All news
|
Print
19 septiembre 2016

Conferencia para diseñar una respuesta mundial ante los delitos contra la propiedad intelectual

LONDRES (Reino Unido) – Se está celebrando en Londres la 10ª Conferencia Internacional sobre Aplicación de la Ley en el Ámbito de la Delincuencia contra la Propiedad Intelectual, centrada en determinar qué medidas internacionales pueden tomarse para combatir la potencial actividad delictiva en este ámbito.

Este evento, reconocido internacionalmente como la conferencia de mayor relevancia en su ámbito, reunirá a unos 500 altos cargos de la policía y de los Estados y expertos del sector de la seguridad y de otros sectores empresariales provenientes de más de 100 países. Los asistentes tratarán de reforzar aún más las alianzas y las buenas prácticas para hacer frente a los delitos contra la propiedad intelectual, y analizar las tendencias delictivas en áreas como la impresión 3D.

Esta conferencia de dos días (19 y 20 de septiembre) está organizada por INTERPOL y la Policía de la Ciudad de Londres en colaboración con la empresa Underwriters Laboratories.

“La reacción mundial ante la delincuencia contra la propiedad intelectual ha avanzado mucho durante los últimos diez años, al igual que los esfuerzos conjuntos por acabar con las actividades delictivas. Para ello ha sido esencial la posibilidad de interrumpir la actividad en la web gracias a la coordinación con nuestros socios del sector privado, con el apoyo de la oficina británica de la propiedad intelectual, INTERPOL, EUROPOL y otros colegas extranjeros encargados de la aplicación de la ley”, declaró Ian Dyson, jefe de la Policía de la Ciudad de Londres.

“Proteger a los consumidores frente a productos falsificados potencialmente peligrosos así como defender a quienes se ganan la vida gracias a empresas afectadas por delitos contra la propiedad intelectual figuran entre nuestros objetivos prioritarios para la próxima década, y adaptaremos nuestros conocimientos especializadoscada vez que surja una nueva dificultad”, añadió Dyson.

Tim Morris, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL, afirmó que, desde su creación en 2003, la unidad de INTERPOL sobre delitos contra la propiedad intelectual ha llevado a cabo actividades a escala mundial en cooperación con diversas entidades que se han traducido en incautaciones con un valor de más de 500 millones de dólares estadounidenses y también en la formación de miles de funcionarios de las fuerzas del orden.

“Uno de los problemas permanentes es que la demanda de productos pirateados o falsificados continúa siendo generalizada, debido, en parte, a que los consumidores creen que los delitos contra la propiedad intelectual no causan ninguna víctima, cuando no hay nada más lejos de la realidad, como lamentablemente demuestran las declaraciones de las muchas víctimas producidas por productos falsificados como jarabes para la tos, bebidas alcohólicas o artículos eléctricos”, dijo Morris.

En vistas de la inseguridad que provoca este tipo de delincuencia, su impacto en la seguridad sanitaria y los obstáculos que supone para el crecimiento económico, Morris declaró que INTERPOL está racionalizando sus esfuerzos mundiales para frenar la rápida evolución de los delitos farmacológicos y contra la propiedad intelectual mediante la aplicación de su nuevo programa sobre productos ilícitos y salud mundial.

“Este encuentro se ha convertido en una plataforma esencial que congrega a organizaciones tanto del sector público como del privado para compartir buenas prácticas, concebir nuevas herramientas y establecer alianzas fuertes con miras a avanzar hacia nuestros objetivos comunes, consistentes en luchar contra la delincuencia organizada internacional contra la propiedad intelectual, fomentar la seguridad mundial y desarrollar iniciativas conjuntas”, indicó Keith Williams, Director Ejecutivo y Presidente de Underwriters Laboratories.

Este mismo año INTERPOL y Europol llevaron a cabo una operación conjunta, en la que también colaboraron organismos reguladores, que llevó a la mayor incautación hasta la fecha de alimentos y bebidas falsificados, en un esfuerzo por proteger la salud y seguridad públicas y desarticular las redes de delincuencia organizada que se dedican al tráfico de productos falsificados.

La operación OPSON V permitió incautar en 57 países diferentes más de 10 000 toneladas de alimentos y más de un millón de litros de bebidas que habían sido falsificados y constituían un peligro para la salud.

“Para que nuestra respuesta común siga siendo pertinente conforme vaya evolucionando la delincuencia internacional organizada, debemos ahondar también en los vínculos entre este y otros delitos, tales como la trata de personas, las drogas, el terrorismo y la ciberdelincuencia, y desarrollar nuestra capacidad para combatirlos”, expresó Michael Ellis, jefe de la unidad de INTERPOL de Tráfico de Productos Ilícitos.

A este respecto, en la última década hemos sido testigos del progreso de la Escuela Internacional de Investigadores de Delitos contra la Propiedad Intelectual, iniciativa conjunta emprendida por INTERPOL y UL University.

La plataforma de formación en línea se ha convertido en una herramienta muy valorada para la formación de las fuerzas del orden de todo el mundo, a la que han accedido 12 000 usuarios de más de 140 países. INTERPOL planea hacer de la Escuela Internacional de Investigadores de Delitos contra la Propiedad Intelectual un consorcio más amplio en el que participen socios del ámbito académico, de la policía y del sector privado, con miras a expandirse especialmente en China, con el consiguiente apoyo del Ministerio de Seguridad Pública y las escuelas de policía de este país.