All news
|
Print
21 abril 2017

Miles de policías de toda Europa participan en una operación de INTERPOL contra las armas ilegales

LYON (Francia) – INTERPOL ha dirigido una operación contra el tráfico de armas en Europa que se ha saldado con la detención de 149 personas y el decomiso de armas, municiones y explosivos.

En la llamada operación TRIGGER II participaron más de 7 840 policías, que durante 48 horas (del 6 al 8 de abril) trabajaron juntos en 23 países para interceptar armas ilegales y descubrir sus posibles vínculos con otras actividades delictivas, incluidas las vinculadas al terrorismo, practicadas en Europa y en otras regiones.

Los agentes intervinieron unas 320 armas de fuego -entre ellas un lanzacohetes y una ametralladora- y cerca de 20 000 municiones, además de granadas y explosivos.

Durante la operación se contrastaron más de 10 millones de datos con las bases de datos mundiales de INTERPOL, principalmente con las dedicadas a personas buscadas, documentos de viaje robados y perdidos, y vehículos robados.

Una de las 47 personas detenidas por delitos de armas fue interceptada en Croacia por llevar un arma presuntamente empleada en la comisión de un asesinato, y otra en Suiza, en un tren, por tenencia de una pistola. En Ucrania la policía interceptó a una persona sospechosa de pertenencia a un grupo euroasiático de delincuencia organizada incluido entre los objetivos del proyecto MILLENIUM de INTERPOL.

“Sabemos que las armas ilegales están vinculadas a distintos tipos de delitos, entre ellos el terrorismo que ha castigado repetidas veces a Europa y otras regiones. Las operaciones como TRIGGER II nos brindan una oportunidad excepcional para estudiar la información reunida y descubrir conexiones entre delitos cometidos en distintos países”, afirmó el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

"La cantidad y diversidad de armas decomisadas en solo 48 horas nos hace recordar la atención que la policía tiene que mantener permanentemente para prevenir atentados potencialmente mortíferos.

“Esta operación demuestra la importancia de que las fuerzas del orden actúen concertadamente a través de la red mundial de INTERPOL para descubrir armas ilegales y otros peligros y para defender la seguridad de los ciudadanos”, añadió el jefe de INTERPOL.

En el transcurso de la operación, la policía de Skopie detuvo a una persona buscada internacionalmente en virtud de una notificación roja expedida por las autoridades turcas por delitos de drogas.

Con esta operación los delincuentes pueden entender con claridad meridiana lo que puede conseguir la policía cuando planifica y coordina su actuación en distintos países, empleando herramientas tanto de INTERPOL como nacionales”, declaró Branislav Pavlovic, Jefe de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Sarajevo.

Durante la operación se controlaron más de 40 200 vehículos en puestos fronterizos, rutas de tránsito y puntos críticos, y la policía también decomisó 350 kg de semillas de adormidera y 85 kg de marihuana.

“Cada arma que se recupera puede ser un eslabón de una gran cadena de tráfico de armas. Las operaciones como la que se acaba de efectuar sirven a los países miembros de INTERPOL para intercambiar buenas prácticas de modo que los investigadores puedan identificar a los traficantes e impedir que las armas lleguen a la calle”, señaló John Hageman, Coordinador del Programa de INTERPOL sobre Armas de Fuego.

Los países participantes enviaron agentes a centros operativos situados en Minsk, Praga y Skopie, y el centro coordinador de la operación se ubicó en la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon.

Los datos sobre las armas decomisadas se han introducido en el Sistema de INTERPOL para la Gestión de los Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS), que facilita el intercambio de información sobre el movimiento internacional de armas ilegales, y también de armas legales empleadas en la comisión de un delito, y la cooperación operativa en este ámbito entre los organismos encargados de la aplicación de la ley.

Police in action – targeting illicit firearms trafficking

Branislav Pavlovic, Head of INTERPOL Sarajevo, on international police cooperation

John Hageman, INTERPOL Firearms Programme Coordinator, on INTERPOL's policing capabilities

John Hageman, INTERPOL Firearms Programme Coordinator, on Operation Trigger II