All news
|
Print
21 noviembre 2014

INTERPOL imparte cursos para combatir los delitos forestales en Sudamérica

LIMA (Perú) – INTERPOL ha impartido una serie de cursos en América del Sur para ayudar a las fuerzas del orden de la región a enfrentarse con eficacia a distintos tipos de delitos forestales.

En Lima, un curso de cinco días de duración (del 17 al 21 de noviembre) congregó a 29 representantes de organismos encargados de la aplicación de la ley de 13 países de América Central y del Sur con el objetivo de desarrollar y mejorar las capacidades de investigación para luchar contra los delitos forestales. El curso contó con el apoyo de la Oficina Central Nacional de INTERPOL (OCN) en Lima y se llevó a cabo en el marco del proyecto de esta organización policial mundial denominado LEAF, cuyo propósito es combatir la tala ilegal y los delitos conexos.

“Este curso constituyó un foro único para que los funcionarios policiales procedentes de prácticamente todos los países de América Central y del Sur diesen a conocer sus dificultades y sus logros en la investigación de la tala ilícita y los delitos forestales en la región, y para dotarles de herramientas de INTERPOL que les permitirán mejorar la planificación de las operaciones”, afirmó Luis Octavio Bisso Pun, Jefe de la OCN de Lima.

Añadió que su OCN “está decidida a luchar contra la tala ilícita para ofrecer un mundo mejor a las próximas generaciones”.

Del 10 al 14 de noviembre se había celebrado en Manaos (Brasil) otro curso que tenía por finalidad instruir en la detección de la madera ilícita y promover el intercambio de conocimientos y buenas prácticas entre los 14 países de la región participantes. Este acto, organizado por INTERPOL, la Policía Federal de Brasil, los servicios de aduanas de este país y el instituto brasileño de investigación de la Amazonía, contó con 35 asistentes, que también realizaron ejercicios prácticos de aplicación de la ley.

“El curso ha posibilitado un gran intercambio de experiencias y conocimientos especializados sobre los procedimientos aplicables al comercio internacional de madera tropical en cada país participante. Asimismo, ha dotado a los funcionarios de las fuerzas del orden de la capacidad para detectar la madera tropical, y también para descubrir los delitos más comunes relacionados con las maderas amazónicas más comercializadas en todo el mundo”, declaró Renato Madsen Arruda, jefe adjunto de la división de represión de delitos contra el medio ambiente de la Policía Federal de Brasil.

“Un acto de esta envergadura nos permite debatir sobre las mejores técnicas para prevenir y combatir los delitos contra el medio ambiente, a la vez que pone de manifiesto la función que desempeña INTERPOL ayudando a la policía a combatir las redes de delincuencia organizada transnacional implicadas”, concluyó.

El curso se llevó a cabo gracias al apoyo del Departamento de Estado estadounidense y de la agencia noruega de cooperación para el desarrollo.

Las pruebas recogidas demuestran que a menudo son las redes de delincuencia transnacional las que perpetran los delitos contra el medio ambiente, entre ellos el tráfico de especies silvestres y los delitos forestales. Por ello, INTERPOL seguirá ayudando a sus países miembros a través de programas destinados a combatir los delitos transfronterizos contra el medio ambiente.

Además, prestará asistencia en una operación regional que se llevará a cabo en 2015 contra la explotación ilegal y el tráfico de madera procedente de América Central y del Sur.

A fin de localizar a prófugos buscados por delitos contra el medio ambiente, INTERPOL ha puesto en marcha recientemente la operación INFRA-TERRA, que se centra en 139 personas buscadas por 36 países miembros por delitos como la pesca ilegal, el tráfico de especies de fauna y flora silvestres, el comercio y el vertido ilícitos de desechos, la tala ilegal y el tráfico ilícito de marfil. La organización policial mundial solicita ahora la ayuda de los ciudadanos para que proporcionen información adicional que pueda ayudar a localizar el paradero de nueve de estos prófugos.