Back
|
Print

Financiación

La Fundación INTERPOL para un Mundo más Seguro es el punto de convergencia donde organizaciones y personas con metas comunes pueden unirse a INTERPOL y a la comunidad de organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo para afrontar conjuntamente los retos actuales.

El objetivo de INTERPOL es “mayor comunicación policial para un mundo más seguro”, pero su consecución no depende únicamente de la policía; se trata de una responsabilidad común cuyo cumplimiento requiere una alianza mundial entre los gobiernos, las empresas y la sociedad civil.

Objetivos estratégicos

La Fundación se esfuerza por garantizar:

  • Que las sociedades sean dinámicas y sostenibles, no violentas, que vivan en armonía con el medio ambiente, sean capaces de superar conflictos y catástrofes, y sean el fruto de la labor conjunta de los ciudadanos y las fuerzas del orden.
  • Que las empresas sean intachables y prósperas, que operen sin ceder a la corrupción, y permitan a los inversores sostener las economías emergentes en un clima de confianza y a los consumidores tomar decisiones inteligentes.
  • Que los organismos encargados de la aplicación de la ley sean fuertes y estén conectados entre sí y dirigidos por líderes con visión de futuro y capaces de afrontar los nuevos retos que plantea la delincuencia internacional.
  • Que sea posible viajar de forma segura y sin trabas, gracias a empresas que impidan a los delincuentes y terroristas cruzar fronteras, sin obstruir por ello  indebidamente los desplazamientos legales.
  • Que el ciberespacio sea abierto y seguro, facilite la conexión entre personas, familias, empresarios y empresas, y, al mismo tiempo, sea capaz de hacer frente a los peligros que acechan a sus usuarios en línea.

Tratamiento de los problemas fundamentales

A fin de lograr un mundo más seguro y de alcanzar sus objetivos estratégicos, la Fundación debe afrontar los problemas fundamentales que conforman actualmente el panorama de la seguridad mundial. Estos se resumen en cuatro ámbitos principales:

  • Terrorismo
    INTERPOL aspira a establecer una sólida red de servicios policiales conectados cuyo objetivo central es reaccionar inmediatamente para prevenir y combatir las amenazas del terrorismo en todo el mundo.
  • Delincuencia organizada
    Hacer frente a las organizaciones delictivas significa comprender sus objetivos, y conocer las fuentes de recursos que alimentan sus redes ilícitas y, en última instancia, los efectos que tienen en el desarrollo y la seguridad a escala mundial.
  • Capacidad policial
    En un mundo en rápida evolución, en el que las innovaciones pueden, casi de la noche a la mañana, convertir en obsoletas muchas prácticas de investigación, es esencial disponer de herramientas y competencias actualizadas para llevar a cabo el trabajo policial a escala internacional.
  • Estados frágiles
    Los conflictos y catástrofes pueden sumir a un país en un ciclo sin crecimiento y crear el caldo de cultivo para la delincuencia organizada y el terrorismo. Se requiere una experiencia especializada para reconstruir las estructuras de seguridad y el Estado de derecho.

Pasar de las palabras a los hechos

Hay que proteger a los ciudadanos de los delitos tradicionales y virtuales. Para prosperar, las empresas y las familias necesitan una seguridad económica. La Fundación lleva a cabo diversas actividades para combatir algunas de las principales amenazas a las que se enfrentan hoy los ciudadanos.

  • Establecer alianzas con organizaciones cuyo trabajo contribuya a la consecución de los fines de la Fundación.
  • Concienciar a los gobiernos, el sector privado y el público en general sobre los problemas de seguridad actuales y la función de INTERPOL.
  • Desarrollar la capacidad de investigación en los ámbitos de la prevención de la delincuencia y la cooperación internacional en materia penal, y llevar a cabo actividades de formación destinadas a mejorar la capacidad en esas áreas.
  • Lanzar campañas de recaudación de fondos, lo que supone administrar los ingresos que se obtengan y determinar las causas y actividades prioritarias.

El apoyo ofrecido por patrocinadores y benefactores permitirá lanzar iniciativas nuevas e innovadoras de prevención de la delincuencia y concienciación sobre los peligros más importantes que se ciernen sobre el mundo actual.

La Fundación movilizará el apoyo de todos los sectores contra la delincuencia transnacional que amenaza a colectividades de todo el planeta, en particular de ámbitos estratégicos como el mundo empresarial, el ciberespacio, la sociedad y el transporte de viajeros.

En última instancia, ayudará a la comunidad internacional de las fuerzas del orden a hacer del mundo un lugar más seguro.

Base jurídica

La Fundación, que está registrada en Ginebra (Suiza), apoya los programas y actividades de INTERPOL, pero es una entidad independiente desde el punto de vista jurídico y administrativo.
Dotada de un Consejo, su órgano decisorio, así como de un Comité Honorífico y un Auditor, concebirá nuevas iniciativas de seguridad mundial y garantizará la gestión transparente de las donaciones.