All news
|
Print
01 junio 2015

Decomiso de artículos falsos por valor de 60 millones de USD en varias redadas realizadas en el continente americano y el Caribe

LYON (Francia) – Repuestos de automóviles, combustibles, alimentos, detergentes, cigarros puros, champús y piezas de acero figuraban entre los artículos falsificados valorados en casi 60 millones de USD que se decomisaron en una operación llevada a cabo durante dos semanas en distintos puntos del continente americano y el Caribe.

En el curso de la operación, bautizada con el nombre de MAYA II y coordinada por la unidad de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos y la Falsificación, se efectuaron más de 2 000 intervenciones en lugares estratégicos como mercados, puestos de control fronterizo y tiendas de 19 países y territorios. Las intervenciones corrieron a cargo de las fuerzas policiales, los servicios de aduanas, diversos investigadores y unidades especializadas en delitos contra la propiedad intelectual.

Las investigaciones realizadas por las autoridades nacionales condujeron a la identificación y desarticulación de varias redes de delincuencia organizada, así como de negocios enteros dedicados a la venta de artículos falsos. En El Salvador, la policía detuvo a una persona vinculada a uno de los delincuentes "más buscados" que estaba implicado en el tráfico de productos ilícitos.

La policía de Costa Rica desmanteló toda una red dedicada a la venta de artículos falsos de seguridad en el trabajo, entre ellos máscaras y filtros de aire, y, en Colombia, los agentes decomisaron más de 1 600 botellas de pesticida tras descubrir a una banda que pretendía venderlas a agricultores.

En la República Dominicana, donde la deforestación es un problema creciente, las autoridades se incautaron de más de 100 sacos de carbón vegetal en la frontera con Haití, además de descubrir y cerrar dos fábricas ilegales que producían detergente para la ropa.

Asimismo, en un centro comercial de Santo Domingo se descubrió que, a raíz de la infiltración de redes de delincuencia organizada en la cadena de suministro, se vendían artículos falsificados junto con otros auténticos. Las autoridades del país también cerraron una destilería clandestina, y los análisis a los que se sometió el alcohol decomisado en el curso de las redadas revelaron que contenía aditivos potencialmente mortales.

“La participación de la República Dominicana en la operación MAYA II, a través de la OCN de Santo Domingo, pone de relieve nuestra firme voluntad de combatir todas las formas de delincuencia transnacional y proteger a los ciudadanos y a la sociedad para construir un mundo más seguro”, declaró el Mayor General Manuel Elpidio Castro Castillo, Jefe de la Policía Nacional de la República Dominicana.

La policía cubana, que participaba por primera vez en una operación contra los productos falsos, decomisó cientos de cajas falsificadas que iban a ser rellenadas con unos cigarros puros de marca también falsos.

Entre las mercancías falsas decomisadas cabe citar asimismo las siguientes:

  • ­miras telescópicas para arma de fuego incautadas en Canadá;
  • ­artículos eléctricos decomisados en Trinidad y Tobago;
  • ­mandos para videojuegos aprehendidos en México;
  • pantalones vaqueros y camisetas incautados en Curazao.

El tráfico ilícito de combustible volvió a ser uno de los delitos más frecuentes. En tan solo una operación llevada a cabo por la policía colombiana en las proximidades de la frontera venezolana, los agentes decomisaron
19 camiones que transportaban cerca de 318 000 litros de combustible de contrabando, además de 70 000 USD en efectivo y tres armas de fuego.

“Los resultados de la operación MAYA II son buena muestra de los esfuerzos que se están llevando a cabo para combatir las actividades delictivas transnacionales que generan la falsificación, fenómeno que afecta a las marcas registradas y a los titulares de derechos en una amplia gama de mercancías, como el alcohol, el tabaco y muchas otras”, señaló el Mayor General Rodolfo Palomino López, Director General de la Policía Nacional de Colombia.

“El éxito de esta operación es fruto de la dedicación y la entrega de los países participantes, especialmente los que intervinieron por primera vez en estas acciones dirigidas contra objetivos específicos”, afirmó Michael Ellis, jefe de la unidad de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos y la Falsificación.

“Los resultados muestran la magnitud del reto al que se enfrentan todos los países en su lucha contra la proliferación de productos falsificados e ilícitos, e INTERPOL seguirá respaldando sus esfuerzos encaminados a desarticular estas redes y a poner a los implicados en manos de la justicia”, añadió Michael Ellis.

A lo largo de la operación, que contó con el apoyo del Consejo del Caribe para la Aplicación de las Leyes Aduaneras (CCALA), el programa de la ONUDD para el control de contenedores y la Oficina Regional de INTERPOL en San Salvador, los países participantes pudieron comprobar datos cotejándolos con los que figuran en las bases de datos policiales de INTERPOL, a través de la red mundial de comunicación policial protegida (I-24/7) de esta organización internacional, así como intercambiar información por medio de CENcomm, el instrumento de comunicación de la Organización Mundial de Aduanas.

Países y territorios que participaron en la operación MAYA II (del 15 al 31 de marzo): Antigua y Barbuda, Aruba, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curazao, El Salvador, Estados Unidos, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, y Venezuela.