All news
|
Print
12 julio 2016

1 500 policías participan en una operación contra la delincuencia organizada en África Oriental y Austral

KENIA Y ZIMBABUE: La policía ha realizado una operación en África Oriental y Austral contra delitos transnacionales como la trata de personas, el tráfico de drogas y armas, el tráfico ilícito de migrantes, el terrorismo, el robo de automóviles y delitos contra el medio ambiente, que ha dado como resultado cerca de 4 500 detenciones.

Para hacer frente en la región este tipo de delitos tan diversos, y a menudo interconectados, se llevó a cabo la operación denominada USALAMA III, en la que se desplegaron unos 1 500 agentes en 22 países.

En esta operación de dos días (29 y 30 de junio), dirigida por el Comité de Jefes de Policía de África Oriental (EAPCCO) y la Organización Regional para la Cooperación de Jefes de Policía de África Austral (SARPCCO), con el apoyo de INTERPOL, participaron agentes de policía, aduanas e inmigración y representantes de servicios de protección de las especies silvestres, unidades contra el terrorismo y jefaturas de minas.

Durante las 48 horas que duró la operación se llevaron a cabo decenas de miles de comprobaciones en las bases de datos mundiales de INTERPOL, que condujeron a  la recuperación de más de 30 vehículos registrados como robados en los archivos de INTERPOL que procedían de países como el Reino Unido y Malasia, y la detención de un fugitivo que era objeto de una notificación roja.

Además del rescate de víctimas de la trata de personas en Namibia, Ruanda y Uganda, durante la operación se incautaron drogas, armas, munición, oro y otros productos ilícitos.

Otros resultados destacados de la operación USALAMA III:

  • ­Tras la detención de un hombre de 37 años, sospechoso de falsificación, la policía de Sudán recuperó un AK47, munición, pasaportes falsos, uniformes militares, ordenadores y dinero en diversas divisas: euros, dólares, libras sudanesas y ringgit (dólar malayo). Asimismo, recuperó 85 000 municiones que habían sido enterradas bajo tierra en el estado de Sennar cerca del límite con el estado del Nilo Azul y de la frontera con Sudán del Sur.
  • Tras la comprobación del cargamento de un avión que acababa de aterrizar en el aeropuerto de Jartum (Sudán), se encontraron unos 88 000 comprimidos de Captagon ocultos en el interior de cargadores de teléfonos.
  • En Ruanda, la policía incautó cannabis, heroína y redes de pesca ilegales, así como 651 metros y 5,5  toneladas de cables de cobre y postes de alta tensión valorados en más de 23 000 dólares estadounidenses, robados en almacenes de la compañía Rwanda Energy Group o procedentes de actos vandálicos en infraestructuras eléctricas.
  • El robo de ganado es un delito significativo en toda África, y en la región fueron detenidas 24 personas por el robo de 50 cabras, 32 vacas y 17 ovejas por un valor total estimado de cerca de 20 000 dólares estadounidenses.
  • ­En Uganda, la policía destruyó más de 22 hectáreas de plantas de cannabis y detuvo a 6 sospechosos relacionados con diversos delitos contra las especies silvestres tras recuperar 20 kg de marfil, 3 tortugas, gansos, 12 cáscaras de huevo de avestruz, pieles de leopardo y otros productos ilegales de origen animal. También se incautaron 7 armas y más de 300 municiones.
  • Agentes del aeropuerto internacional de Asmara en Eritrea detuvieron a un hombre que viajaba con un pasaporte robado que contenía un visado de salida falso.
  • En Suazilandia se destruyeron aproximadamente 28 hectáreas de cultivos de cannabis. En Malaui, además de la incautación de 2,2 toneladas de cannabis, la policía también destruyó unas 15 hectáreas de cannabis. La policía de Zimbabue interceptó un camión con destino Harare que transportaba una tonelada de cannabis oculto bajo sacos de salvado.
  • Un control de carreteras efectuado en Botsuana condujo al descubrimiento de 5 piezas de colmillo de elefante ocultas en el maletero de un automóvil. Los agentes detuvieron además a un curandero que tenía en su poder diversos productos ilícitos de especies silvestres, entre ellos tortugas y piel de pitón.

«El acceso a las bases de datos de INTERPOL desempeñó una función importante en el éxito de la operación y, de nuevo, quedó demostrada la necesidad de intercambio de información internacional. Operaciones como la que se acaba de efectuar evidencian lo que se puede conseguir cuando las fuerzas del orden trabajan en equipo para combatir la delincuencia transnacional», manifestó Joseph Boinnet, Presidente del EAPCCO e Inspector General del Servicio Nacional de Policía de Kenia.

Con el apoyo de las Oficinas Regionales de INTERPOL en Nairobi y Harare, se organizaron una serie de sesiones informativas preparatorias con objeto de intercambiar información policial sobre asuntos relacionados con la delincuencia nacional y regional e impartir formación sobre las capacidades policiales de INTERPOL utilizados en la operación.

«El resultado positivo de la operación USALAMA III refleja verazmente la importancia de la cooperación interregional y multilateral en la lucha contra la delincuencia organizada y transnacional», afirmó Julio Dos Santos Jane, Presidente de la SARPCCO y Comandante General de la Policía de Mozambique.

«Asimismo, los resultados indican que ver más allá de las fronteras resulta vital tanto para prevenir la delincuencia como para impedir que los delincuentes escapen de la justicia», añadió el Sr. Dos Santos Jane.

Elizabeth Kuteesa, Directora de la unidad de Proyección Global y Apoyo a las Regiones  de INTERPOL, manifestó que la operación enfatizaba el valor añadido de las Oficinas Regionales de INTERPOL en relación al fortalecimiento de la cooperación nacional y regional de las fuerzas del orden.

«La operación USALAMA III demuestra lo que se puede conseguir a través de la entrega de los países y los conocimientos especializados de los agentes de primera línea, con el apoyo de las capacidades globales de INTERPOL», añadió.

«Esta operación ha supuesto una respuesta fuerte y coordinada para combatir el grave reto que suponen los delitos a que se enfrentan estas regiones, e INTERPOL continuará proporcionando su apoyo en el seguimiento de las detenciones practicadas», concluyó la Sra. Kuteesa.

Países miembros de la SARPCCO: Angola, Botsuana, Lesoto, Malaui, Mauricio, Mozambique, Namibia, Suazilandia, Sudáfrica, Tanzania, Zambia y Zimbabue.

Países miembros del EAPCCO: Burundi, Yibuti, Etiopía, Eritrea, Kenia, Ruanda, Seychelles, Somalia, Sudán, Tanzania y Uganda.