pero el plan tuvo que suspenderse al estallar la Primera Guerra Mundial.

1923 – se sientan las bases

La idea de crear un organismo internacional de policía resurgió de la mano de Johannes Schober, Presidente de la Policía de Viena. Fue él quien convocó el segundo Congreso Internacional de Policía Criminal en Viena (Austria), en 1923, al que asistieron representantes de otros 19 países.

Sede de la Policía de Viena, donde se celebró el segundo Congreso Internacional de Policía Criminal.

Los países participantes fueron los siguientes:

  • Alemania
  • Austria
  • Checoslovaquia
  • Dinamarca
  • Egipto
  • Estados Unidos de América
  • Fiume
  • Francia
  • Grecia
  • Hungría
  • Italia
  • Japón
  • Letonia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Rumania
  • Suecia
  • Suiza
  • Turquía
  • Yugoslavia
Participantes en el segundo Congreso Internacional de Policía Criminal celebrado en Viena (Austria), en 1923.

El 7 de septiembre de 1923 se acordó en la reunión crear la Comisión Internacional de Policía Criminal (CIPC).

El objetivo general de la CIPC era que la policía de distintos países se prestara asistencia recíproca. Sus fines y su estructura quedaron establecidos en una serie de resoluciones (que pueden descargarse, en inglés y francés, en el epígrafe DOCUMENTOS CONEXOS).

Entre los principales temas se contaban los siguientes:

  • Contacto policial directo;
  • Cooperación en detenciones y extradición;
  • Idiomas comunes;
  • Creación de oficinas relativas a moneda, cheques y pasaportes falsos;
  • Técnicas para tomar las huellas dactilares y registro de estas.

Estas consideraciones siguen vigentes hoy día y aún forman parte de nuestras actividades. Más información en INTERPOL, entonces y ahora.

Johannes Schober (1) con participantes en el segundo Congreso Internacional de Policía Criminal.

Austria se ofreció a albergar y financiar la sede, que quedó establecida en Viena. Johannes Schober pasó a ser el Presidente del Comité Ejecutivo, y Oskar Dressler, abogado y Jefe de la Policía Federal de Austria, fue nombrado Secretario.

Johannes Schober, Presidente, y Oskar Dressler, Secretario, de la Comisión Internacional de Policía Criminal.

1956 – una INTERPOL modernizada

En 1956, tras la aprobación de un Estatuto modernizado, la CIPC se convirtió en la Organización Internacional de Policía Criminal (OIPC-INTERPOL). La Organización adquirió autonomía mediante el cobro de contribuciones a los países miembros y las inversiones financieras.

Más información sobre nuestros 100 años de historia en la página de fechas clave.