All news
|
Print
11 septiembre 2015

Los jefes de INTERPOL y Europol hacen un llamamiento conjunto para actuar urgentemente contra las redes de tráfico de personas

LYON (Francia) – Los dirigentes de INTERPOL y Europol han solicitado la actuación urgente y coordinada de las fuerzas del orden para descubrir y desmantelar las redes de delincuencia organizada responsables del aumento sin precedentes del tráfico de personas.

La necesidad de una actuación coordinada a escala nacional, regional e internacional para afrontar este problema de seguridad que va en rápido aumento, fue uno de los principales temas tratados por el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, y el Director de Europol, Rob Wainwright, durante la reunión que han mantenido hoy en la sede de la Secretaría General de INTERPOL.

En el marco del encuentro se ha hecho hincapié en que, mediante la suma de sus recursos, INTERPOL –la organización policial más grande del mundo con acceso a una red operativa que abarca los países de origen y tránsito de África Septentrional y Occidental, los Balcanes y Próximo Oriente— y Europol –el organismo de la Unión Europea encargado de la aplicación de la ley– se encuentran en una situación inmejorable para ayudar a los organismos nacionales encargados de la aplicación de la ley a combatir las redes delictivas que facilitan la migración irregular.

Con este fin, ambos líderes han solicitado a los servicios competentes de sus respectivas organizaciones que preparen urgentemente una cumbre de altos mandos policiales de los países de origen, tránsito y destino de los migrantes.

“En este momento en que conmemoramos el aniversario del atentado terrorista del 11-S –un acontecimiento que cambió completamente el panorama de la seguridad–, es más importante que nunca que los gobiernos apoyen a las fuerzas del orden para que apliquen una filosofía basada en la necesidad de compartir información, en lugar de la consistente en su mera obtención”, declaró el Secretario General.

“Los delincuentes que se aprovechan de la desesperación de las personas que huyen de los conflictos o de la pobreza están obteniendo beneficios millonarios que se pueden utilizar posteriormente para alimentar la corrupción y financiar otras formas graves de delincuencia transnacional”.

“Necesitamos que cada uno de nuestros 190 países miembros aporte su contribución al suministro de una información que podría ser crucial para llevar a estos “mercaderes de la miseria” ante la justicia”, señaló Jürgen Stock.

“La cooperación de INTERPOL con Europol aporta un método simplificado de intercambio de información entre los ámbitos europeo y mundial, cuyo objetivo es garantizar la ausencia de brechas de las que puedan aprovecharse los delincuentes”, concluyó el jefe de INTERPOL.

“Europa se está enfrentando a un flujo migratorio sin precedentes. Todos estamos profundamente conmovidos por la tragedia de estas personas y nuestro deber es actuar de manera inmediata y urgente para frenar a los grupos de delincuencia organizada que introducen ilegalmente a los migrantes en Europa y los hacen llegar a distintos puntos del continente”, declaró el Director de Europol.

Rob Wainwright añadió que los servicios encargados de la aplicación de la ley de los Estados miembros de la Unión Europea, Europol e INTERPOL se enfrentan a mafias cada vez más sofisticadas y con menos escrúpulos, que se están volviendo más difíciles de combatir, más ágiles, más internacionales y más innovadoras en el uso de herramientas de vanguardia como las redes sociales.

“Es muy importante que, en estos momentos difíciles, los Estados miembros intensifiquen sus esfuerzos de intercambio de datos policiales esenciales –entre ellos y con Europol e INTERPOL–, de manera que nuestra labor destinada a obtener pistas, completar la información y desarticular los grupos de delincuencia organizada implicados en el tráfico de personas resulte aún más eficaz”.

“Ahora más que nunca somos conscientes de que la seguridad en la Unión Europea es indivisible. Europol está preparada para redoblar sus actividades encaminadas a frenar a los grupos de delincuencia organizada que facilitan la inmigración ilegal y, para conseguirlo, aprovechará todas las oportunidades de unir fuerzas con INTERPOL”, concluyó Rob Wainwright.

Además de su red mundial de comunicación policial protegida, que permite el intercambio de información policial de vital importancia entre 190 países en tiempo real, el conjunto de bases de datos de INTERPOL, entre las que se incluyen las de combatientes terroristas extranjeros, personas buscadas, huellas dactilares, documentos de viaje robados y perdidos, embarcaciones robadas y piratería marítima, constituye asimismo una serie de herramientas esenciales para la detección de posibles vínculos entre redes de delincuencia organizada que se dedican al tráfico de personas y otros delitos.

Para combatir a las organizaciones delictivas que facilitan la inmigración ilegal, Europol ha creado herramientas operativas y analíticas a medida, que pueden ser utilizadas en las operaciones en curso de las fuerzas del orden. Las bases de datos de inteligencia de Europol contienen información procedente de 500 organismos de toda Europa y permiten detectar rápidamente conexiones entre grupos de delincuencia organizada, así como intercambiar datos operativos cruciales entre los servicios policiales interesados.

Ante la evidencia de que las redes sociales e Internet facilitan la delincuencia organizada y el terrorismo, ambos líderes discutieron también sobre la actual cooperación en materia de lucha contra la ciberdelincuencia a través del Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación de Singapur y del Centro Europeo de Ciberdelincuencia de Europol (EC3), sito en La Haya.