All news
|
Print
09 junio 2017

Una operación fronteriza de INTERPOL en el Sudeste Asiático da lugar a la captura de sospechosos buscados internacionalmente

SINGAPUR – Prevenir los movimientos de delincuentes y presuntos terroristas por todo el Sudeste Asiático mediante una mayor colaboración entre los servicios de inmigración y de la policía fue el objetivo de una operación fronteriza coordinada por INTERPOL.

La operación RED LOTUS II (1 -31 de mayo) se llevó a cabo en los aeropuertos internacionales de Bali, Manila, Phnom Penh y Rangún, donde las autoridades policiales y de inmigración realizaron unos 18,4 millones de búsquedas en la Base de Datos sobre Documentos de Viaje Robados y Perdidos (SLTD) y otras bases de datos policiales de INTERPOL.

Enmarcada en el segundo Programa de la UE-ASEAN sobre Gestión de las Fronteras y la Migración, la operación tuvo como resultado la detección de más de 200 amenazas potenciales a raíz de las coincidencias registradas en las bases de datos mundiales de INTERPOL.

Esto condujo a la detención en Indonesia de tres personas buscadas internacionalmente que eran objeto de notificaciones rojas de INTERPOL, así como también a la detención en Tailandia de una persona objeto de una difusión internacional de INTERPOL. A estas personas se las buscaba por delitos de estafa y secuestro, entre otros.

Asimismo, en algunos casos se generaron nuevas pistas de investigación, como las que apuntaban a sospechosos objeto de notificaciones rojas por cargos de trata de personas y tentativa de asesinato.

Financiado por la Unión Europea y ejecutado por INTERPOL en los países miembros de la ASEAN, el programa, que tiene una duración de tres años, brinda apoyo a la ASEAN en su proceso de integración a través de la aplicación del Plan Maestro de Conectividad de la ASEAN.

“La ASEAN es una región muy diversa, y es por ello sumamente importante que todos los funcionarios policiales de primera línea tengan cierto grado de comprensión sobre cuáles son los problemas y cómo abordarlos de forma colaborativa en el conjunto de la región. La formación en torno a una norma internacional es un excelente modo de contribuir a la cooperación en materia de seguridad en el Sudeste Asiático, que a su vez repercute en la seguridad de los europeos”, señaló Francisco Fontan, embajador de la Unión Europea ante la ASEAN.

El papel de la formación en la mejora de la seguridad fronteriza fue un importante aspecto de la operación, en la que 159 agentes de primera línea recibieron formación por parte de INTERPOL y de funcionarios de las Oficinas Centrales Nacionales (OCN) sobre el uso de las capacidades policiales mundiales de INTERPOL. Dichas capacidades abarcan el sistema de alerta mediante notificaciones, las bases de datos mundiales y el sistema de comunicación policial protegida I-24/7.

“Este programa nos permite combinar nuestros recursos y explotar plenamente las capacidades mundiales de INTERPOL en materia policial y de formación, a fin de implantar una norma institucional que ayude a los organismos encargados de la aplicación de la ley a trabajar sin fisuras en toda la región para impedir que los delincuentes atraviesen las fronteras”, indicó Harold O’Connell, Director de Capacitación y Formación de INTERPOL.

Refiriéndose a la operación, cuyo objetivo es también el de mejorar la aplicación de los procedimientos operativos normalizados nacionales sobre seguridad y eficiencia en las fronteras, Ari Budinato, Director de Inmigración del aeropuerto internacional Ngurah Rai de Bali, manifestó: “La operación RED LOTUS es muy importante para nosotros. Gracias a esta operación hemos obtenido mucha información sobre los movimientos de personas no deseadas. Nuestra colaboración con INTERPOL y la Unión Europea es muy importante para ayudarnos a impedir la llegada de presuntos delincuentes a Bali”.

La operación se llevó a cabo bajo los auspicios del Grupo Especializado en Gestión Integrada de Fronteras de INTERPOL, y contó con el apoyo del Centro de Mando y Coordinación del Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, radicado en Singapur.

Francisco Fontan - EU Ambassador to ASEAN

Harold O’Connell, INTERPOL Director of Capacity Building and Training

Ari Budijanto, Head of Ngurah Rai Immigration in Bali

Jaime Hermo Morente, Commissioner of the Bureau of Immigration, Philippines