Proyecto Compass

Mejora de la investigación de los delitos en el mar en la región de África Oriental y Austral y el Océano Índico

Proyecto Compass

Duración: 2020-2023

Presupuesto: 3,5 millones de dólares estadounidenses

Donante: Departamento de Estado de Estados Unidos, Oficina de Asuntos Internacionales de Estupefacientes y Aplicación de la Ley (INL)

Situación

El tráfico ilegal, la piratería y otros delitos en el mar continúan poniendo en peligro la paz y la estabilidad en la región de África Oriental y Austral y el Océano Índico.

Además de las consecuencias que acarrean para la seguridad, estas actividades ilegales dañan el tejido socioeconómico y político de la región.

Para combatir estos delitos es necesario adoptar un planteamiento multilateral, basado en la colaboración, que reúna a las Administraciones de la región y las organizaciones internacionales.

El proyecto

La meta que persigue el proyecto Compass es mejorar la investigación de los delitos en el mar perpetrados en la región de África Oriental y Austral y el Océano Índico. El proyecto se llevará a cabo en Comoras, Kenia, Madagascar, Mauricio, Mozambique, Seychelles, Somalia, Sudáfrica,  Tanzania y Yibuti.

Los tres objetivos del proyecto consisten en mejorar:

  • las capacidades para preservar y gestionar el lugar del delito;
  • la cooperación interinstitucional entre los equipos de primera intervención, la policía y los funcionarios de la administración de justicia en casos de delincuencia marítima compleja;
  • la cooperación regional e internacional.

Actividades

Con el fin de apoyar estos objetivos, en el marco del proyecto se llevarán a cabo las siguientes actividades:

Formación:

  • Introducción a los métodos internacionales de preservación y gestión del lugar del delito.
  • Técnicas de análisis de información policial que permitirán a los países beneficiarios ampliar el enfoque de sus investigaciones y acciones judiciales, de modo que no se centren únicamente en los asaltantes de buques en el mar, sino también en las personas que organizan y financian estas actividades desde tierra.

Simulación de delitos y juicios:

  • Los especialistas de INTERPOL recrean situaciones a partir de casos reales ocurridos en la región y suministran “pruebas” a los equipos de primera intervención, policías y fiscales para que practiquen las tareas relativas a la aplicación de la ley.

Visitas de intercambio y reuniones de coordinación de casos:

  • Los funcionarios de los países beneficiarios trabajan codo con codo con compañeros de otros países y examinan casos que interesan o preocupan a ambas partes.

Estas actividades favorecerán la creación a escala nacional y regional de redes de especialistas que estén mejor preparados para intercambiar información relacionada con el mundo marítimo y organizar investigaciones que logren su objetivo y permitan poner a los autores en manos de la justicia.