All news
|
Print
21 abril 2016

Incautación de armas y explosivos en una operación dirigida por INTERPOL

LYON (Francia) – Una operación dirigida por INTERPOL contra el tráfico ilícito de armas en los Balcanes Occidentales ha conducido a la detención de catorce personas y a la incautación de explosivos, armas y munición.

La operación BALKAN TRIGGER se saldó con el decomiso de unas 40 armas, 6 kg de explosivos, 11 granadas de mano y 1 300 unidades de munición, duró 48 horas y supuso el despliegue de unos 5 000 agentes en Bosnia-Herzegovina, Croacia, la ex-República Yugoslava de Macedonia, Montenegro, Serbia y Eslovenia.

El tráfico ilícito de armas desde la región de los Balcanes hacia Europa Occidental para su uso en atentados terroristas resulta cada vez más preocupante, por lo que un factor fundamental de la operación dirigida por INTERPOL era el establecimiento de una sólida red para detener con más eficacia estos flujos de armas.

Se detuvo a unas 43 000 personas en puestos fronterizos, rutas de tránsito y puntos críticos de la región, y se llevaron a cabo dos millones de consultas en las bases de datos de INTERPOL, entre ellas las relativas a las personas buscadas, documentos de viaje robados y perdidos, y vehículos robados.

“Los recientes atentados terroristas, perpetrados en Europa y en todo el mundo, en los que se han utilizado principalmente armas en lugar de explosivos, ponen de relieve la necesidad de llevar a cabo controles más eficaces”, afirmó Tim Morris, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“La operación BALKAN TRIGGER tiene por objetivo proporcionar una base sólida a partir de la cual los países miembros de la región puedan avanzar en su lucha contra el problema que supone el contrabando de armas y servir de modelo para realizar otras operaciones en todo el mundo”, añadió Tim Morris.

Además de identificar un vehículo robado, en el marco de esta operación, que transcurrió entre el 17 y el 19 de abril, la policía también logró incautarse de 52 kg de marihuana, 14,5 kg de oro y 250 000 EUR en efectivo.

Los funcionarios de los países participantes fueron desplegados en una plataforma de coordinación, sita en Sarajevo, mientras que en el Centro de Mando y Coordinación de la sede de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon, se instaló una segunda plataforma, compuesta por miembros de unidades especializadas y representantes de Europol.

Ahora, la información recopilada a raíz de esta operación será analizada para determinar posibles conexiones con otras actividades delictivas o terroristas en la región y en otros lugares.

Los datos pormenorizados de las armas decomisadas se han agregado al Sistema de INTERPOL para la Gestión de los Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS), herramienta que proporciona a los 190 países miembros de INTERPOL un sistema centralizado en el que pueden introducir y consultar datos sobre armas de fuego perdidas, robadas u objeto de tráfico o de contrabando.