All news
|
Print
14 abril 2014

Comienza en Ruanda una reunión de INTERPOL sobre genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad

KIGALI (Ruanda) – Determinar métodos para mejorar la cooperación y el intercambio de información con miras a identificar y enjuiciar a aquellos que siguen eludiendo la acción de la justicia por actos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad es el tema central de una reunión de tres días de duración que se celebra en Kigali.

Bajo el lema “Poner fin a la impunidad”, la 6ª Reunión Internacional de Especialistas en Genocidio, Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad se celebra del 14 al 16 de abril en Ruanda, con el apoyo de la policía nacional de este país, cuando se conmemora en todo el mundo el 20º aniversario del genocidio ruandés.

Pierre Damien Habumuremyi, Primer Ministro de Ruanda, inauguró oficialmente la reunión, que congrega a unos 100 especialistas judiciales y de las fuerzas del orden procedentes de 24 países, además de a representantes de 10 organizaciones internacionales.

“Esta conferencia forma parte de los esfuerzos a escala mundial encaminados a poner en manos de la justicia a los autores de genocidio y de otros crímenes contra la humanidad. Apreciamos el papel fundamental que INTERPOL desempeña para ayudar a localizar y detener a los prófugos que cruzan las fronteras internacionales”, afirmó el Primer Ministro ruandés, quien añadió que la reunión también brindaba la oportunidad de intercambiar conocimientos especializados con miras a prevenir e investigar estos delitos y enjuiciar a sus autores.

La Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi, subrayó que el genocidio no es un delito ordinario, ya que atenta contra todo principio de humanidad y contra las normas internacionales más fundamentales, con la consecuencia de desestabilizar regiones y países.

“La cooperación entre todas las partes interesadas resulta esencial para poder localizar a las personas buscadas por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, y ponerlas en manos de la justicia”, afirmó Mireille Ballestrazzi haciendo referencia a los buenos resultados alcanzados tras la creación en 2004 del proyecto de INTERPOL sobre prófugos ruandeses acusados de genocidio.

Gracias a este proyecto, en la última década la colaboración entre INTERPOL, su Oficina Central Nacional en Kigali, la Fiscalía General de Ruanda y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda ha permitido identificar y detener a 40 personas en 14 países.

“INTERPOL, a través de su unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos y sus herramientas a disposición de las fuerzas del orden, ha sido un aliado fundamental de la Policía de Ruanda para poner a algunos prófugos en manos de la justicia, y animamos a otros países miembros a que sigan este ejemplo y contribuyan a acabar con la impunidad”, declaró Emmanuel Gasana, Inspector General de la Policía Nacional de Ruanda y Vocal por África del Comité Ejecutivo de INTERPOL.

El Secretario General de esta organización policial mundial, Ronald Noble, señaló: “No hay acto ni medida alguna que pueda perdonar a la comunidad internacional su fracaso al proteger al pueblo ruandés o, básicamente, por haber fallado a la humanidad”.

“INTERPOL considera crucial ayudar a poner en manos de la justicia a los autores del genocidio perpetrado en Ruanda en 1994, y por supuesto a todos los responsables de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”.

“No importa que tardemos uno, cinco, diez o cincuenta años, nuestra determinación seguirá siendo la misma hasta el final. Se lo debemos a Ruanda y a su pueblo, y cumpliremos nuestra promesa”, concluyó el Jefe de INTERPOL.

Destacó que no es solo un compromiso con Ruanda, sino también con la comunidad mundial, y anunció que INTERPOL se dispone a crear en la sede de su Secretaría General, sita en Lyon (Francia) una unidad especializada en crímenes de guerra.

Esta unidad se encargará de prestar apoyo a los países miembros en la investigación y el enjuiciamiento de los autores de actos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Esta reunión contó entre sus ponentes principales con Hassan Jallow, Fiscal Jefe del Tribunal Penal Internacional para Ruanda y Fiscal del Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales; Serge Brammertz, Fiscal Jefe del Tribunal Penal Internacional para la Ex Yugoslavia; y Michel de Smedt, Jefe de Investigaciones de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional. Asimismo, los asistentes tuvieron ocasión de ver por vídeo un mensaje de Adama Dieng, Asesor Especial de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio.