All news
|
Print
26 noviembre 2018

La ONU pide en una resolución mayor cooperación con INTERPOL

NACIONES UNIDAS, Nueva York - La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) ha pedido una mayor cooperación con INTERPOL en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada transnacional, incluida la trata de personas, el tráfico de migrantes y el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras.

Al refrendar la revisión de la resolución 71/19 (2016) de la Asamblea General, los Estados miembros de las Naciones Unidas han reconocido la importancia de proporcionar a INTERPOL información procedente de campos de batalla, operaciones militares antiterroristas y sistemas penitenciarios nacionales, a fin de aumentar las posibilidades de identificar con certeza a los terroristas.

En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, declaró que la red mundial de la organización policial ayuda a los organismos encargados de la aplicación de la ley a practicar detenciones en todo el mundo, en algunos casos en el plazo de 24 horas después de que un país haya transmitido información sobre presuntos combatientes terroristas extranjeros.

El jefe de INTERPOL destacó también que los datos biométricos obtenidos de artefactos explosivos improvisados en Oriente Medio y el Norte de África, transmitidos a través de INTERPOL, han permitido identificar a sospechosos en Europa y Asia.

“Mientras que el panorama de las amenazas transnacionales sigue evolucionando y plantea nuevos desafíos, la determinación de los terroristas y de las organizaciones delictivas de sustraerse al estado de derecho permanece constante”, declaró el Secretario General Stock.

“La única manera de mantenerse en una posición de ventaja consiste en aprovechar y reforzar la cooperación entre las fuerzas del orden a escala internacional”.

“En cuanto organización apolítica, la misión de INTERPOL consiste en lograr que esta cooperación sea lo más fluida y eficaz posible, y en llevar a cabo nuestra lucha colectiva contra la delincuencia a través de las fronteras respetando nuestros principios de neutralidad e independencia”, concluyó el Jefe de INTERPOL, tras destacar los éxitos recientes.

El año pasado, las operaciones Epervier (Chad, Malí, Mauritania, Níger y Senegal), Libertad (el Caribe, América Central y del Sur) y Sawiyan (Sudán), dirigidas por INTERPOL, permitieron rescatar a casi 1.000 víctimas de la trata y el tráfico de personas.

Diversas operaciones regionales coordinadas por INTERPOL, encaminadas a interrumpir el flujo de armas ilícitas, han dado lugar a la incautación de cientos de armas de fuego, municiones y explosivos, la detención de personas vinculadas al tráfico de migrantes y la incautación de drogas ilícitas.

El Secretario General afirmó que los siete objetivos policiales mundiales de INTERPOL, concebidos para complementar y reforzar el apoyo a la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, constituyen una guía para la actuación futura de los organismos encargados de la aplicación de la ley.

Los objetivos policiales mundiales se centran en siete prioridades esenciales en la lucha contra la delincuencia transfronteriza:

  • Combatir la amenaza del terrorismo;
  • Impulsar la seguridad fronteriza en todo el mundo;
  • Proteger a los grupos vulnerables;
  • Lograr un ciberespacio seguro para las personas y las empresas;
  • Promover la integridad a escala mundial;
  • Poner freno a los mercados ilícitos;
  • Prestar apoyo para la seguridad y la sostenibilidad del medio ambiente.

Al usar nuestra página web, utilizamos cookies para garantizar funcionalidad técnica, reunir estadísticas, y el intercambio en las plataformas de redes sociales.

Más información