All news
|
Print
03 marzo 2015

INTERPOL promueve una acción global en el Día Mundial de la Naturaleza

INTERPOL respalda la celebración del Día Mundial de la Naturaleza, en una muestra más del apoyo que presta a las fuerzas del orden de todo el planeta para promover la seguridad medioambiental.

Bajo el lema “Tomemos en serio los delitos contra la vida silvestre", el Día Mundial de la Naturaleza de 2015 tiene por objetivo concienciar sobre el papel positivo que también pueden desempeñar las sociedades civiles de los países para contribuir a frenar este tráfico ilegal, que a menudo está vinculado a otras formas de delincuencia, entre ellas la corrupción y el narcotráfico.

La unidad de Seguridad Medioambiental de INTERPOL colabora con los 190 países miembros para conservar los recursos naturales del planeta y protegerlos de su explotación por los delincuentes.

“Las redes delictivas responsables de los delitos contra la flora y fauna silvestres obtienen cuantiosos beneficios ilícitos, pese a que sus actividades perjudican al medio ambiente y a las economías de los países afectados. En última instancia, todos salimos perdiendo pues se ocasiona un daño irreparable a especies emblemáticas de flora y fauna silvestres y a la biodiversidad”, ha señalado Glyn Lewis, Director de Delincuencia Especializada y Análisis de INTERPOL.

“Para combatir con eficacia la delincuencia contra el medio ambiente es necesario un esfuerzo colectivo, y el Día Mundial de la Naturaleza nos brinda la oportunidad de mostrar que en esta lucha estamos unidos”, añadió Glyn Lewis.

En su calidad de miembro del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre, integrado por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), INTERPOL apoya firmemente esta sólida alianza para combatir la delincuencia contra las especies silvestres.

En 2014, INTERPOL coordinó una operación de cinco meses de duración contra el tráfico de tigres y otros grandes felinos en Asia; los 13 países que participaron en ella incautaron cientos de animales y detuvieron a más de 160 personas.

También el año pasado se lanzó la primera operación de INTERPOL contra prófugos autores de delitos contra el medio ambiente, centrada, en particular, en 130 sospechosos buscados por 36 países, por delitos como la pesca ilegal, el tráfico de especies de fauna y flora silvestres, el comercio y el vertido ilícitos de desechos, la tala ilegal y el comercio ilícito de marfil.

La operación INFRA (redadas contra prófugos a escala internacional)-TERRA, coordinada por la unidad de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos, ya ha conducido a varias detenciones de gran repercusión, como la del keniano Feisal Ali, sospechoso de dirigir un grupo delictivo internacional dedicado al contrabando de marfil, y la de Rajkumar Praja, cabecilla de una red especializada en la caza furtiva de rinocerontes en Nepal.

Uno de los objetivos de la campaña de INTERPOL "Turn Back Crime" (Actuemos contra la delincuencia) es sensibilizar a los ciudadanos sobre los vínculos existentes entre la delincuencia organizada y el comercio ilícito de especies silvestres, y animarles a no comprar artículos procedentes de especies amenazadas.

La campaña anima asimismo a los sectores privado y público a aunar sus fuerzas y apoyar activamente las actividades policiales, a fin de constituir una alianza mundial contra la delincuencia organizada.