All news
|
Print
14 febrero 2014

La visita del Jefe de INTERPOL a Liberia se centra en impulsar la cooperación de las fuerzas del orden

El Secretario General finaliza su viaje oficial a África Occidental para estudiar los retos en materia de seguridad


MONROVIA (Liberia) – En su primera visita a Liberia, el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, se ha entrevistado con altos cargos del Ministerio de Justicia y del Cuerpo Nacional de Policía con el objetivo de determinar los ámbitos en los que cabe mejorar la cooperación para combatir la delincuencia organizada transnacional.

En su reunión con la Ministra de Justicia en funciones, Wheatonia Dixon-Barnes, y el Director General de la Policía, Clarence Massaquoi, el Jefe de INTERPOL destacó la importancia de ampliar el acceso a las herramientas, los servicios, la formación y la infraestructura de apoyo operativo de ámbito mundial que dicha organización ofrece a los funcionarios de policía que trabajan sobre el terreno. Asimismo, Ronald Noble visitó al personal de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Monrovia.

“Los organismos encargados de la aplicación de la ley de África Occidental se enfrentan a numerosos retos, que van desde el tráfico de drogas hasta los delitos contra el medio ambiente, pasando por la trata de personas y la piratería marítima. Para combatir eficazmente estos delitos transnacionales en Liberia y en otros países es necesaria una mayor colaboración a escala regional y mundial mediante el uso de las herramientas y los servicios únicos que INTERPOL proporciona”, señaló el Secretario General de esta organización.

A este respecto, elogió a las autoridades de Liberia por haber solicitado, a principios de este mes, el despliegue de una unidad de gestión de crisis, integrada por varios países y dirigida por INTERPOL, para ayudar a realizar en Ghana una investigación sobre el lugar de los hechos a bordo del petrolero Kerala, con bandera de Liberia, que fue secuestrado en Angola en enero.

Liberia es uno de los cuatro Estados que han firmado la Declaración de Washington, por la que se comprometen a seguir colaborando con el Grupo de Contacto sobre la Piratería frente a las Costas de Somalia (CGPCS) y otras entidades asociadas para luchar contra este fenómeno.

El país también participa en la Iniciativa para la Costa Occidental de África (WACI), creada para hacer frente al tráfico ilícito y  la delincuencia organizada en esta región. Este proyecto conjunto de las Naciones Unidas e INTERPOL se puso en marcha en 2009 para apoyar el plan de acción regional de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) destinado a combatir el creciente problema del tráfico ilícito y el consumo de drogas, así como la delincuencia organizada en esta región.

Ante el peligro que plantean en esta zona los delitos contra el medio ambiente, en 2013 Liberia participó en la operación WENDI, dirigida por INTERPOL, que tuvo lugar en cinco países de África Central y Occidental para combatir a las organizaciones delictivas implicadas en el tráfico ilícito de marfil. Esta operación se saldó con la detención de casi 70 personas y el decomiso de unos 4.000 productos de marfil y 50 colmillos de elefante, además de armas y dinero en efectivo.

Liberia es también uno de los 67 países miembros de la organización policial mundial que han reconocido oficialmente el documento de viaje de INTERPOL. En este sentido, Ronald Noble añadió: “Liberia ha demostrado su compromiso con la cooperación mundial de las fuerzas del orden. El tratamiento adecuado de las actuales e incipientes amenazas en el ámbito delictivo requiere soluciones comunes, entre las que hay que incluir el acceso de los funcionarios liberianos que trabajan sobre el terreno a la formación y al apoyo cruciales que necesitan a través de INTERPOL”.

La visita de Ronald Noble a Liberia clausuró su viaje oficial de cinco días a África Occidental, y viene a demostrar su empeño por conocer de primera mano las necesidades de los países miembros y determinar el modo en que su organización puede contribuir a la seguridad de los ciudadanos de cada uno de ellos.