All news
|
Print
19 febrero 2015

El intercambio de información es un mecanismo eficaz para capturar a los combatientes terroristas extranjeros, declara el jefe de INTERPOL

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos) – El Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock, destacó el papel que un intercambio de información y una gestión fronteriza eficaces pueden desempeñar, a través de la red planetaria de la organización policial mundial, en el ámbito de la lucha contra el peligro mundial que plantean los combatientes terroristas extranjeros.

En un discurso pronunciado en una reunión ministerial organizada en el marco de la Cumbre de la Casa Blanca sobre la Lucha contra el Extremismo Violento, el jefe de INTERPOL declaró que, si bien la amenaza planteada por los combatientes terroristas extranjeros ha alcanzado una magnitud “sin precedentes”, los diez años de experiencia acumulados por INTERPOL en este ámbito muestran que “un intercambio de información protegido y debidamente adaptado es no solo posible, sino también eficaz para afrontar tal amenaza”.

“El intercambio y el análisis de información son unos sólidos mecanismos de primera línea para la captura de los combatientes terroristas extranjeros”, añadió Jürgen Stock.

En relación con el papel de INTERPOL como plataforma de “intercambio de información con los organismos encargados de hacer cumplir la ley de todo el mundo” en el ámbito de la lucha contra los combatientes extranjeros, tal como se la define en la resolución 2178 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Secretario General de la organización policial mundial explicó a los ministros participantes que cerca de 40 países ya han aportado información a INTERPOL sobre más de 1 500 presuntos combatientes o combatientes confirmados, vinculados a Siria o Irak.

INTERPOL ha dado a conocer los análisis resultantes, centrados en los aspectos demográficos, los itinerarios seguidos por los combatientes y las tácticas de apoyo a las medidas represivas pertinentes, y ha publicado avisos –“difusiones” y “notificaciones”– que permiten la búsqueda de personas y, si así se ha solicitado, su detención con miras a su extradición.

Los combatientes extranjeros pueden tratar de viajar con pasaportes anulados, pasaportes robados o perdidos, o simplemente con sus propios documentos de viaje válidos. En los dos primeros casos, la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos puede permitir el acceso a esta información por parte de los funcionarios que trabajan en primera línea. En caso de que se hayan comunicado los datos del pasaporte válido de la persona buscada, las herramientas mundiales de INTERPOL generarán un aviso de resultado positivo.

Los participantes en la reunión ministerial fueron asimismo informados de que, a través de su red de intercambio protegido de información, INTERPOL está dispuesta a colaborar estrechamente con todos los países, a fin de seguir ayudándoles a fortalecer sus líneas de defensa y a utilizar sistemáticamente las bases de datos de la organización policial mundial, así como a aplicar soluciones pragmáticas conjuntas contra los combatientes terroristas extranjeros.