All news
|
Print
14 abril 2015

La tecnología de Microsoft impulsa la labor mundial de identificación -a través de INTERPOL- de niños víctimas de abusos

SINGAPUR – INTERPOL va a integrar la tecnología PhotoDNA de Microsoft en su base de datos internacional sobre explotación sexual de niños (ICSE) en el marco de la labor que la organización policial mundial lleva a cabo para identificar a los menores víctimas de abusos en todo el mundo.

La tecnología PhotoDNA detecta las características distintivas de una imagen digital y genera una firma única, también denominada “hash”. Este valor hash se puede comparar posteriormente con los de otras imágenes, con el fin de encontrar firmas coincidentes de manera eficaz y fidedigna. La herramienta PhotoDNA se diferencia de otros sistemas de cálculo de algoritmos hash en que es capaz de identificar las imágenes incluso cuando han sido modificadas, lo que hace posible obtener muchos más resultados positivos que con un hash clásico.

Las firmas generadas por PhotoDNA, obtenidas a partir de la información presente en la base de datos ICSE, junto con las firmas específicas creadas por otros algoritmos “hashing”, servirán para que los países miembros puedan cotejar las imágenes de sus archivos en busca de posibles coincidencias.

“Es esencial que todo el material sobre explotación y abuso de menores se analice de manera tan minuciosa y eficaz como sea posible, a fin de ayudar a identificar y rescatar a las víctimas cuanto antes”, señaló Mick Moran, Subdirector de Trata de Personas y Explotación Infantil de INTERPOL.

“Asimismo es esencial evitar la duplicación de esfuerzos para que los funcionarios no empleen su precioso tiempo en tratar de identificar a una víctima que ya puede haber sido rescatada. La integración de PhotoDNA en la base de datos ICSE ayudará a nuestros países miembros a resolver estos problemas”, añadió Mick Moran. Investigadores especializados de 46 países y de Europol cuentan actualmente con un acceso directo a la base de datos ICSE, y expertos de otros 25 países están en vías de obtenerlo.

“El problema de la comercialización de imágenes de abusos sexuales a menores, y la victimización repetida de aquellos cuyas fotografías siguen circulando por Internet, es muy preocupante. La herramienta PhotoDNA, capaz de identificar las peores imágenes posibles, incluso cuando estas han sido alteradas, puede ayudar a resolver este problema”, señaló Courtney Gregoire, fiscal sénior de la unidad de delitos digitales de Microsoft.

“La donación de la tecnología PhotoDNA por parte de Microsoft es un ejemplo más de que la colaboración entre los sectores público y privado genera un valor añadido, que en este caso ayudará a rescatar a niños víctimas de abusos sexuales. INTERPOL seguirá trabajando con sus socios para combatir este tipo de delitos, que evoluciona constantemente”, afirmó Glyn Lewis, Director de Delincuencia Especializada y Análisis de INTERPOL.

PhotoDNA también estará disponible en tanto que lista de firmas en el marco del proyecto BASELINE de INTERPOL, cuyo objetivo es facultar a la industria y a los administradores de redes para que detecten y señalen el material sobre abusos sexuales a menores, así como para que lo eliminen de sus redes.

Este proyecto, actualmente en su fase piloto, permite a las empresas del sector cotejar firmas de imágenes alojadas en sus redes con las extraídas de algunas de las imágenes más duras contenidas en la base de datos ICSE.

La base de datos ICSE, accesible a los especialistas en identificación de víctimas a través del sistema mundial de comunicación policial de INTERPOL (I-24/7), utiliza un complejo programa de comparación de imágenes que permite establecer relaciones entre víctimas y lugares. A finales de marzo de 2015, la base de datos había ayudado a identificar a más de 6 300 niños víctimas de abusos sexuales y a detener a más de 3 200 pederastas.