All news
|
Print
03 junio 2015

INTERPOL publica notificaciones rojas sobre antiguos funcionarios y directivos de la FIFA buscados por las autoridades estadounidenses

LYON (Francia) – A petición de las autoridades de Estados Unidos, INTERPOL ha publicado notificaciones rojas (avisos internacionales de búsqueda) sobre dos exfuncionarios y cuatro antiguos directivos de la FIFA por delitos como asociación ilícita para constituir una organización delictiva y corrupción.

Las personas objeto de las notificaciones son:

  • Jack Warner, de Trinidad y Tobago, antiguo vicepresidente y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, presidente de la CONCACAF (confederación regional de fútbol para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe), presidente de la CFU (Unión Caribeña de Fútbol), y asesor especial de la federación de fútbol de Trinidad y Tobago (TTFF).
  • Nicolás Leoz, de nacionalidad paraguaya, exmiembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y presidente de la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol).
  • Alejandro Burzaco, de nacionalidad argentina, director general de Torneos y Competencias S.A., una empresa radicada en Argentina, vinculada a la mercadotecnia y el deporte, y sus filiales.
  • Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, de nacionalidad argentina, directores de Full Play Group S.A., una empresa de mercadotecnia y deporte radicada en Argentina y sus filiales.
  • José Margulies (también conocido como José Lazaro), de nacionalidad brasileña, director general de las empresas de transmisión Valente Corp. y Somerton Ltd.

Las notificaciones rojas constituyen uno de los medios por los que INTERPOL informa a sus países miembros de que las autoridades judiciales han dictado una orden de detención contra una persona. Se publican para solicitar la localización y detención de una persona que es buscada con fines de extradición o para la aplicación de medidas legales análogas.

Las personas objeto de estas notificaciones son buscadas por tribunales nacionales y la labor de INTERPOL consiste en ayudar a las fuerzas policiales de los países a identificar o localizar a esas personas con miras a su detención y extradición.

La notificación roja no es una orden de detención internacional, e INTERPOL no puede obligar a ningún país a detener a la persona que es buscada en virtud de ella.

La Secretaría General de INTERPOL no envía a funcionarios para que detengan en los países a personas objeto de notificaciones rojas. Solo las autoridades nacionales de los países miembros de INTERPOL en los que se encuentran las personas buscadas tienen capacidad jurídica para proceder a la detención.

Al usar nuestra página web, utilizamos cookies para garantizar funcionalidad técnica, reunir estadísticas, y el intercambio en las plataformas de redes sociales.

Más información