All news
|
Print
10 febrero 2016

INTERPOL celebra un curso para intensificar la lucha contra el contrabando de material nuclear

CIUDAD DE MÉXICO (México) – El aumento de la capacidad de las fuerzas del orden para controlar y detectar el contrabando de material nuclear y radiológico fue el tema central de un taller de tres días de duración (del 8 al 10 de febrero) organizado por INTERPOL.

Unos 65 representantes de los servicios policiales, aduaneros, de inmigración y sanidad y de diversos ministerios de ocho países de América Latina se congregaron con el objetivo de concienciar sobre el tráfico ilícito de material nuclear y otros materiales radiactivos, así como sobre la capacidad policial de INTERPOL para hacer frente a dicha amenaza.

Uno de los objetivos fundamentales del Taller sobre Lucha contra el Contrabando de Materiales Nucleares era promover la cooperación interinstitucional en los países mediante la constitución y el despliegue de equipos para combatir el contrabando de material nuclear, con el fin de frenar el tráfico ilícito de dicho material y otros materiales radiactivos.

En el taller, celebrado con anterioridad a la Cumbre de Seguridad Nuclear que tendrá lugar el mes que viene en Washington D.C., se abordaron temas como las estrategias para combatir el contrabando de material nuclear adoptadas en las cumbres anteriores, la base de datos sobre incidentes y tráfico ilícito del Organismo Internacional de Energía Atómica, el desarrollo de la cooperación intersectorial y las buenas prácticas en materia de operaciones e investigación.

El coordinador de la unidad de Prevención del Terrorismo Radiológico y Nuclear de INTERPOL, Alan King, manifestó: “Ningún país está a salvo de las amenazas terroristas que impliquen el uso de material nuclear y de otros materiales radiactivos. Incluso los países sin industria nuclear todavía utilizan, legítimamente, isótopos radiactivos en la atención sanitaria y el sector industrial. La posibilidad de que los delincuentes trafiquen con ellos para fines terroristas sigue siendo real.”

“El objetivo de este taller es que los participantes lleven lo aprendido en él a los organismos de sus países, de modo que puedan desarrollar la capacidad necesaria para impedir el tráfico de material nuclear, actuar contra los delincuentes y mejorar la seguridad nuclear”, añadió el Sr. King.

En el taller se puso asimismo de relieve la Iniciativa Global contra el Terrorismo Nuclear y su contribución a la seguridad nuclear a escala mundial. Se trata de una alianza internacional, de carácter voluntario, formada por
86 naciones y 5 organizaciones internacionales, incluida INTERPOL, que se han comprometido a reforzar la capacidad para impedir, detectar y combatir el terrorismo nuclear a nivel mundial.

Además de los módulos de formación, el taller incluyó ejercicios prácticos, tales como actividades en pequeños grupos sobre situaciones hipotéticas y el uso de sistemas de detección portátiles. Participaron en él los siguientes países: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá.

El taller organizado en Ciudad de México fue el quinto de una serie de talleres financiados por el Departamento de Energía de los Estados Unidos. Los anteriores se celebraron en Vietnam (febrero de 2015), Tayikistán (julio de 2014), Turquía (diciembre de 2013) y Polonia (febrero de 2012).