All news
|
Print
11 enero 2016

El Jefe de INTERPOL afirma que la lucha contra el terrorismo se encuentra en una etapa decisiva

El Secretario General interviene en la reunión conjunta del Foro Mundial contra el Terrorismo y de la coalición contra el Estado Islámico


LA HAYA (Países Bajos) – La combinación de los cambios en las pautas de los desplazamientos, los ataques perpetrados lejos de las zonas de conflictos, las comunicaciones en línea y el uso de documentos de viaje fraudulentos han dado lugar a una “etapa decisiva” en la lucha contra el terrorismo, advirtió Jürgen Stock, Secretario General de INTERPOL.

Dirigiéndose a los grupos de trabajo sobre combatientes terroristas extranjeros del Foro Mundial contra el Terrorismo y de  la coalición internacional contra el Estado Islámico (también conocido como Daesh), Jürgen Stock declaró que será necesaria la determinación constante de la comunidad internacional para combatir la evolución de la amenaza terrorista.

El Secretario General explicó que, puesto que Daesh atrae adeptos en todo el mundo, resulta esencial llevar a cabo actuaciones coordinadas, no solo para identificar y detener a las personas, sino también para frenar la financiación de sus actividades terroristas, tal como se destaca en la reciente resolución 2253 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Además de animar a los Estados miembros a que faciliten toda la información necesaria para publicar notificaciones especiales de INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre personas y entidades, la resolución 2253 también insta a emplear en mayor medida la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos (SLTD).

“Es fundamental poder acceder a la información de otros países si nos disponemos a mejorar el sistema de seguridad destinado a impedir que los terroristas se desplacen libremente y a frenar las actividades de  sus redes de apoyo”, indicó Jürgen Stock.

“Garantizar el acceso directo a las bases de datos mundiales de INTERPOL supone la posibilidad de realizar búsquedas instantáneas entre casi 55 millones de documentos de viaje, unos 200 000 datos de identificación nominales y más de 40 000 notificaciones sobre presuntos delincuentes o terroristas buscados.”

“Dada su función de plataforma mundial y neutral, INTERPOL ocupa un lugar privilegiado para permitir el intercambio de datos procedentes de nuestros 190 países miembros, con objeto de ayudarles a garantizar que la información se encuentre en el lugar adecuado”, añadió el Secretario General.

Entre los documentos contenidos en la base de datos mundial SLTD, única en su género, figuran casi 30 000 pasaportes sirios, de los cuales se ha denunciado el robo en blanco de unos 4 000.

La reunión de hoy, convocada por la copresidencia neerlandesa bajo el lema “Compartir, frenar y proteger” se basa en las medidas propuestas en el Memorando de La Haya - Marrakech sobre buenas prácticas para dar una respuesta más eficaz al fenómeno de los combatientes terroristas extranjeros. 

También tiene por objetivo animar a los países miembros a aplicar todos los aspectos de la resolución 2178 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como la recopilación de buenas prácticas del Foro Mundial contra el Terrorismo, documentos en los que se reconoce la función de INTERPOL en la lucha mundial contra los combatientes terroristas extranjeros. 

En noviembre de 2015 los Ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea, reunidos en Bruselas con carácter extraordinario, hicieron un llamamiento para conectar todos los puestos de control de las fronteras exteriores de la UE a las bases de datos mundiales de INTERPOL y cotejar automáticamente los documentos de viaje a partir de marzo de 2016.

Entre los servicios que INTERPOL ofrece para ayudar a las fuerzas del orden a detectar o investigar posibles amenazas se encuentra su base de datos sobre combatientes terroristas extranjeros, que actualmente contiene registros de unas 6 000 personas enviados por más de 50 países, así como su Sistema para la Gestión de los Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS), cuya finalidad es que  los organismos encargados de la aplicación de la ley intercambien más fácilmente información sobre la circulación internacional de armas de fuego ilícitas.