All news
|
Print
05 diciembre 2018

Una investigación de INTERPOL sobre prófugos permite detener a la sospechosa más buscada

BUENOS AIRES (Argentina) - La Policía Federal de Buenos Aires ha detenido a una presunta traficante de drogas, buscada a escala internacional, a raíz de una investigación coordinada por la Unidad de Apoyo a la Búsqueda de Prófugos de INTERPOL.

Las autoridades de Polonia buscaban a Sylwia Sulecka, ciudadana polaca de 41 años de edad, en virtud de una notificación roja de INTERPOL publicada en 2011. El caso seguía abierto después de que originalmente formara parte de la operación INFRA Sudamérica de INTERPOL en 2011, centrada en los prófugos que se hallaban en ese continente.

Esta persona fue identificada después de que se compararan las nuevas imágenes de ella enviadas por las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en Buenos Aires y en Varsovia con los registros de la Base de Datos de Reconocimiento Facial de INTERPOL.

Después de que la comparación de imágenes produjese una coincidencia, la División de Investigación de Fugitivos de la Policía Federal Argentina detuvo a la sospechosa para interrogarla más a fondo, lo que dio como resultado que la propia persona confirmara su verdadera identidad. Las pruebas descubiertas en la investigación internacional demostraron que esta mujer de 41 años había adoptado una nueva identidad en Bolivia, antes de establecerse en Argentina.

"La plataforma mundial de cooperación policial de INTERPOL ayudó a localizar, identificar y detener a una prófuga internacional que había evadido la justicia durante años", declaró el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

"Esto demuestra claramente el papel fundamental que nuestra organización desempeña como desencadenante en las investigaciones internacionales. Tenemos que seguir velando por que la información vital se mueva más rápido que los prófugos", añadió el jefe de INTERPOL.

Las autoridades argentinas han detenido a la sospechosa a la espera de proceder a su extradición a Polonia.

El servicio biométrico de reconocimiento facial de INTERPOL fue puesto en marcha en noviembre de 2016 y ahora contiene más de 52 000 imágenes aportadas por 179 países.

Servicios policiales de todo el mundo usan diariamente la herramienta de INTERPOL de reconocimiento facial para establecer conexiones entre delincuentes y lugares de comisión de delitos, determinar la identidad de prófugos y personas desaparecidas o comparar fotografías de identificación policial. Las notificaciones rojas, que se distribuyen entre los 194 países miembros de INTERPOL, representan una de las herramientas más poderosas de la Organización en el rastreo de prófugos internacionales.

Estos avisos internacionales contienen datos de identificación e información judicial sobre una persona buscada, y sirven para comunicar a las fuerzas policiales de todo el mundo que una persona es buscada por un país miembro y que se solicitará su detención preventiva a la espera de su extradición.

Al usar nuestra página web, utilizamos cookies para garantizar funcionalidad técnica, reunir estadísticas, y el intercambio en las plataformas de redes sociales.

Más información