El foro conjunto de INTERPOL y la OACI subraya la necesidad de alcanzar un equilibrio entre la seguridad y la comodidad de los pasajeros

31 de mayo de 2021
La cooperación entre los sectores público y privado es fundamental para transmitir de forma segura los datos de los pasajeros

Lyon (Francia) – INTERPOL y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) han organizado su primer foro conjunto sobre el intercambio de datos de pasajeros, que ha tratado sobre la importancia de mejorar la gestión de fronteras mediante la comprobación sistemática de datos.

El evento tuvo lugar los días 27 y 28 de mayo y reunió a especialistas en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y la delincuencia transnacional, los servicios de aduanas y de migración, el transporte y las tecnologías de la información y la comunicación. La nota dominante de estos dos días fue la necesidad de que los países implementaran el sistema de información anticipada sobre los pasajeros (API) y el registro de nombres de los pasajeros (PNR).

Asimismo, se determinó que llevar a cabo el cotejo de los datos de pasajeros en una fase lo más temprana posible es otro aspecto clave para la seguridad de las fronteras y la prevención de los atascos que se forman en los aeropuertos, lo que, en definitiva, supone mejorar la comodidad y la seguridad de los viajeros.

Los participantes en el foro destacaron que la interoperabilidad, la calidad y el intercambio de los datos, así como una comprensión e interpretación comunes por las partes interesadas son cruciales para lograr este resultado.

La cooperación entre los sectores público y privado es igualmente un elemento esencial en la garantía de una transmisión segura y sin interrupciones de los datos de los pasajeros.

Fronteras virtuales

El Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, declaró que la posibilidad de consultar e intercambiar información forma parte de unas expectativas comunes de establecer una “frontera virtual”, lo que añade a las fronteras físicas custodiadas por hombres y mujeres uniformados un nivel de seguridad esencial, gracias a una actuación multinacional y multisectorial.

“El hecho de intercambiar una información clave o realizar una simple comprobación en la primera línea pueden conducir a la detección de un peligro para el transporte aéreo”.

“Debemos cerrar los resquicios que los delincuentes y terroristas aprovechan para socavar nuestra sociedad, y este foro representa un paso importante hacia la consecución de tal objetivo”, añadió el Secretario General.

"La OACI no ha subestimado en modo alguno los problemas a los que se enfrentan los países a la hora de implementar programas de intercambio de datos de pasajeros, y esperamos que este evento haya ayudado a los gobiernos a entender la amplia variedad de soluciones a su disposición, tanto desde la propia OACI, como de nuestros socios de las Naciones Unidas, otras organizaciones internacionales y muchos otros países que ya han recorrido este camino", afirmó la Secretaria General de la OACI, Fang Liu.

“Tampoco debemos hacernos ilusiones creyendo  que las repercusiones de la COVID-19 impiden a los miembros de los grupos terroristas y de delincuencia organizada transnacional viajar por el mundo para cometer sus delitos”, añadió Fang Liu.

Seguridad

Un elemento esencial para garantizar la seguridad de las fronteras es la Base de Datos de INTERPOL sobre Documentos de Viaje Robados y Perdidos, el único archivo mundial que contiene más de 120 millones de registros sobre pasaportes, documentos de identidad, visados y salvoconductos de las Naciones Unidas, y documentos de viaje e identidad en blanco robados, anulados o sin validez.

En 2019, antes de que por causa de la pandemia de COVID-19 se impusieran restricciones a los viajes internacionales, se realizaron casi 4 000 millones de consultas en la base de datos, que arrojaron 272 914 coincidencias o resultados positivos.

El foro conjunto de INTERPOL y la OACI se organizó como parte de la larga trayectoria de colaboración que mantienen ambas organizaciones desde que suscribieron un memorando de entendimiento en el año 2000.