All news
|
Print
04 mayo 2015

INTERPOL publica un aviso a escala mundial sobre una sustancia dietética ilícita potencialmente mortal

LYON (Francia) – INTERPOL ha publicado una alerta mundial sobre el 2,4-dinitrofenol (DNP), una sustancia ilícita y potencialmente mortal utilizada como complemento dietético y para aumentar la masa muscular.

El aviso, una notificación naranja, se publicó después de que una mujer muriera en el Reino Unido y un ciudadano francés quedara gravemente enfermo tras consumir la sustancia, que también se utiliza como materia prima para la fabricación de explosivos.

En el marco de su proyecto contra el dopaje, INTERPOL colaboró con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y recibió información adicional de esta, después de que uno de los laboratorios acreditados por la AMA recibiera una muestra de la sustancia a raíz de un decomiso practicado en Australia.

La alerta, publicada a petición de la Oficina central para la protección del medio ambiente y la salud pública (OCLAESP, por sus siglas en francés), dependiente del Ministerio del Interior de Francia, se ha difundido entre las fuerzas del orden de los 190 países miembros de INTERPOL. Asimismo, se ha difundido una versión pública de la misma, para contribuir a la toma de conciencia sobre el problema.

Aunque suele venderse en forma de polvo amarillo o en cápsulas, el DNP también existe en forma de crema. Además de los peligros intrínsecos que conlleva, los riesgos vinculados a su consumo se ven agravados por las condiciones ilícitas de su fabricación.

Además de producir la sustancia en laboratorios clandestinos, carentes de las necesarias normas de higiene y de los conocimientos especializados para su fabricación, los productores exponen asimismo a los consumidores a unas mayores posibilidades de sobredosis.

En la década de 1930 el DNP se utilizó para acelerar el metabolismo y fomentar la pérdida de peso, pero acabó retirándose de la circulación como consecuencia del fallecimiento de varias personas.

“Apreciamos mucho que INTERPOL haya publicado este aviso mundial sobre el DNP. Este es un perfecto ejemplo de hasta qué punto es fundamental que las fuerzas del orden y las organizaciones antidopaje sigan aumentando sus relaciones, con miras a impedir que sustancias peligrosas y potencialmente mortíferas, como el DNP, lleguen a manos de deportistas”, declaró el Director General de la AMA, David Howman.

En el marco de sus estrechos vínculos con la AMA, y en cooperación con funcionarios especializados de los organismos policiales y los servicios de aduanas nacionales, la unidad antidopaje de INTERPOL se ocupa de combatir tanto el dopaje de los deportistas de alto nivel como la producción y el suministro al mercado negro de sustancias prohibidas destinadas a mejorar el rendimiento.

Cada año INTERPOL coordina la operación PANGEA, una semana de acción internacional destinada a luchar contra la venta por Internet de medicamentos falsificados e ilícitos y a poner de relieve los peligros que entraña la compra de fármacos en línea.

Las actividades esenciales de esta operación, que permite aunar los esfuerzos de los servicios de aduanas, los organismos reguladores en materia de salud, los cuerpos nacionales de policía y el sector privado de países de todas las regiones del mundo, van dirigidas contra los tres componentes principales utilizados en los sitios web ilegales para llevar a cabo sus transacciones: el proveedor de servicios de Internet, los sistemas de pago y el servicio de entrega.