All news
|
Print
19 marzo 2016

INTERPOL aconseja mejorar la vigilancia fronteriza tras la detención de Abdeslam

LYON (Francia) – Tras la detención de Salah Abdeslam en Bélgica el pasado viernes, INTERPOL ha recomendado reforzar la vigilancia en los controles fronterizos de sus 190 países miembros.

La organización mundial de policía advierte de que la captura de este ciudadano francés de 26 años, nacido en Bélgica, y uno de los principales sospechosos de los atentados de París perpetrados en noviembre de 2015, puede incitar a otros cómplices a intentar salir de Europa o de otros lugares.

En un mensaje enviado a todos los países miembros, la Secretaría General de esta organización policial, sita en Lyon, recomienda reforzar los controles en los puestos fronterizos, especialmente haciendo comprobaciones en la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos (SLTD), que contiene unos 56 millones de registros procedentes de 172 países.

Asimismo, en esta base de datos figuran actualmente unos 250 000 registros de pasaportes sirios e iraquíes robados y perdidos, de los cuales más de 190 000 fueron sustraídos en blanco.

Entre ellos se encuentra el pasaporte sirio encontrado en el Stade de France tras la tentativa de atentado suicida vinculado a la serie de atentados perpetrados en París, que había sido registrado en la base de datos SLTD en abril de 2014 dentro de un lote de 1 452 pasaportes en blanco robados.

Además, la base de datos mundial de INTERPOL sobre combatientes terroristas extranjeros contiene actualmente información sobre unas 6 000 personas, proporcionada por más de 50 países.

“Hay que felicitar a Bélgica por la detención de Salah Abdeslam, pero esta es solo una pieza de un inmenso puzle”, declaró el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

“Si bien es demasiado pronto para especular sobre la dirección que va a tomar la investigación, es muy posible que las personas próximas a Abdeslam comiencen a temer que su paradero sea revelado e intenten huir para evitar ser detenidas”.

“Por eso ahora es fundamental que los países sigan cooperando y cotejando de manera estricta todos los documentos con la información de que disponen para evitar que los sospechosos burlen los controles”, añadió el Secretario General.

El Centro de Mando y Coordinación de la Secretaría General, operativo las 24 horas del día, está permanentemente en contacto con las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en Bruselas y París para aportar todo el apoyo necesario y garantizar la rápida transmisión de  información a otros países miembros en el marco de la investigación internacional en curso de los atentados de París.