All news
|
Print
19 mayo 2015

Reunión de INTERPOL en Bucarest para marcar el rumbo de la seguridad europea

BUCAREST (Rumania) – Altos mandos policiales de toda Europa se han reunido en Bucarest con motivo de la
43ª Conferencia Regional Europea de INTERPOL para mejorar las respuestas regionales ante las amenazas más apremiantes que se plantean a la seguridad mundial.

En estos momentos en que las redes de delincuencia organizada transnacional aprovechan cada vez más las fronteras físicas permeables y la ausencia de fronteras virtuales en el ciberespacio, esta conferencia de tres días de duración (del 19 al 21 de mayo) se centrará en el desarrollo de estrategias regionales encaminadas a frenar estos problemas de seguridad incipientes.

Unos 150 participantes de 52 países y 13 organizaciones internacionales pasarán revista a una amplia variedad de temas que afectan a la región europea, entre ellos la seguridad fronteriza, la trata de personas, la ciberdelincuencia, el terrorismo y los combatientes extranjeros, así como la delincuencia financiera.

Gabriel Oprea, Viceprimer Ministro y Ministro del Interior de Rumania, declaró que su país, que fue uno de los países fundadores de INTERPOL, se esfuerza por hacer pleno uso de las herramientas, la red y los servicios mundiales de INTERPOL para mejorar la seguridad en toda Europa.

"Con sus 190 países miembros, INTERPOL ha crecido y se ha convertido en un valioso aliado en la lucha contra la delincuencia internacional organizada. Que la lucha sea fructífera depende de la cooperación operativa entre todos los países miembros”, afirmó.

El Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, indicó que los hechos ocurridos recientemente en el mundo, empezando por los atentados de París cometidos en enero y siguiendo por otros atentados perpetrados en otras partes del mundo, han alterado el panorama de la seguridad y han puesto de manifiesto la necesidad de que los gobernantes de todo el planeta apoyen a las fuerzas del orden, tanto dentro de sus territorios nacionales como a nivel internacional.

“Para reforzar la respuesta a esta escalada de la amenaza, los países de todo el mundo han revisado la arquitectura mundial de la seguridad. Y han reconocido que INTERPOL es una parte importante de ella”, señaló el dirigente máximo de INTERPOL.

El terrorismo está ocupando un lugar cada vez más destacado en el ámbito de la seguridad mundial, por lo que el papel fundamental que INTERPOL desempeña para ayudar a los países miembros en su esfuerzo por limitar la financiación del terrorismo e impedir que los combatientes extranjeros viajen a las zonas de conflicto ha sido reconocido por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Jürgen Stock animó a los países a que intercambien más información a través de las bases de datos policiales de INTERPOL, lo que les ayudará a proteger sus fronteras frente a diversas amenazas.

“Ya se trate de delincuencia organizada, como la que propicia la inmigración clandestina transfronteriza, de los delitos que se cometen en el ciberespacio, o del peligro que suponen los combatientes extranjeros, el intercambio de información es importante en todos y cada uno de los casos. Todas las herramientas internacionales, así como los recursos, los procedimientos y los mecanismos de alcance mundial pueden perder su eficacia si desde el principio no se cuenta con la información necesaria”, aseguró.

El nuevo Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación (CMII), sito en Singapur, está ayudando a guiar la labor internacional contra la ciberdelincuencia, y un ejemplo de ello son las recientes investigaciones llevadas a cabo por especialistas informáticos del CMII, que permitieron detectar un peligro que afecta al mismo ADN de las monedas virtuales y que podría llevar a la integración en ellas de un programa malicioso u otros datos ilegales, como imágenes de abusos sexuales de menores.

Los participantes en esta conferencia estudiarán la adopción de una serie de medidas encaminadas a facilitar la cooperación policial transfronteriza en Europa, a mejorar la colaboración interregional para desmantelar las redes de combatientes terroristas extranjeros y a promover el uso generalizado de las herramientas y los servicios que ofrece el CMII para combatir la ciberdelincuencia en todas sus formas.