All news
|
Print
15 diciembre 2014

Cerca de 30 toneladas de droga decomisadas en Centroamérica y el Caribe en una operación de INTERPOL

Países miembros y entidades asociadas arremeten contra el tráfico de drogas y armas en una acción colectiva


LYON (Francia) – Más de 27,5 toneladas de drogas decomisadas ha sido el resultado de la operación LIONFISH II, una iniciativa dirigida por INTERPOL contra el tráfico de drogas y de armas ­de fuego en América Central y el Caribe a cargo de grupos de delincuencia organizada. Entre las drogas intervenidas había cocaína, cannabis y heroína; el alijo de cocaína por sí solo tenía un valor de casi 1 300 millones de dólares estadounidenses.

Gracias a la gran coordinación, la intensa labor sobre el terreno y los abundantes recursos proporcionados por 39 países y territorios de todo el continente americano, el Caribe y Europa, esta operación de dos semanas de duración (del 1 al 12 de diciembre) se saldó además con la detención de 422 sospechosos. Se intervinieron asimismo unas 7,6 toneladas de precursores químicos, 100 armas y 2,2 millones de dólares estadounidenses en efectivo.

Dos de las personas detenidas en la República Dominicana y en Perú eran objeto de sendas notificaciones rojas de INTERPOL (avisos internacionales sobre personas buscadas) por presuntos delitos que incluían, respectivamente, el tráfico de armas y el tráfico de drogas.

La operación LIONFISH II se llevó a cabo en el marco del proyecto de INTERPOL denominado FORTALEZA, por el que se ayuda a los países latinoamericanos a luchar contra las organizaciones delictivas más peligrosas y crueles que se dedican al tráfico a gran escala de drogas y armas de fuego, además de otras actividades delictivas.

“El éxito de esta operación dirigida por INTERPOL lo debemos a la gran entrega de los países participantes y a la competencia de los policías de primera línea. Estos agentes se ven con frecuencia en situaciones de peligro cuando tienen que hacer frente a los insidiosos efectos de los grupos delictivos organizados latinoamericanos que actúan en las rutas marinas y en el llamado "corredor de las drogas" de Centroamérica para llevar a cabo sus actividades ilícitas”, afirmó Glyn Lewis, Director de INTERPOL de Delincuencia Especializada y Análisis.

“Los resultados son impresionantes, pero esto no es más que el principio. La investigación prosigue, y se están preparando las pruebas para su presentación ante los tribunales. INTERPOL ayudará a sus países miembros en estas pesquisas internacionales, que aún no han terminado”, añadió.

La operación LIONFISH II, que ha contado con apoyo financiero del Ministerio francés del Interior, ha sido organizada conjuntamente por la Secretaría General de INTERPOL, que se encuentra en Lyon (Francia), el servicio francés encargado de la cooperación policial internacional, y la agencia francesa OCRTIS (Office Central pour la Répression du Traffic Illicite des Stupéfiants).

Las unidades de INTERPOL han proporcionado coordinación sobre el terreno, mientras que la Oficina Regional de esta organización internacional en El Salvador y la oficina de la agencia OCRTIS en Martinica han facilitado apoyo en tiempo real para intercambiar información y realizar comprobaciones en las bases de datos mundiales de INTERPOL.

Jean-Jacques Colombi,commissaire divisionnairede policía destacado en la oficina Central Nacional de INTERPOL en París, señaló que Francia ha desempeñado un papel protagonista en la operación LIONFISH II porque la desarticulación del tráfico de drogas y de armas protege no solo a los países de tránsito, sino también a los de destino que se encuentran en Europa.

“La unidad de coordinación operativa de OCRTIS en el Caribe sirve para reforzar la cooperación regional entre las fuerzas del orden para luchar contra la delincuencia organizada. El empleo de las herramientas punteras de INTERPOL y de su excepcional red de comunicación ha reforzado la capacidad de los países caribeños participantes en la operación para cooperar, lo que ha permitido aprehender grandes cantidades de drogas y detener a destacados dirigentes de las organizaciones delictivas", declaró Colombi.

La operación fue llevada a cabo junto con el Consejo del Caribe para la Aplicación de las Leyes Aduaneras (CCALA) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), y con el apoyo de Europol, que efectuó comprobaciones adicionales en su bases de datos, del Centro de Análisis y Operaciones contra el Tráfico Marítimo de Estupefacientes (MAOC-N), y de los servicios franceses de guardacostas y aduanas.

“El CCALA se alegra de haber trabajado con INTERPOL y la OMA en la operación LIONFISH II. Durante dos semanas la comunidad de organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el continente americano se ha embarcado con sus aliados europeos en una acción conjunta contra la delincuencia transnacional, lo que ha dado unos resultados fantásticos. De ello se desprende claramente que cuando trabajamos juntos todos, administraciones, aduanas, policías, ejércitos, centros de información y personas de buena voluntad, queda asegurado un éxito fulgurante”, afirmó Paul Hilaire, Secretario Permanente del CCALA.

Saúl Hernández Laínez, jefe de la Oficina Regional de INTERPOL en El Salvador, indicó: “La operación
LIONFISH II ha vuelto a demostrar la relevancia de la red y las herramientas mundiales de INTERPOL para combatir delitos que afectan a regiones enteras, y el papel esencial de sus oficinas regionales en el suministro de apoyo a los países miembros para luchar contra la delincuencia organizada y el tráfico de drogas”.

A raíz de la operación se desmantelaron unos 50 laboratorios ilícitos que producían sustancias estupefacientes; también la Armada Nacional de Colombia se incautó de un aparato semisumergible empleado por las bandas de narcotraficantes para transportar droga, las autoridades ecuatorianas decomisaron dos aeroplanos ligeros, y la policía peruana destruyó una veintena de pistas de aterrizaje clandestinas construidas en plena selva. Solo en El Salvador se decomisó una tonelada de cocaína.

Han participado en la operación LIONFISH II los siguientes países y territorios: Anguila, Antigua y Barbuda, Aruba, Bahamas, Bélgica, Bermudas, Bolivia, Bonaire, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curazao, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Granada, Guatemala, Honduras, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Italia, Jamaica, Nicaragua, Países Bajos, Panamá, Perú, Reino Unido, San Martín,
San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Turcos y Caicos y Venezuela.