All news
|
Print
11 septiembre 2014

Un presunto terrorista buscado por Argelia ha sido encontrado en una cárcel de Malí gracias a verificaciones efectuadas a través de INTERPOL

LYON (Francia) – Un presunto terrorista buscado por Argelia y objeto de una notificación roja de INTERPOL fue hallado en un centro penitenciario de Malí en el que había sido registrado con un nombre falso. Su verdadera identidad se descubrió tras consultar las bases de datos de INTERPOL.

El interesado, un hombre de 25 años que está ahora a la espera de su extradición a Argelia, se encontraba entre las 96 personas detenidas en una operación antiterrorista llevada a cabo en Malí. Un equipo de INTERPOL de gestión de crisis se desplazó a Bamako, a petición de las autoridades malienses, para ayudar a identificar a los reclusos e inspeccionar 13 armas decomisadas, así como varios teléfonos móviles y ordenadores portátiles.

Tras recibir formación sobre la utilización de dispositivos biométricos, los gendarmes malienses tomaron las huellas dactilares de los reclusos, los fotografiaron y escanearon el iris de todos ellos; a continuación enviaron todos estos datos a la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Bamako para que se cotejasen con los registrados en las bases de datos mundiales de INTERPOL.

Las consultas efectuadas en la base de datos de huellas dactilares de INTERPOL revelaron una coincidencia entre las huellas de uno de los reclusos y las de una persona registrada con otro nombre y que era objeto de una notificación roja publicada a petición de Argelia.

A esto hay que añadir los más de 400 gigabytes de datos que se han extraído hasta el momento de los teléfonos y ordenadores portátiles, incluidos los datos de contacto de cerca de 3 000 personas, entre ellas 900 extranjeras. Toda esta información ha sido enviada a las OCN de los países interesados para que continúen la investigación.

El despliegue del equipo de gestión de crisis y la ayuda que se sigue prestando fueron los principal asuntos tratados en la reunión celebrada hoy en la sede de la Secretaría General de INTERPOL entre el Secretario General de la Organización, Ronald Noble, y una delegación maliense encabezada por Karim Keita, Presidente del Comité de Defensa Nacional, Seguridad y Protección Civil de Malí.

“El apoyo proporcionado por el equipo de INTERPOL ha sido fundamental para la identificación de estos reclusos. Y, gracias a la formación recibida, ahora nuestros agentes del orden están capacitados para continuar esta labor”, declaró Karim Keita.

Y añadió: “en Malí seguimos combatiendo con decisión el terrorismo y otras formas de delincuencia, pero no podemos ganar esta batalla solos y, por este motivo, deseamos seguir colaborando con la comunidad mundial de las fuerzas del orden, a través de INTERPOL”.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, señaló que los resultados obtenidos a raíz del despliegue del equipo de gestión de crisis en Malí demuestran la importancia de identificar adecuadamente a los reclusos a fin de poder cotejar la información obtenida con la que figura en las bases de datos de INTERPOL.

“Este caso pone una vez más de relieve un importante vacío de seguridad en la lucha antiterrorista a escala mundial. Si Malí no hubiese solicitado la ayuda de INTERPOL, este presunto terrorista nunca habría sido identificado y hubiera podido continuar planeando y cometiendo atentados terroristas”, afirmó el Secretario General.

“Todavía quedan cientos –por no decir miles– de reclusos en las cárceles de todo el mundo que no han sido identificados como es debido por falta de formación y equipos para efectuar estas tareas básicas”.

“INTERPOL se compromete a ofrecer apoyo a Malí y a cualquier otro país miembro que solicite la ayuda de la Organización para mejorar su labor en materia de seguridad nacional”, concluyó el jefe de INTERPOL.

Hasta la fecha se han publicado 25 notificaciones azules de INTERPOL, a petición de la OCN de Bamako, con objeto de identificar a otros reclusos, y se han registrado en el Sistema de INTERPOL para la Gestión de los Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS) los datos de las armas de fuego decomisadas.

La delegación de Malí estaba compuesta, entre otros, por el Inspector General Hamidou Gogouna Kansaye, Jefe de la Policía Nacional; el Coronel Comandante Mody Berethe, Director General de la Gendarmería; Mahamadou Zoumana Sidibe, Jefe de la OCN de INTERPOL en Bamako; y el Comandante Ibrahima Sanogo, Jefe de la Unidad Antiterrorista.