All news
|
Print
18 abril 2017

Operación mundial contra la utilización de aplicaciones de mensajería para el intercambio de imágenes sobre abuso sexual de menores

LYON (Francia) – A raíz de una operación contra la utilización de aplicaciones móviles para el intercambio de imágenes sobre abuso sexual de menores se han practicado 38 detenciones en América Latina y en Europa.

La operación TANTALIO, iniciada por la Policía Nacional de España y coordinada por INTERPOL y Europol, contó con la participación de las fuerzas policiales de quince países de Europa y de América Central y del Sur, y estuvo dirigida contra personas que utilizaban la mensajería WhatsApp para intercambiar fotografías y vídeos de abusos sexuales contra menores.

Cuatro de las seis personas detenidas en Colombia eran objeto de notificaciones azules de INTERPOL, que son avisos internacionales utilizados por la policía para recabar información sobre las actividades y el paradero de una persona, lo que viene a demostrar la valiosa ayuda a las investigaciones que aportan las capacidades policiales de INTERPOL.

“La cooperación internacional es de suma importancia para identificar a las víctimas y a los autores de los delitos, y para revelar las conexiones entre las investigaciones en distintos países. Desde Colombia, animamos a hacer uso de las herramientas de INTERPOL, en especial de su Base de Datos Internacional sobre Explotación Sexual de Niños (ICSE), para combatir este fenómeno delictivo”, afirmó Jorge Mora Cortes, Jefe de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Colombia.

Las investigaciones dieron comienzo en 2016, cuando la Policía Nacional de España descubrió decenas de grupos de WhatsApp que intercambiaban mensajes con imágenes sobre delitos contra menores, y se dedicó a rastrear los números utilizados para descubrir a los integrantes de los grupos y a los sospechosos de producir este material.

Se hallaron cientos de fotografías y vídeos, que INTERPOL intercambió con Europol a través de su base de datos ICSE.

Esta herramienta constituye una plataforma mundial única en su género y permite a los agentes especializados utilizar complejos programas de comparación de imágenes y vídeos para establecer relaciones entre las víctimas, los autores de los delitos y los lugares de los hechos mediante el análisis del contenido digital, visual y auditivo de las fotografías y las grabaciones.

Unos meses antes, el uso de la citada base de datos había permitido identificar a 10 000 víctimas, y cada día se sigue identificando, como media, a cinco menores más.

“Los delincuentes continuarán explotando las nuevas tecnologías para, simplemente dándole a un botón, intercambiar a escala internacional vídeos e imágenes de abusos de niños. Pero las actuaciones como la operación TANTALIO transmiten un mensaje firme: la policía de todo el mundo sigue unida en su esfuerzo por identificar a los delincuentes, hallar su paradero y ponerlos en manos de la justicia por haber participado en estos crímenes inhumanos, o haberse lucrado con ellos”, declaró Bjorn Sellstrom, coordinador de las operaciones de INTERPOL en materia de delitos contra menores.

“Tanto si este material se intercambia en persona, por ordenador o mediante dispositivos y aplicaciones móviles, el hecho es que en el fondo de este delito se encuentra un niño vulnerable que está sufriendo abusos”, añadió Bjorn Sellstrom.

Esta operación permitió decomisar más de 300 dispositivos, entre ellos ordenadores, teléfonos móviles, tabletas y discos duros, para llevar a cabo su análisis forense digital.

Rob Wainwright, Director de Europol, declaró: “Estos delincuentes explotan hasta el límite las nuevas tecnologías para evitar ser descubiertos por las fuerzas del orden. Este caso constituye un buen ejemplo de la cooperación a escala internacional de los organismos encargados de la aplicación de la ley, encabezados por la Policía Nacional de España. Necesitamos seguir aunando nuestros recursos y capacidades con miras a combatir este peligro, que acecha a nuestros hijos, y poner a esos delincuentes en manos de la justicia”.

Además, INTERPOL seguirá apoyando las investigaciones en curso al prestar su asistencia para la extracción y el análisis de pruebas digitales procedentes de los teléfonos móviles y otros dispositivos incautados, a fin de identificar a las víctimas que aparecen en las imágenes.

En la operación participaron los siguientes países: Alemania, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Italia, México, Paraguay, Perú y Portugal.

Véase también

What is INTERPOL's ICSE database?

Child sexual abuse images: the importance of international cooperation