All news
|
Print
07 agosto 2015

INTERPOL organiza reuniones sobre delitos forestales y pesqueros en América Central y del Sur

BUENOS AIRES (Argentina) – INTERPOL ha dirigido recientemente dos reuniones regionales sobre investigación y análisis de casos de delitos forestales y pesqueros, destinadas a funcionarios de las fuerzas del orden de América Central y del Sur.

Los encuentros, de tres días de duración (del 20 al 22 de julio), se celebraron en la Oficina Regional de INTERPOL para América del Sur, sita en Buenos Aires.

A la reunión sobre los delitos pesqueros asistieron representantes de las fuerzas policiales, las Oficinas Centrales Nacionales (OCN) de INTERPOL, los servicios de guardacostas, los organismos encargados de asuntos pesqueros y navales y las aduanas de ocho países: Argentina, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Panamá y Perú.

Los participantes debatieron temas relacionados con las investigaciones transnacionales de delitos pesqueros, tales como el contrabando de especies protegidas y la identificación de buques sospechosos de practicar la pesca ilegal.

Alrededor de 35 personas procedentes de 12 países (Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y República Dominicana) asistieron al encuentro sobre delitos forestales, que tuvo lugar seis meses después de que los países empezaran a colaborar en una iniciativa regional contra el comercio ilícito de madera procedente de la región y destinada a los mercados de Estados Unidos, Asia y Europa.

Durante esta reunión, representantes de los servicios policiales y de las entidades encargadas de los bosques trataron casos transnacionales e investigaciones en curso, e intercambiaron información sobre modus operandi empleados por particulares y empresas que operan en la región, así como sobre las rutas utilizadas para el comercio ilegal de madera. Se expuso a los asistentes ejemplos prácticos de cómo utilizar las herramientas de INTERPOL –por ejemplo, las notificaciones- para combatir los delitos forestales.

En su discurso de apertura de las reuniones, Diego Llumá, Director Nacional de Cooperación Regional e Internacional del Ministerio de Seguridad de Argentina, declaró que América Latina es una región rica en biodiversidad y, por lo tanto, precisa de una estrategia coordinada para hacer frente adecuadamente a los delitos contra el medio ambiente.

La reunión sobre delitos forestales contó con el respaldo del organismo estatal noruego encargado de la ayuda al desarrollo (NORAD) y de la oficina del Departamento de Estado de Estados Unidos encargada de la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia internacional. El encuentro sobre delitos pesqueros fue financiado por el Departamento de Estado de Estados Unidos y la Comisión Europea, bajo los auspicios del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC).