All news
|
Print
05 noviembre 2015

La Asamblea General de INTERPOL aprueba un plan para el futuro de la Organización

KIGALI (Ruanda) - La 84ª reunión de la Asamblea General de INTERPOL se ha clausurado hoy con el respaldo de los delegados a una nueva hoja de ruta destinada a garantizar que, en su desarrollo futuro, la Organización ayude con mayor eficacia a sus 190 países miembros a combatir la delincuencia transnacional y el terrorismo.

Tras el apoyo unánime de los delegados a la iniciativa INTERPOL 2020, que consiste en una revisión del entorno, la estrategia, las prioridades y las actividades de la Organización, esta va a trabajar ahora en concertación con los países miembros a fin de definir y elaborar una serie de conclusiones claras sobre las medidas necesarias para potenciar sus capacidades policiales con el apoyo de unos sólidos mecanismos de gobernanza.

La Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi, declaró a los delegados que es imprescindible contar con su constante apoyo, para transformar las resoluciones aprobadas durante la Asamblea General en acciones concretas.

“INTERPOL 2020 constituye el soporte fundamental para la evolución de la Organización, por lo que animo a todos los países miembros a contribuir a esta iniciativa que ayudará a construir la INTERPOL del futuro”, declaró la Presidenta.

Por su parte, el Secretario General, Jürgen Stock, afirmó que, para seguir respondiendo con eficacia a los peligros actuales o que empiezan a vislumbrarse en materia de seguridad, es esencial reforzar todos los ámbitos de actividad, tanto internos como externos, de la Organización.

Y advirtió de lo siguiente: “Si queremos que INTERPOL permanezca en la vanguardia de la labor policial mundial, es fundamental que nuestros sistemas sean robustos y capaces de responder a los retos que deberemos afrontar en el futuro”.

“INTERPOL 2020 nos proporcionará el marco estratégico necesario para garantizar que la Organización siga siendo un interlocutor fuerte y respetado en el ámbito de la seguridad mundial”, añadió Jürgen Stock.

En consonancia con la iniciativa INTERPOL 2020, uno de cuyos elementos clave es el establecimiento de alianzas estratégicas, la Asamblea General aprobó varias resoluciones encaminadas a estrechar la cooperación con el sector privado, en particular a través de la iniciativa I-Checkit, destinada a fortalecer la gestión de fronteras.

Los delegados también aprobaron la recomendación de que INTERPOL ponga a disposición de entidades privadas su proyecto BASELINE, con miras a facultar a la industria y a los administradores de redes para que detecten y señalen imágenes sobre abusos sexuales a menores, y las eliminen de sus redes.

Este proyecto, vinculado a la Base de Datos Internacional de INTERPOL sobre Explotación Sexual de Niños (ICSE), permitirá a las empresas del sector cotejar firmas digitales de imágenes alojadas en sus redes con las extraídas de algunas de las imágenes más duras contenidas en dicha base de datos.

La labor de INTERPOL en el marco del proyecto BASELINE y una serie de cambios suplementarios introducidos en la base de datos ICSE se presentarán en la cumbre mundial “We Protect Children Online”, que se celebrará en Abu Dabi.

En este encuentro, que en sus dos días de duración (16 y 17 de noviembre) reunirá a líderes mundiales, empresas de tecnología y organismos encargados de la aplicación de la ley, se verificarán los avances realizados desde el encuentro inaugural, celebrado en Londres y en el que unos 50 países y organizaciones internacionales firmaron las declaraciones de acción de la cumbre.

La base de datos ICSE ya ha ayudado a especialistas de todo el mundo a identificar a más de 7 700 niños víctimas de abusos sexuales y a detener a más de 3 800 pederastas.

La Asamblea General también fue informada de los avances realizados por el Grupo de Trabajo sobre el Tratamiento de la Información (GTI), que está llevando a cabo una revisión exhaustiva de los mecanismos de control de INTERPOL en todos los niveles, lo que incluye las Oficinas Centrales Nacionales, la Secretaría General y la Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL (CCF).

En el marco del proceso en curso, los delegados votaron a favor de una serie de medidas provisionales destinadas a reforzar y perfeccionar aún más las normas relacionadas con la utilización de las notificaciones y difusiones por parte de los países miembros.

Asimismo, la Asamblea General, a la que asistieron alrededor de 640 jefes de policía y altos mandos de las fuerzas del orden de 145 países, eligió a dos nuevos Vicepresidentes y cinco nuevos Vocales del Comité Ejecutivo de INTERPOL.

Indonesia acogerá la 85ª reunión de la Asamblea General en 2016, y esta semana los delegados respaldaron la candidatura de China para acoger la 86ª reunión, prevista para 2017.