All news
|
Print
10 abril 2014

El Papa declara en una conferencia que la trata de personas es una herida abierta en la sociedad

CIUDAD DEL VATICANO – Con ocasión de la Segunda Conferencia contra la Trata de Personas, que congregó a jefes de policía de todo el mundo, el Papa Francisco definió este fenómeno delictivo como “un crimen contra la humanidad” y “una herida abierta en el cuerpo de la sociedad contemporánea”.

Este acto de dos días de duración (9 y 10 de abril), organizado por la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales y celebrado en la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales ha concluido hoy con una declaración de compromiso para “erradicar el flagelo de esta actividad delictiva grave que entraña el abuso de las personas vulnerables”.

“En nuestra reunión de hoy contamos con representantes de las fuerzas del orden, que son las principales responsables de combatir esta trágica realidad mediante una firme aplicación de la ley”, afirmó el Papa Francisco.

Y añadió: “También participan trabajadores sociales y humanitarios, cuya tarea consiste en acoger a las víctimas, darles calor humano y brindarles la posibilidad de rehacer sus vidas. Son dos planteamientos distintos, pero pueden y deben ir juntos”.

En su discurso pronunciado en la jornada inaugural de la conferencia, el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró: “Somos aliados en la lucha mundial para proteger la vida y la dignidad humanas”.

“Esta conferencia nos ha aportado un ímpetu renovado para unir nuestros esfuerzos con miras a combatir la trata de personas y rescatar a las víctimas de esta forma de esclavitud moderna”, señaló el Secretario General.

La sensibilización del público es una parte fundamental para prevenir estos delitos. En este sentido, Ronald Noble anunció la próxima campaña de concienciación mundial de INTERPOL, denominada Turn Back Crime (acabemos con la delincuencia), cuyo objetivo es sensibilizar a la sociedad sobre el modo en que la delincuencia organizada se introduce en nuestra vida cotidiana.

En este viaje oficial de Ronald Noble, el Cardenal Giuseppe Bertello, Presidente del Gobernatorado del Estado de la Ciudad del Vaticano, le hizo entrega del título de Caballero Papal.

El Jefe de INTERPOL fue nombrado Comendador y Caballero y condecorado con la estrella la Pontificia Orden Ecuestre de San Gregorio Magno, una de las cinco órdenes de caballería de la Santa Sede, distinción que el Papa otorga por destacados servicios prestados a la sociedad.