All news
|
Print
13 mayo 2015

Una nueva notificación de INTERPOL podría ofrecer un canal de comunicación mundial centrado en los activos de origen delictivo

BERLÍN (Alemania) – La elaboración de nuevos instrumentos operativos destinados a ayudar a las fuerzas del orden a localizar y recuperar los activos procedentes de actividades delictivas fue el tema central de la reunión del Grupo de Trabajo de INTERPOL de Expertos en Identificación, Localización y Embargo de Activos.

A lo largo de esta tercera y última reunión, el Grupo formuló varias recomendaciones, entre ellas la de crear una nueva notificación de INTERPOL, dirigida contra los activos de origen delictivo. En caso de que la Asamblea General lo apruebe, se iniciará un proyecto piloto con miras a poner en marcha la nueva notificación, cuya finalidad sería ayudar a los países miembros a localizar e identificar los activos, obtener información sobre ellos, someterlos a vigilancia y proceder a su embargo, incautación o decomiso.

El Grupo recomendó asimismo que INTERPOL elaborase otros instrumentos operativos: un fichero de análisis y una base de datos para la coordinación de casos sobre recuperación de activos. Tales instrumentos podrían aportar valor añadido a las investigaciones destinadas al rastreo de activos que abarquen varias jurisdicciones, y facilitar el intercambio de información en tiempo real en este tipo de casos, a menudo complejos, incluidos los que impliquen la creación de equipos de investigación conjuntos.

El Grupo fue informado de la investigación que se está llevando a cabo en el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, sito en Singapur, en relación con las criptomonedas, el objetivo de la cual es crear técnicas que permitan a las fuerzas del orden rastrear los pagos con monedas virtuales vinculados a actividades delictivas y ver a cuáles de estas actividades pueden atribuirse.

La reunión, de dos días de duración (11 y 12 de mayo) y organizada por INTERPOL en cooperación con la Policía Federal de Alemania (Bundeskriminalamt, BKA), congregó a 130 expertos procedentes de 43 países y ocho organizaciones y redes operativas internacionales, entre ellas la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la Corte Penal Internacional, el Banco Mundial, la red CARIN y el Egmont Group.

Emily Haber, Secretaria de Estado del Ministerio Federal del Interior de Alemania, declaró lo siguiente: “La recuperación de activos de origen delictivo es un elemento central de la lucha contra la delincuencia organizada. Esta forma de delincuencia trasciende las fronteras nacionales, por lo que la recuperación de tales activos exige la acción concertada de la comunidad internacional”.

El Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, afirmó que, aunque la consolidación de los marcos jurídicos y la elaboración de nuevas iniciativas destinadas a la recuperación de haberes ilícitos habían dado lugar a cambios positivos, también habían mostrado los límites del rastreo y la recuperación de activos en todo el mundo.

“La expresión “seguir el dinero” es la divisa en la que se basan los organismos encargados de la aplicación de la ley para localizar a los delincuentes”, declaró el Secretario General. Y añadió que “este es el ámbito en el que INTERPOL puede desempeñar un papel central, velando por que nuestros 190 países miembros dispongan de los instrumentos que necesitan para llevar a cabo investigaciones y, lo que es más importante, identificar, localizar y embargar los activos procedentes de actividades delictivas”.

El Vicepresidente de la BKA, Peter Henzler, también subrayó la necesidad de que las fuerzas del orden cooperen entre sí a escala internacional.

“Los organismos del ámbito de la Unión Europea encargados de la recuperación de activos han realizado extraordinarios avances en el área de la cooperación transfronteriza. A este respecto, considero muy positiva la iniciativa de INTERPOL encaminada igualmente a mejorar la cooperación mundial a fin de localizar y embargar los beneficios ilícitos. Solo así se podrá privar a los delincuentes de todo el mundo de lo que más les importa: sus activos procedentes de actividades delictivas”, señaló Henzler.

La reunión del grupo de trabajo, que se celebró en la sede del Ministerio alemán de Asuntos Exteriores, sita en Berlín, estuvo dirigida por el Embajador Eugenio María Curia, en calidad de Presidente, y por Joël Sollier, Asesor Jurídico de INTERPOL. A ella asistieron dos vocales por Europa del Comité Ejecutivo de INTERPOL: Filippo Dispenza –asimismo Vicepresidente de la reunión– y Alexander Prokopchuk.

Habida cuenta de que, según diversos estudios, menos del 10% de todas las ganancias procedentes de actividades delictivas se acaba recuperando, uno de los objetivos fundamentales de la creación del Grupo de Trabajo de Expertos era aumentar el número de activos procedentes de actividades delictivas que son incautados, decomisados para beneficio de la sociedad o devueltos a sus propietarios originales.