All news
|
Print
02 noviembre 2015

Los jefes de policía de todo el mundo asisten a la reunión de la Asamblea General de INTERPOL en Ruanda para hacer frente a los peligros globales

KIGALI (Ruanda) – Los problemas de seguridad transfronteriza más acuciantes en la actualidad a los que se enfrentan las policías de todo el planeta constituirán el tema principal de la 84ª reunión de la Asamblea General de INTERPOL, que acaba de inaugurarse en Ruanda.

Entre los puntos principales que serán tratados en este acto, al que asisten alrededor de 640 jefes de policía y altos mandos de las fuerzas del orden de 145 países, figuran la lucha contra la amenaza que plantean los combatientes terroristas extranjeros, las redes de delincuencia organizada que se dedican al tráfico de personas, así como el narcotráfico y la ciberdelincuencia.

Los asistentes a esta conferencia de cuatro días de duración (del 2 al 5 de noviembre) serán también informados de las capacidades policiales de INTERPOL en materia de seguridad integrada de las fronteras, con miras a combatir el terrorismo y la delincuencia transnacional, en particular a través de la iniciativa I-Checkit.

En la apertura de la reunión, el Presidente de Ruanda, Paul Kagame, declaró que la seguridad es la base de todo, y añadió que si bien la globalización ofrece muchas oportunidades de progreso y desarrollo, un mundo más conectado trae también consigo un mayor riesgo de que se perpetren delitos.

“Debido a la propia naturaleza de esos delitos, ningún país puede, por sí solo, hacerles frente. Debemos colaborar estrechamente, y en ese aspecto es en el que INTERPOL descuella”, señaló Kagame, quien también agradeció a INTERPOL sus esfuerzos para localizar a los prófugos buscados por el genocidio de Ruanda.

“La capacidad de INTERPOL para el intercambio de información y la actuación concertada ayuda a colmar las lagunas allí donde prospera la delincuencia internacional. Además, al fomentar los valores y normas comunes de las fuerzas del orden, INTERPOL contribuye a hacer del mundo un lugar mejor.”

“INTERPOL es un buen modelo para la cooperación internacional eficaz en términos generales, y pueden estar seguros de que Ruanda seguirá siendo un socio fiable y comprometido con el logro de la seguridad y la justicia mundiales”, concluyó el Presidente de Ruanda.

La Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi, indicó que el lema de la reunión de la Asamblea General de este año, “INTERPOL 2020: Retos mundiales para la labor policial en un entorno cambiante”, se ajusta a la misión de la organización policial de lograr un mundo más seguro, y además responde a las expectativas de la comunidad internacional.

“Tener que hacer frente a rápidas transformaciones y a una complejidad creciente y aportar soluciones adaptadas forma parte integral del desarrollo de todos los países y, por supuesto, de todas las organizaciones, y de eso precisamente vamos a hablar en los próximos días”, manifestó Ballestrazzi.

“En nuestro mundo globalizado, lo que constituye una amenaza para uno de nosotros constituye una amenaza para todos, y cada Estado necesita la cooperación internacional para garantizar su seguridad”, añadió la Presidenta de INTERPOL.

El Inspector General de la Policía Nacional de Ruanda, Emmanuel Gasana, declaró que su país es un miembro de INTERPOL activo y entregado. “En los últimos años hemos colaborado en actividades policiales fundamentales que abarcan desde la capacitación a iniciativas regionales, conferencias internacionales y campañas de prevención de la delincuencia”.

“INTERPOL también ha prestado su apoyo a la Policía Nacional de Ruanda, dotando a nuestras fronteras de las herramientas de policía y el acceso a bases de datos esenciales. Gracias a ello, estamos mejor capacitados para descubrir a los delincuentes y detenerlos”.

“Por lo tanto, estamos deseosos de proseguir esta colaboración para capacitar a la policía, intercambiar información y hallar nuevos medios de enfrentarnos juntos a los problemas de seguridad”, añadió Gasana.

Un año después de asumir su cargo, el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, manifestó que no hay duda de que los 190 países miembros de su organización tienen elevadas expectativas en cuanto a los esfuerzos policiales dirigidos a escala global por INTERPOL en un mundo en el que el panorama de la seguridad evoluciona constantemente.

“De igual modo que las naciones capaces se adaptan constantemente a unas complejidades mundiales en continuo cambio, la cooperación policial internacional debe cultivar la innovación en su desarrollo estratégico para hacer frente a los peligros que plantea la delincuencia transnacional”, declaró el Secretario General, refiriéndose a la iniciativa INTERPOL 2020 lanzada a principios de este año.

INTERPOL 2020 supone una revisión del entorno, la estrategia, las prioridades y las actividades de esta organización policial, a fin de elaborar una hoja de ruta clara para proseguir el desarrollo de una INTERPOL fuerte, eficaz y transparente.

“INTERPOL tiene la función evidente de ampliarse y reflexionar sobre el modo en que puede coordinarse con otras comunidades, incluido el sector privado, con objeto de beneficiarse de los conocimientos y experiencias que aplican para afrontar una realidad en cambio permanente y adaptar sus modelos a fin de seguir siendo pertinentes”, concluyó el jefe de la organización policial mundial.

Dado que los peligros delictivos que acechan al medio ambiente no afectan solo a los recursos naturales, sino también a las economías y sociedades de los países, en la presente edición de la Asamblea General se determinarán también posibles ámbitos de desarrollo en materia de seguridad medioambiental, entre ellos el incremento del uso de las herramientas forenses para descubrir redes delictivas.

Asimismo, los delegados considerarán la posibilidad de crear una nueva notificación de INTERPOL sobre activos de origen delictivo, a fin de apoyar la labor mundial de lucha contra la corrupción y la delincuencia financiera.