INTERPOL organiza una reunión para impulsar una respuesta mundial contra el genocidio, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad

20 de noviembre de 2012

LYON (Francia) – Expertos internacionales en genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad se han reunido en la sede de la Secretaría General de INTERPOL para compartir sus conocimientos y reforzar el intercambio de información y la cooperación en este ámbito, y de este modo progresar en la prevención e investigación de estos delitos, y en el enjuiciamiento de sus autores.

Esta 5a Reunión Internacional de Especialistas en Genocidio, Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad, de tres días de duración (del 20 al 22 de noviembre), que tiene por lema “Información para la justicia”, congrega a unos 150 expertos de los ámbitos policial y judicial procedentes de 44 países y a representantes de más de 20 organizaciones internacionales para tratar sobre la obtención y el intercambio de información, la investigación, el enjuiciamiento, la formación y la capacitación.

Entre los ponentes principales del martes han figurado Adama Dieng, Asesor Especial de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio, Serge Brammertz, Fiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, y Stephen Rapp, embajador en misión extraordinaria de la Oficina de Justicia Penal Mundial del Departamento de Estado de Estados Unidos.

El Fiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia describió la reunión de INTERPOL como “una oportunidad muy importante” para que los expertos reunidos “colaboren y creen mecanismos para facilitar el intercambio de información”. Brammertz destacó la necesidad de que la comunidad policial internacional investigue el papel que desempeñan las redes de delincuencia organizada en la facilitación o el aprovechamiento de actos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

INTERPOL apoya a las autoridades nacionales y a los tribunales y cortes penales internacionales que investigan casos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, a través de su unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos y de sus herramientas, servicios y formación concebidos para los organismos encargados de la aplicación de la ley. Las notificaciones rojas de INTERPOL (o avisos internacionales sobre personas buscadas) informan a la policía sobre personas buscadas por este tipo de casos. En la actualidad hay casi 850 notificaciones publicadas por estos delitos.

“Las investigaciones sobre crímenes de guerra son extremadamente complejas. Reunir a expertos internacionales para que intercambien sus conocimientos forma parte del compromiso permanente de INTERPOL de apoyar a sus 190 países miembros para que protejan a sus ciudadanos mediante la búsqueda y detención de presuntos criminales de guerra, con objeto de que estos comparezcan ante la justicia”, ha declarado el Secretario General de la organización policial tras su reunión con Brammertz.

A este respecto, se ha informado a los asistentes a la conferencia de que Védaste Banguwiha, buscado por la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Kigali por presunta complicidad en genocidio y crímenes contra la humanidad, fue detenido en octubre por las autoridades de la República Democrática del Congo, tras ser identificado gracias a un resultado positivo obtenido a raíz del cotejo de registros del servicio de inmigración con la base de datos mundial de INTERPOL sobre personas buscadas.

El Director de Apoyo Policial Operativo de INTERPOL, Mick O’Connell, añadió: “INTERPOL ha ayudado y respaldado a los tribunales y cortes penales internacionales y a las autoridades nacionales para que obtengan resultados de enorme importancia en sus investigaciones sobre casos de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. Se están mejorando las investigaciones internacionales, y destacados criminales de guerra y autores de masacres han sido identificados, localizados y puestos en manos de la justicia. Pero queda aún mucho por hacer.” Por ejemplo, hay todavía nueve prófugos buscados por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda y más de 130 notificaciones rojas publicadas a petición de la OCN de Kigali todavía pendientes.

En la reunión se van a debatir además otros temas, como la protección de refugiados, la cooperación internacional para la búsqueda de los autores de estos crímenes, la asistencia judicial y diversos casos relacionados con los Balcanes, Côte d’Ivoire, Liberia y Ruanda.

Al cierre del acto, los asistentes aprobarán una serie de recomendaciones destinadas a mejorar la respuesta mundial contra el genocidio, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad.