All news
|
Print
29 mayo 2015

El jefe de INTERPOL afirma que el peligro sin precedentes planteado por los combatientes terroristas extranjeros requiere una respuesta mundial

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas insta a los países miembros a que recurran más a INTERPOL


NACIONES UNIDAS, Nueva York – El Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, declaró en una reunión ministerial del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre combatientes terroristas extranjeros que los países necesitan “intercambiar aún más información y de mejor manera”.

El jefe de INTERPOL señaló en esta reunión de alto nivel que cada vez más países son conscientes de que el intercambio de información por conducto de esta organización policial mundial no representa un riesgo, sino una oportunidad, ya que permite vigilar más de cerca este peligro a medida que va evolucionando.

“La mayor presión ejercida para restringir los movimientos de los combatientes terroristas extranjeros está dando lugar a cambios de tácticas”, explicó el Secretario General de INTERPOL, y añadió que su organización prevé que los “viajes discontinuos”, es decir, cuando las personas se desplazan por distintos países por etapas no consecutivas antes de llegar a su destino definitivo, serán un fenómeno cada vez más frecuente, y a la par se registrará un aumento de las redes destinadas a facilitar los viajes frente a la organización de estos por cuenta propia.

Jürgen Stock destacó que entre otras nuevas pautas cabe citar el creciente número de personas reclutadas, en especial procedentes de Europa, que tienen antecedentes penales, y el papel activo que desempeñan algunos sospechosos de terrorismo a escala nacional a quienes se ha impedido viajar a otros países.

Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, afirmó que los países miembros deben estrechar la cooperación y mejorar el intercambio de información, crear controles eficaces en las fronteras y consolidar sus sistemas de justicia penal, respetando el estado de derecho y los derechos humanos.

La Presidenta del Comité 1373 de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, Raimonda Murmokaité, Embajadora de Lituania, organizó esta reunión informativa en el marco de la presidencia de su país en el Consejo de Seguridad y declaró que entre las prioridades del citado comité figura el intercambio centralizado y coordinado de información policial a escala nacional.

Jürgen Stock hizo hincapié en el alcance mundial único de INTERPOL por lo que toca a la coordinación de las fuerzas del orden, y puso de relieve la capacidad de sus 190 países miembros para escoger con quién desean intercambiar la información.

Añadió que las intervenciones que los países miembros de INTERPOL han llevado a cabo con buenos resultados siempre incorporaban dos elementos clave para el éxito: el intercambio protegido de información sobre combatientes extranjeros por conducto de esta organización y el acceso a esos datos por parte de los agentes que trabajan en primera línea.

“La facilidad, la rapidez y el modo en que los combatientes terroristas extranjeros confluyen en Siria e Irak ponen de manifiesto que se trata de un riesgo sin precedentes prácticamente desde su origen”, indicó Jürgen Stock.

“La retención de datos en cualquier región pone en peligro al resto del mundo. La información policial también atraviesa fronteras, pero lo hace mucho más despacio que los combatientes terroristas extranjeros”, añadió.

Asimismo, indicó que si se recibiese el apoyo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para movilizar recursos de los países miembros, podría dotarse a todos los principales puestos fronterizos situados en torno a la zona de conflicto de las capacidades necesarias para efectuar controles sistemáticos.

“INTERPOL está dispuesta a actuar, junto con sus socios, para que esta expectativa se haga realidad”, concluyó.

En una declaración presidencial del Consejo de Seguridad, formulada al final de esta reunión, se insta a los países miembros a incrementar la comunicación de información a INTERPOL y la utilización de las bases de datos de esta organización para ayudar a detectar, controlar o prevenir el tránsito de combatientes terroristas extranjeros.

El Consejo de Seguridad también ha exhortado a la comunidad internacional a que refuerce las capacidades de INTERPOL y aumente la ayuda a la capacitación a fin de propiciar un mayor uso de su red de comunicación protegida y alimentar en mayor medida su base de datos de sobre documentos de viaje robados y perdidos.