All news
|
Print
15 enero 2015

Nueva Zelanda solicita la publicación de notificaciones moradas de INTERPOL para identificar a organizaciones dedicadas a la pesca ilícita

LYON (Francia) – A petición de Nueva Zelanda, INTERPOL ha publicado varias notificaciones moradas a fin de conseguir información sobre las personas y las organizaciones que dirigen las actividades de pesca ilícita efectuadas por tres barcos en el Océano Antártico.

Las notificaciones moradas, un tipo de aviso que sirve para solicitar o facilitar información sobre modus operandi, objetos, dispositivos o métodos de ocultación utilizados por los delincuentes, se han enviado a los 190 países miembros de INTERPOL.

Entre el 6 y el 13 de enero la Real Patrulla Naval de Nueva Zelanda descubrió los buques –el Yongding, el Kunlun y el Songhua–, cuando estaban sacando unas redes de enmalle cargadas de austromerluza en un área regulada por la Convención sobre la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), que prohíbe tales métodos de pesca.

Los tres pesqueros, que se dedican a actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada y que ya habían sido avistados navegando juntos en diciembre de 2014, han cambiado de nombre y pabellón y modificado otros elementos de identificación en numerosas ocasiones para no ser detectados.

Uno de los barcos, el Songhua, figura en la lista de la CCRVMA sobre barcos que practican la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (lista de barcos INDNR-PNC), en la que fue incluido en 2008 a raíz de una investigación realizada cuando se denominaba Paloma V y estaba vinculado a la empresa Vidal Armadores. Desde entonces, el Songhua ha utilizado al menos ocho nombres diferentes bajo seis pabellones distintos, y en la actualidad es supuestamente propiedad de Eastern Holdings Ltd., al parecer una empresa fantasma con sede en Belice.

Tanto el Yongding, que ha utilizado al menos once nombres y nueve pabellones distintos desde 2001, como el Kunlun, que ha sido visto desde 2006 llevando al menos diez nombres y cinco pabellones diferentes, son supuestamente propiedad de Stanley Management Inc., al parecer una empresa fantasma con sede en Panamá.

“Nueva Zelanda está decidida a aportar su contribución a la protección del Océano Antártico, y seguiremos colaborando con nuestros socios internacionales a fin de adoptar todas las medidas posibles para prevenir la pesca ilegal y enjuiciar a sus autores”, declaró el Ministro de Asuntos Exteriores neozelandés, Murray McCully, al anunciar la decisión de solicitar la publicación de las notificaciones moradas de INTERPOL.

Los métodos empleados por los propietarios del Kunlun, el Songhua y el Yongding para no ser descubiertos por las fuerzas del orden figuran entre los principales modus operandi descritos en el Estudio de INTERPOL sobre los delitos pesqueros en la costa de África Occidental.

En este informe, que se publicará próximamente, se subraya el uso fraudulento de los sistemas de registro de embarcaciones y concesión de licencias en la región de África Occidental y países aledaños, así como la necesidad de mayor transparencia y de procedimientos para poder verificar rápidamente el país al que pertenece una embarcación.