All news
|
Print
15 julio 2016

El jefe de INTERPOL condena con firmeza el atroz atentado terrorista cometido en Niza

Un equipo de INTERPOL ya se ha desplegado para prestar apoyo in situ


LYON (Francia) – Jürgen Stock, Secretario General de INTERPOL, ha condenado firmemente el atroz atentado terrorista cometido en Niza y ofrece a las autoridades francesas toda la asistencia de la organización mundial de policía.

INTERPOL ha enviado a Niza un equipo de gestión de crisis para prestar apoyo in situ a la investigación sobre el atentado en el que fallecieron al menos 84 personas.

Dada la existencia de ciudadanos extranjeros entre las víctimas, el equipo cuenta con expertos en materia de identificación de víctimas de catástrofes que participarán en la coordinación general de la recogida de datos ante mortem para facilitar el proceso de identificación.

En el equipo también colaboran especialistas en terrorismo e información que realizarán cotejos en tiempo real en las bases de datos mundiales de INTERPOL.

El Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL (CCC), operativo las 24 horas, también actuará como punto central de enlace entre las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL de todos los países implicados para asegurar que las autoridades francesas reciban cuanto antes la información que pueda haber sobre las víctimas y el atentado.

«En nombre de la comunidad policial mundial, INTERPOL condena con la mayor firmeza este atentado terrible y cobarde», ha declarado Jürgen Stock.

«Manifestamos nuestra total solidaridad con los ciudadanos de Francia, país donde se encuentra nuestra sede, y ofreceremos a las autoridades francesas todo el apoyo necesario para la investigación de este trágico suceso».

«Acompañamos en el sentimiento no solo a los familiares y amigos de las víctimas de este atentado, sino a todos aquellos que han perdido seres queridos a causa del terrorismo en todo el mundo», concluyó el Secretario General de INTERPOL.

Las directrices de INTERPOL para la identificación de víctimas de catástrofes son aceptadas internacionalmente y constituyen la norma mundial en esta materia. Su utilidad ya ha quedado demostrada en varias ocasiones, entre ellas el tsunami que tuvo lugar en Asia en 2004, la tragedia del vuelo de Air France AF 447 en 2009 y el accidente de Germanwings en 2015.

Además de los recursos policiales mundiales que ofrece INTERPOL, como las bases de datos nominales, de huellas dactilares y de perfiles de ADN, esta organización puede asimismo publicar una de sus notificaciones internacionales codificadas por colores a fin de obtener información adicional sobre la investigación o solicitar la detención de personas buscadas en relación con el atentado.