All news
|
Print
29 septiembre 2017

La Asamblea General de INTERPOL aprueba una política para el tratamiento de datos sobre los refugiados

BEIJING (China) – A fin de evitar que la condición de refugiado sea utilizada indebidamente por delincuentes y terroristas, la Asamblea General de INTERPOL ha aprobado oficialmente una política para el tratamiento de datos sobre los refugiados.

La resolución, aprobada por abrumadora mayoría de los delegados, contiene una serie de medidas que deberán adoptar los países miembros al examinar las solicitudes de asilo; entre ellas se encuentran las siguientes:
- consultar sistemáticamente las bases de datos de INTERPOL;
- utilizar el Sistema de Información de INTERPOL para intercambiar información;
- establecer los protocolos pertinentes para posibilitar una comunicación habitual entre las autoridades nacionales encargadas de examinar las solicitudes de asilo y las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL de sus respectivos territorios;
- ampliar el acceso al Sistema de Información de INTERPOL a todas las autoridades competentes, incluidos los servicios de control de fronteras y los encargados de examinar las solicitudes de asilo.

Con esta política también se anima a los países miembros a que, de conformidad con sus leyes nacionales y requisitos de confidencialidad, informen a la sede de la Secretaría General o a la Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL si han concedido a una persona la condición de refugiado y les comuniquen el resultado del examen de las solicitudes de asilo.

“Esta resolución presenta el punto de equilibrio entre la mejora de la cooperación policial internacional y el reconocimiento de unas garantías adecuadas y efectivas para proteger los derechos de los refugiados”, afirmó Jürgen Stock, Secretario General de INTERPOL.

La resolución viene a oficializar la política aplicada al tratamiento de las notificaciones rojas y las difusiones sobre refugiados que el Comité Ejecutivo de INTERPOL refrendó en junio de 2014.

Asimismo, es coherente con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por las que se exhorta a todos los países a tomar las medidas adecuadas para garantizar que la condición de refugiado no sea utilizada indebidamente por quienes cometen, organizan o facilitan actos de terrorismo.

Los participantes, haciendo hincapié en el papel único que INTERPOL desempeña en la cooperación de las fuerzas del orden, también apoyaron los siete objetivos policiales mundiales de esta organización policial para 2030, dedicados a las cuestiones esenciales de seguridad que a continuación se indican:

  • lucha contra el terrorismo
  • fomento de la integridad de las fronteras
  • protección de grupos vulnerables
  • protección del ciberespacio
  • fomento de la integridad a escala mundial
  • reducción de los mercados ilícitos
  • apoyo a la protección del medio ambiente

Jürgen Stock señaló que realizar un esfuerzo colectivo es ahora más necesario que nunca, y añadió que INTERPOL es el garante natural de los intereses mundiales de las fuerzas del orden.

La conferencia de cuatro días de duración, clausurada hoy, ha congregado a cerca de un millar de altos mandos policiales y ministros procedentes de 156 países.

La Asamblea General ha aprobado 19 resoluciones en total, entre ellas una sobre la interpretación del artículo 4 del Estatuto de INTERPOL, que rige los criterios aplicables a los países para presentar la adhesión a esta organización internacional, y una resolución por la que se limitan los mandatos del Secretario General a dos mandatos de cinco años.

La próxima reunión de la Asamblea General tendrá lugar en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) en noviembre de 2018.