All news
|
Print
22 enero 2016

INTERPOL apoya el proyecto contra la ciberdelincuencia presentado por el Foro Económico Mundial

La cooperación entre los sectores público y privado, piedra angular del Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación


DAVOS (Suiza) – Las recomendaciones del Foro Económico Mundial para fomentar una mayor cooperación entre los sectores público y privado en la lucha contra la ciberdelincuencia han recibido el respaldo de INTERPOL.

Jean-Luc Vez, Director de Políticas de Seguridad Pública y de Seguridad del Foro Económico Mundial, Jürgen Stock, Secretario General de INTERPOL, Loretta Lynch, Fiscal General de Estados Unidos, y Eugene Kaspersky, Presidente y Director General de Kaspersky Lab, presentaron en Davos una nueva iniciativa por la que se propone un enfoque común para las fuerzas del orden y las empresas con objeto de mejorar la detección y la prevención de los ciberdelitos y combatirlos con mayor eficacia.

De entre las recomendaciones del Foro acerca de la cooperación entre entidades públicas y privadas contra la ciberdelincuencia cabe destacar la de disponer de plataformas para el intercambio de información y la cooperación entre las empresas y las fuerzas de seguridad, y en esta recomendación se reconoce que el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación (CMII) sito en Singapur constituye una plataforma tal.

En el Centro de Intercambio de Información sobre la Ciberdelincuencia que forma parte del CMII, junto con los policías trabajan especialistas procedentes tanto del sector de la ciberseguridad como del mundo académico, que aportan sus conocimientos especializados en una amplia gama de cuestiones tales como la inteligencia policial sobre ciberamenazas y el análisis de malware, el análisis forense de dispositivos móviles, y la investigación científica sobre la visualización de ciberamenazas y sobre la atribución de la autoría de los ciberataques.

“El trabajo policial, especialmente en el ciberespacio, ha dejado de ser competencia exclusiva de los organismos encargados de la aplicación de la ley. Tienen que participar en él el sector privado, el mundo académico y los propios ciudadanos”, afirmó el Secretario General de INTERPOL.

“La Internet de las cosas presenta unas posibilidades inauditas para la delincuencia, y las fuerzas del orden deben integrarla en sus estrategias si quieren poner a los transgresores entre rejas”.

“La lucha contra la ciberdelincuencia exige un planteamiento unificado; no basta con crear alianzas. Hay que garantizar que los policías de todo el mundo tengan los equipos de base y la formación mínima que se necesita para ello”, concluyó el jefe de INTERPOL.

En las recomendaciones del Foro de Davos también se destaca la ayuda extraordinaria que INTERPOL ha prestado a la policía de sus 190 países miembros para descubrir y dar a conocer pistas policiales, colmar los vacíos de información y desarticular las redes de delincuencia organizada que están detrás de diversos ciberdelitos a menudo relacionados entre sí.

En 2015 la cooperación entre los servicios encargados de la aplicación de la ley, el sector privado y los organismos estatales respaldada por INTERPOL condujo al desmantelamiento de las botnets Simda y Dorkbot, que se estima han infectado a alrededor de 1,75 millones de ordenadores en el mundo entero.

El laboratorio de investigación cibernética de INTERPOL también ha creado su propia red privada oculta, con una criptomoneda particular y un mercado simulado a fin de recrear el entorno virtual “clandestino” de los delincuentes, que le sirve de herramienta didáctica para la realización de investigaciones policiales.

En estos momentos, en el CMII de Singapur trabajan especialistas de Cyber Defense Institute, Kaspersky Lab, LAC, NEC, SECOM, Trend Micro y las universidades de South Australia y Waikato (Nueva Zelanda), y en el futuro próximo el Centro de Intercambio de Información sobre la Ciberdelincuencia contará con la presencia de expertos de los sectores bancario y de las telecomunicaciones.