All news
|
Print
22 julio 2016

INTERPOL se une a la Coalición Internacional Contra el Estado Islámico

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos) – INTERPOL se ha unido a la Coalición Internacional contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), a fin de prestar apoyo a los esfuerzos que se están llevando a cabo para detener el flujo de combatientes terroristas extranjeros y acabar con la financiación del Dáesh.

Mientras asistía el 21 de julio a la Reunión Ministerial contra el EIIL celebrada en Washington, Jürgen Stock, Secretario General de INTERPOL, afirmó que la policía se encontraba en la primera línea de la lucha contra el terrorismo, tanto dentro como fuera de las zonas de conflicto, y que su organización actuaría como catalizador de un sólido componente policial internacional en el marco de esta iniciativa conjunta destinada a combatir la amenaza terrorista.

«La colaboración por conducto de INTERPOL significa ampliar los perímetros nacionales de seguridad. Uno de los pasos fundamentales consiste en establecer una conexión entre la zona de conflicto, donde se sitúa el núcleo del Dáesh, y las fuerzas del orden en el extranjero, donde este grupo terrorista se está radicalizando y comete atentados», declaró Jürgen Stock, en alusión a los triunfos ya alcanzados mediante la implantación de este modelo.

«La cooperación con el Departamento de Defensa de Estados Unidos y la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Washington posibilitó la obtención, a partir de información desclasificada de los campos de batalla de Irak y Afganistán, de inestimables indicaciones para las investigaciones realizadas en el extranjero, lo que, a su vez, permitió reunir sólidas pruebas contra los sospechosos, localizar a combatientes terroristas extranjeros y desmantelar redes de facilitación de los desplazamientos y de reclutamiento».

«Insistir en esta estrategia contra el Estado Islámico aumentaría de forma espectacular el éxito de las investigaciones sobre los afiliados a estos grupos en todo el mundo. Con demasiada frecuencia los esfuerzos de las fuerzas del orden se han visto detenidos a las puertas de la zona del conflicto», concluyó el jefe de INTERPOL.

Los datos de más de 7 500 combatientes terroristas extranjeros que cerca de 60 países han comunicado a través de INTERPOL están disponibles para que los países miembros los usen en investigaciones, cotejos y controles en las fronteras. Asimismo, INTERPOL se sirve de miles de registros adicionales con fines analíticos, para proporcionar pistas a las fuerzas del orden de todo el mundo.

El Secretario General también hizo hincapié en la necesidad de aumentar la capacidad policial y de poner la inteligencia disponible al alcance de los agentes de primera línea, con miras a reducir la posibilidad de que los afiliados al Dáesh se desplacen a través de las fronteras.

La Coalición Internacional, creada en septiembre de 2014, cuenta con 67 miembros y se fundamenta en cinco líneas de acción que se refuerzan mutuamente a fin de «degradar y derrotar al EIIL», tres de las cuales contarán con el apoyo de INTERPOL: frenar el flujo de combatientes extranjeros, acabar con la financiación del Estado Islámico y divulgar la verdadera naturaleza de este grupo terrorista.