All news
|
Print
20 marzo 2018

INTERPOL conmemora a los caídos

INTERPOL conmemora la labor y el sacrificio de los funcionarios encargados de la aplicación de la ley que han perdido la vida en acto de servicio en sus 192 países miembros.

Ha colocado dos placas en honor de los policías caídos en el mundo entero: una en la Secretaría General de INTERPOL, que se encuentra en Lyon (Francia), y otra en el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación (CMII), sito en Singapur.

En la inauguración de ambas placas se celebró una ceremonia para rendir homenaje a los hombres y las mujeres que han entregado la vida en cumplimiento de su deber.

En la ceremonia celebrada en la Secretaría General tomó la palabra el Presidente de INTERPOL, Meng Hongwei, quien declaró: “Los policías se enfrentan a peligros extremos para defender la seguridad y el orden público en todo el planeta. Todos los días mueren policías en distintos lugares del mundo sirviendo a los ciudadanos de sus países, y protegiéndolos.”

“Por ser la mayor organización policial del mundo, INTERPOL tiene la responsabilidad de honrar permanentemente el sacrifico de estas vidas. Todos los caídos son héroes.”

Las placas recuerdan de forma permanente que defender la causa de la aplicación de la ley es una ocupación peligrosa a la que se dedican con entrega hombres y mujeres del mundo entero.

Al inaugurar la placa en el CMII de Singapur, el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, afirmó: “Proteger del delito a la comunidad es una fuerza unificadora que trasciende las fronteras, los idiomas y las culturas, y que exige un alto precio todos los años a miles de policías, que pierden la vida o resultan heridos en el empeño.”

“Para los policías, la recompensa radica en defender nuestras sociedades y saber que lo que hagamos tendrá resonancia en las generaciones futuras. Estas placas transmiten una idea positiva de valentía frente al peligro, y de esperanza frente al sufrimiento.”

Las placas de INTERPOL proporcionan a los policías de todo el mundo un lugar en el que recogerse para conmemorar la desaparición de sus compañeros y preservar su recuerdo. También servirá para resaltar los peligros a los que se enfrentan en todo el planeta los policías que sitúan el servicio a los ciudadanos por encima de su propia seguridad.