All news
|
Print
18 mayo 2016

La migración y la seguridad fronteriza, temas principales de la reunión europea de INTERPOL

PRAGA (República Checa) – Tratar los problemas de seguridad planteados por el número sin precedentes de migrantes que se desplazan hasta Europa es un asunto decisivo para los altos funcionarios encargados de la aplicación de la ley reunidos en la 44ª Conferencia Regional Europea de INTERPOL.

Tras la publicación, esta misma semana, del informe conjunto de Europol e INTERPOL sobre las redes de tráfico de migrantes, los delegados tendrán la ocasión de asistir a las presentaciones de algunos países, como Austria, Alemania, Eslovenia y la Exrepública Yugoslava de Macedonia, así como del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en las que se dará cuenta de sus experiencias sobre la lucha contra este fenómeno.

El informe destaca que los controles en las fronteras ejercen una influencia sobre las principales rutas de tráfico de migrantes, por lo que, si se quiere mejorar la seguridad a escala nacional, regional y mundial, resulta fundamental garantizar que los agentes de primera línea puedan acceder a las herramientas de INTERPOL que permiten el acceso a información policial esencial, principalmente dentro del espacio Schengen.

La reciente operación BALKAN TRIGGER, dirigida por INTERPOL, sirvió para poner de manifiesto la importancia de contar con una seguridad fronteriza sólida con miras a combatir la delincuencia en todas sus formas.

Ahora que las armas de fuego se están convirtiendo en el tipo de arma predilecta para los atentados terroristas perpetrados en Europa, el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, anunció que la incautación en tan solo 48 horas de 40 armas de fuego, 6 kg de explosivos, 11 granadas de mano y 1 300 municiones, revela un panorama “muy preocupante” de la importancia del tráfico ilícito de armas a partir de la región de los Balcanes.

“Los delincuentes y los terroristas explotarán cualquier fallo, real o aparente, tanto para traficar con armas ilícitas como para obtener beneficios económicos de la desesperación de los migrantes de todo el mundo que desean llegar a Europa”, añadió el Sr. Stock.

“Teniendo en cuenta que en el espacio Schengen no hay fronteras, es fundamental que la policía se comunique en tiempo real, tanto dentro de esta región como en otros lugares, y, aún más importante, que intercambie información sobre rutas y personas, a fin de determinar las pautas seguidas e impedir que se apliquen.

“Pero no se trata únicamente de un problema regional; nos enfrentamos a una nueva dimensión de la seguridad mundial que solo podemos tratar con éxito mediante una comunicación eficaz entre todos los organismos del mundo encargados de proteger a los ciudadanos”, concluyó el Secretario General.

Los 168 participantes en esta Conferencia Regional Europea, procedentes de 56 países y 20 organizaciones internacionales, se proponen aprobar una serie de medidas encaminadas a aumentar el intercambio de información sobre combatientes terroristas extranjeros a escala internacional, ampliar el uso de las capacidades policiales de INTERPOL a los puestos fronterizos cruciales de la región e intensificar los esfuerzos con miras a combatir el tráfico de drogas y las redes delictivas implicadas.

“Esta reunión brinda a la policía de toda Europa la oportunidad de entablar debates fructíferos y estrechar la cooperación en relación con las medidas de lucha contra la delincuencia, el terrorismo y los delincuentes implicados en la actual crisis migratoria”, declaró el Mayor General Tomáš Tuhý, Jefe de la Policía de la República Checa.

A lo largo de la conferencia, los delegados tendrán la ocasión de escuchar ponencias sobre la naturaleza proteica de la ciberdelincuencia y la estrategia de INTERPOL para ayudar a los países miembros a combatir este fenómeno gracias a cursos especializados.