All news
|
Print
18 diciembre 2018

Detenidos 49 traficantes de personas en la operación Andes, dirigida por INTERPOL en las Américas

Los migrantes pagaban hasta 30 000 dólares


BUENOS AIRES (Argentina) - Una operación contra las redes de tráfico de migrantes, llevada a cabo en toda América y coordinada por INTERPOL, ha permitido detener a 49 presuntos traficantes de personas.

Durante la operación Andes (27-30 de noviembre), funcionarios de 11 países siguieron varias pistas y llevaron a cabo cerca de 44 000 controles en las fronteras aéreas, terrestres y marítimas, a fin de detectar las rutas de tráfico de personas e impedir su uso y, especialmente, combatir las redes de delincuencia organizada que las sustentan. En los cuatro días de actuaciones coordinadas se detuvo a 18 personas acusadas de tráfico de personas.

La operación fue iniciada por Colombia en febrero de 2018 durante una reunión de la Red Operativa de INTERPOL especializada en Tráfico de Migrantes. Las autoridades del país habían reunido pruebas suficientes para creer que las redes de la delincuencia organizada traficaban con migrantes del sur de Asia a través de las Américas con destino a Estados Unidos.

En la fase preoperativa, Colombia detuvo a 31 personas por tráfico de migrantes y descubrió transacciones financieras por un valor de casi dos millones de dólares, lo que pone de relieve la magnitud de esta actividad delictiva y los enormes beneficios que genera.

La Oficina Regional de INTERPOL en Buenos Aires acogió la unidad de coordinación operativa, que contó con el apoyo permanente del Centro de Mando y Coordinación de la Organización.

En Chile, las autoridades descubrieron a varios migrantes que se hacían pasar por tripulantes de una compañía naviera para obtener visados temporales. Migrantes procedentes de Bangladesh presentaron a los funcionarios de inmigración documentos de trabajo y de embarque falsos que los traficantes les habían entregado. A raíz de estos hechos INTERPOL publicó una notificación morada para alertar a los países miembros sobre este modus operandi.

Las unidades de la marina que patrullan la costa de Nicaragua interceptaron una lancha motora con 21 migrantes y dos traficantes nicaragüenses a bordo. El grupo viajaba de Costa Rica a la costa sur de Nicaragua. Los migrantes revelaron que habían pagado entre 200 y 300 dólares por esta travesía de cinco horas.

"Tenemos otras 13 investigaciones abiertas en toda la región, pero lo que estamos viendo es solo la punta del iceberg", declaró el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

“Confiamos en que, como consecuencia directa de la operación Andes, aumenten los resultados policiales en los próximos meses y se aseste un duro golpe a las estructuras criminales que se aprovechan de las personas vulnerables.”

"Este es un ejemplo perfecto de lo que puede lograrse mediante la cooperación policial internacional a través de INTERPOL y, en este caso, Colombia la ha hecho posible asumiendo las investigaciones iniciales y la coordinación a gran escala", concluyó el Jefe de INTERPOL.

Entrevistas a migrantes y recopilación de información

Las entrevistas realizadas a los migrantes permitieron a funcionarios de toda la región reunir información valiosa sobre itinerarios, contratación y métodos de comunicación, pago y logística. La Unidad de Análisis de Información Policial de INTERPOL está trabajando actualmente para que el próximo año toda esta información esté a disposición de los organismos encargados de la aplicación de la ley.

Migrantes procedentes de la India, Nepal y Bangladesh declararon que habían pagado entre 15 000 y 30 000 dólares por desplazamiento, y que muchos de ellos habían vendido sus casas para financiar el pasaje.

Gracias a una información obtenida durante las entrevistas, la policía nicaragüense pudo rescatar a 22 migrantes africanos y haitianos –entre ellos varios niños-- que habían sido abandonados a su suerte en las montañas por traficantes o "coyotes".

Detenciones adicionales

El refuerzo de los controles fronterizos y de la vigilancia durante la operación Andes dio lugar a varias detenciones adicionales, lo que indica que los grupos de delincuencia organizada estaban aprovechando estas mismas rutas para cometer distintas actividades ilícitas:

  • Se detuvo a cuatro personas objeto de notificaciones rojas de INTERPOL publicadas por delitos de fraude, homicidio y terrorismo.
  • Las autoridades de la República Dominicana rescataron a 30 posibles víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual. La mayoría de las mujeres habían sido engañadas en Venezuela con la promesa de altos ingresos, ya que al llegar al país su pasaporte les fue confiscado.
  • La policía colombiana detuvo a seis israelíes y dos colombianos por facilitar el paso de delincuentes sexuales itinerantes, y explotar a mujeres jóvenes y niñas en Colombia.
  • En El Salvador, un hombre fue detenido por tenencia de material relacionado con el abuso sexual de menores y por su conexión con un grupo más amplio que intercambiaba las imágenes a escala internacional.

Participaron en esta operación Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Perú y República Dominicana.

La operación Andes se llevó a cabo bajo los auspicios de la Fundación INTERPOL por un Mundo más Seguro.

Al usar nuestra página web, utilizamos cookies para garantizar funcionalidad técnica, reunir estadísticas, y el intercambio en las plataformas de redes sociales.

Más información